Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 2 s 6 s 2007 Tribuna abierta ESPAÑA 33 Félix Sanz Roldán General del Ejército Jefe de Estado Mayor de la Defensa ESE EJÉRCITO QUE VES... O es frecuente, ni debe serlo, que el jefe de Estado Mayor de la Defensa manifieste opiniones o comente aspectos de la realidad social o política. Tampoco debe hablar mucho de la Institución Militar porque, sin duda, llevado por el cariño y el respeto que le inspiran los soldados y marineros de España, su opinión sería laudatoria en exceso y podría generar en el lector la idea de que hacemos publicidad de nosotros mismos. Nuestras opiniones, siempre leales, las manifestamos en los despachos por conducto reglamentario y con buen tono como dicta nuestra Ordenanza y, así, limitamos voluntariamente nuestra libertad para que los españoles puedan disfrutar plenamente de la suya. Pero hago excepción de esta regla, en el Día de las Fuerzas Armadas, por dos motivos. Porque deseo agradecer a los españoles el apoyo que dan a sus Fuerzas Armadas y porque deseo también ofrecerles su realidad actual y presentar sus proyectos de futuro, cuestiones ambas en estrecha relación pues el apoyo con que contamos merece la acción de rendir cuentas. Las Fuerzas Armadas de España están constituidas, por vez primera, por hombres y mujeres libremente comprometidos con la seguridad de España y de los españoles. También con la idea de que es posible un mundo más estable, más seguro, más justo y más solidario. Para materializar esa idea, despliegan en escenarios lejanos y hacen cuanto otros no pueden hacer, lejos de la polémica sobre hasta dónde llega el carácter puramente militar de la misión que ejecutan. Su eficiencia ha sido probada en cuantos escenarios han sido objeto de sus esfuerzos y, si fuera necesario el ejemplo, la marcha de nuestras fuerzas de Kinshasa o de Mostar ha constituido un momento de tristeza para quienes han recibido la atención de nuestros soldados en aquellos lejanos lugares, y para quienes han sanado sus heridas gracias a contar con nuestra voluntad firme de prestarles ayuda. todo ello con tal respeto a la legalidad internacional y a los derechos del hombre que nunca los españoles hemos abierto los periódicos de la mañana y hemos desayunado con una noticia, generada por un soldado, que le N En el Día de las Fuerzas Armadas, al presentarnos como cada año ante los españoles, deseamos ratificar nuestra promesa de servicio. Nuestros soldados dan lo mejor de sí mismos porque son conscientes de que su esfuerzo se sitúa dentro del marco de los valores morales y humanos, contenidos en las Reales Ordenanzas, y que emanan de la Constitución Sabemos que nos esperan espacios de actuación inciertos y complejos. Por eso nos estamos transformando, para convertirnos en un instrumento útil que pueda enfrentarse a cualquier riesgo que amenace la seguridad de España y de los españoles. Estamos decididos a seguir avanzando en el desarrollo de una moderna estructura para conducir las operaciones, que constituyen la actividad más importante de cuantas ejecutamos, acortando las cadenas de mando y aproximando los niveles de decisión y ejecución. La Logística, piedra angular de nuestras capacidades de operar, será también revisada: suprimiremos lo redundante y potenciaremos lo que nos permita ser eficaces en escenarios lejanos. En definitiva, y como ya dijera Einstein, en las incertidumbres, nada es más importante que la imaginación y nosotros vamos a emplearla. seguiremos siendo muy cuidadosos con los recursos económicos que nos da la nación. Para que así sea, un nuevo sistema de planeamiento ha sido establecido, con el objetivo final de adquirir aquello que necesitamos y antes de que lo necesitemos. La complejidad de nuestro material y el esfuerzo económico necesario para mantenerlo en el adecuado nivel de modernidad exigen meditar con cuidado el tipo y cantidad de nuestras adquisiciones, cuestión nada fácil, al trabajar dentro del actual escenario de incertidumbre. En realidad, nada en nuestra actividad profesional se muestra fácil: operamos en lugares alejados, sin la proximidad de nuestras familias y amigos, soportando los rigores de climas extremos, con frío o con calor, con la incertidumbre que emana de la voluntad de quienes se oponen a nuestro servicio; también con riesgos que, a veces, siegan la vida de un compañero y, siempre, tensos para que la misión que ejecutamos sea fielmente cumplida. En el Día de las Fuerzas Armadas, al presentarnos como cada año ante los españoles, deseamos ratificar nuestra promesa de servicio. Nuestros soldados dan lo mejor de sí mismos porque son conscientes de que su esfuerzo se sitúa dentro del marco de los valores morales y humanos, contenidos en las Reales Ordenanzas, y que emanan de la Constitución. Y a nuestra sociedad pedimos que siga apoyando este esfuerzo, moralmente irreprochable, que sus soldados y marineros llevan a cabo. Y Y haya hecho sentir sonrojo. Más de ochenta mil desplegados en el exterior y ni uno de ellos ha conculcado una norma o ha humillado a un semejante. El orgullo que siento al decirlo espero que sea compartido por todos. El respaldo de los españoles ha sido- -y es- -lo que ha motivado nuestra conducta y ha guiado nuestro servicio. La práctica totalidad de nuestros conciudadanos ha constituido el apoyo en el que descansar de las largas horas de servicio. En momentos duros, cuando se ha producido la muerte de nuestros compañeros, también hemos sentido que han llorado con nosotros; las familias, en fin, de quienes perdieron la vida se sintieron reconfortadas, tanto por la reacción de la sociedad que recibió tan benéfico servicio, como por el calor intenso de todos sus compañeros de armas. Todo eso da origen a mi agradecimiento. En nombre de todos, gracias. Pero también deseo decirles que seguimos comprometidos con la idea de ser cada día mejores. La Ley Orgánica de la Defensa Nacional establece un nuevo modelo de Fuerzas Armadas para España, caracterizado principalmente por constituir una entidad única e integradora de las formas de acción de los Ejércitos y de la Armada Atrás quedan ya los tiempos en que lo conjunto era simplemente una noción a tratar en las Escuelas de Estado Mayor. Todo en la Ley Orgánica beneficia a esta idea, que hoy está plenamente asentada y que ha supuesto el mayor cambio de mentalidad de los últimos tiempos. Lo que ya habíamos logrado, es decir, la integración en unidades multinacionales, ha facilitado la consecución de este objetivo, tantas veces declarado y ahora plenamente alcanzado.