Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
84 VIERNES DE ESTRENO abc. hoycinema. com VIERNES 1 s 6 s 2007 ABC Salvador Dalí, en pantalla grande La Tate Modern de Londres inaugura hoy una exposición dedicada a la relación entre Dalí y el cine, una de las grandes pasiones del artista ampurdanés EMILI J. BLASCO CORRESPONSAL LONDRES. Salvador Dalí, con el aval de sus películas con Buñuel y su extraordinaria personalidad, sedujo al mundo de Hollywood. Sus ideas, sin embargo, acabaron resultando demasiado radicales para una industria en crecimiento que aspiraba a mayores audiencias sin asumir grandes riesgos. Los planes con los hermanos Marx no llegaron a completarse; Hitchcock recortó la contribución del artista a Recuerda y Destino una producción con Walt Disney, sólo vio la luz en 2003 gracias a la recreación por ordenador del material que quedó inconcluso. Pero ese paso por la meca del cine no fue una aventura frustrada, sino una experiencia fértil. Arte y cine alcanzaron tal comunión en la creatividad de Dalí que la interacción entre ambos determinaría el modo de ver la realidad y reproducirla en sus cuadros. Eso es lo que intenta documentar la exposición Dalí y el Cine que hoy se abre en la Tate Modern de Londres. Es la primera muestra que se centra monográficamente en esa fecundación mutua como la define su comisario, el inglés Matthew Gale. Dalí (1904- 1989) nació en el mismo año en que se abrió el primer cine en Figueras. Un dato que no es un mero registro histórico. No sólo formó parte de la primera generación de artistas que creció al tiempo que lo hacía ese otro medio de expresión, sino que Dalí trasladó la solitaria actividad de pintar al modo de crear más cooperativo del cine, y éste infundió un nuevo lenguaje en su pintura asegura el catálogo de la exposición. Dalí y el Cine iniciativa del director de la Tate Modern, el valenciano Vicente Todolí, reúne un centenar de obras del genio surrealista proveniente de diversas colecciones de todo el mundo, con más de sesenta pinturas. La mayor aportación la realiza la Fundación Gala- Dalí de Figueras, pero también hay numerosos préstamos proce- Un nuevo lenguaje Una mujer pasa por delante de un retrato de Dalí presente en la exposición de la Tate Modern dentes de California, especialmente sus dibujos para producciones de Hollywood. También se incluye la proyección de todas las incursiones de Dalí en el celuloide. La exposición, inaugurada por los Duques de Palma, estará abierta hasta el 9 de septiembre y luego irá a Florida y al MoMA de Nueva York. Según recuerda Todolí, Dalí mostró desde temprana hora adoración por cómicos como Charlie Chaplin, Buster Keaton y Harry Langdon. En el arte no hay nada que entender, justo como no hay nada que entender en una película cómica escribiría en 1927. Luego llegarían sus germinales colaboraciones con Luis Buñuel en Un perro andaluz (1929) y La edad de oro (1930) con fotogramas impactantes que han quedado en los anales de la historia del cine, como la de la hoja de afeitar seccionando un ojo o las hormigas que salen del centro de una mano herida. En esas películas vertiría imágenes que ya había concebido previamente en sus cuadros, como Aparato y mano (1927) y Carne de gallina inaugural (1928) Los hermanos Marx serían la puerta de Hollywood. Al ver REUTERS en 1930 su película El conflicto de los Marx Dalí declaró que el filme era la cima de la evolución del cine cómico Su especial simpatía por Harpo Marx, a quien consideraba uno de los tres grandes surrealistas de EE. UU. junto con Disney y Cecil B. DeMille, según escribió a André Breton, hizo que propiciara un encuentro. Dalí visitó al mudo de los hermanos Marx