Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
2 6 07 EN PORTADA La ostra perlera de labio negro (Pinctada Margaritifera) vive en lagunas polinésicas Pasados 18 meses de la introducción del núcleo, se comprueba el grosor de la perla Las granjas cultivadoras de perlas se sitúan en pequeños motus o islotes de la Polinesia, donde, desde hace veinte años, han proliferado por doquier Perla negra La joya de Tahití (Viene de la página anterior) esas misteriosas perlas que inundan los escaparates de las mejores joyerías del mundo. Objeto de deseo de las mujeres- -también de algunos hombres- -más exquisitas y glamourosas del mundo, no en vano las perlas de Tahití fueron el tesoro secreto de las islas de coral, considerado como un símbolo de realeza. Ayudar a la naturaleza Lo curioso del caso es que en apenas dos décadas ha florecido una industria, la perlicultura en piscifactoría, que ha hecho variar la balanza económica de esas pequeñas y paradisíacas islas de la Polinesia. Fruto de una combinación animal- mineral, que no necesita ningún moldeado o retoque especial, por sí misma la perla negra es de una belleza natural asombrosa, que luego las expertas y finas manos de los joyeros realzan aun más. Mezcladas con diamantes o con otras piedras preciosas, con telas o materiales contemporáneos (cintas de seda, cuero o caucho) la perla cultivada de Ta- Su cultivo es similar al del mejillón Cuando las ostras llegan a la edad adulta (3 años) las perlas son abiertas ligeramente para introducirles un núcleo que, con el tiempo, se cubre de nácar de color oscuro hití ha pasado, desde hace cinco años, a formar parte de la alta joyería y a ser un complemento- icono de la alta costura, estrictamente accesible a las gentes con alto poder económico debido a su elevado precio. ¿Dónde reside la belleza de la perla negra y por qué tiene esa gama de colores oscuros? Cada perla es un misterio, como lo es también su forma o su color, pero el origen científico de este encanto hay que buscarlo en la ostra perlera de labio negro llamada Pinctada Margaritifera Es una ostra con nombre de trabalenguas que sólo vive en las cálidas aguas de Polinesia, y es la única variedad del mundo que produce una perla de color a la que la naturaleza se encarga de darle tonos más o menos grisáceos o negros con matices diversos. Las perlas negras son hoy la última tendencia en joyería. Basta echar un vistazo a los escaparates de lujo de medio mundo para ver que ocupan en sus vitrinas lugares destacados y que su auge se debe a la exclusividad de sus piezas. Aunque es difícil encontrar