Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
80 CULTURAyESPECTÁCULOS VIERNES 1 s 6 s 2007 ABC PREMIO LUCA DE TENA En mí se reconoce a todos los que han entregado su vida por ABC Santiago Castelo s Periodista y poeta Lleva cuatro décadas en su Casa de ABC, fiel y leal a una empresa, a una idea y a un periódico que ayer le honraba con el Luca de Tena ANTONIO ASTORGA MADRID. Al filo de las seis de la tarde el director de ABC, José Antonio Zarzalejos, anuncia a la Redacción la buena nueva: ¡Castelo, premio Luca de Tena por unanimidad! Sus compañeros, radiantes, lo festejamos con calor, y nos disponemos a acudir al despacho del subdirector de ABC convertido ya en lugar de peregrinación en feliz hallazgo de Julio Bravo, que se une al goteo incesante que acude a felicitarle. Con su bonhomía y sonrisa cariñosa, atenta, generosa, amable, incorruptible, Castelo- -así le llamamos en la Casa- -no puede reprimir las lágrimas. Su confesionario laico como él define su despacho, es un hervidero, del que uno sale reconfortado con el fuerte abrazo que es su seña de identidad. Castelo está emocionado. Castelo recuerda a su querida madre, fiel lectora de ABC de la cruz a la fecha Y a su querido padre, que estará muy feliz viviendo la inmensa alegría del premio Luca de Tena, y a su hermana. Y a sus amigos. Castelo tiene una mirada que serena el alma: Desde esta situación de nerviosismo, de emoción- -uff, realmente estoy muy emocionado- comienza confesando, mientras combate con un pañuelo de papel las lágrimas que se deslizan por su sotabarba, el premio Luca de Tena es un reconocimiento por parte de la Casa a la que le has entregado toda tu vida. Llegué aquí en junio de 1970. Y en el mes de agosto- -o sea, ¡hace treinta y siete años! -publiqué mi primer artículo Se titulaba Siete espigas bajo el sol y en él invitaba a los lectores a que fueran a veranear a un bellísimo pueblo de su querida Extremadura donde nació hace 59 años: Granja de Torrehermosa. Las siete espigas son las del escudo heráldico de Granja. ¡Imagínese en aquellos años invitar a la gente a que fuera a un pueblo interior con el calor que caía José Miguel Santiago Castelo lleva toda su vida al servicio de un diario en el que creo, en el que me encuentro muy a gusto y del que no he querido moverme subraya. Todas las ofertas que ha tenido para dirigir periódicos o emisoras de radio- -algunas tentadoras, porque era volver a su tierra- -las ha rechazado por no moverme de ABC. Que ahora ABC se acuerde de mí y me conceda por unanimidad el premio Luca de Tena me llena de orgullo Castelo une su nombre a una lista de grandes del Periodismo. Nos revela que cuando el premio Luca de Tena reconocía un editorial él se presentó varios años, pero no lo consiguió: Lo que no esperaba era que me lo dieran a toda una trayectoria, a toda una vida, lo que significa una de dos: o que me ven muy viejecito, o que me ven con muchas ganas de trabajar, que es verdad. Estar ahí al lado de maestros del Periodismo es muy emocionante. Creo que éste es un premio a la lealtad y a la voluntad de servicio. A la lealtad, porque uno ha sido leal durante toda una vida a José Miguel Santiago Castelo, ayer por la tarde en su despacho de ABC una empresa, a un periódico, a una idea. Y a esa voluntad de servicio, de tú servir, porque parece que la palabra servicio ha caído en desuso... Pues no. Yo he servido lealísimamente a tres generaciones de la familia Luca de Tena. Entonces, que ahora yo pueda llevar en mi currículum el nombre de Luca de Tena como uno de los premios más importantes del Periodismo, es todo un orgullo para mí Castelo es en ABC el patriarca de una gran familia, un cinamomo extremeño que cobija a todo el que se le acerca: Este reconocimiento a mi persona posiblemente sea- -o por lo menos yo quiero creerlo así- -para todas esas personas que han entregado su vida entera a trabajar en ABC, por ABC. Los que entraron siendo muchachos como yo y los que se han jubilado en la Casa. Yo tengo sus nombres en mi cabeza, y el de esas familias que también llevan varias generaciones estando en esta Casa. Cuando esta Casa recibe un premio ellos reciben ese premio; cuando esta Casa es atacada todos nosotros somos atacados. A las generaciones que han pasado y que siguen a todos ellos quisiera dedicarles este premio. El Luca de Tena premia una trayectoria, que es la lealtad mía, y esa lealtad es la lealtad detodos mis otros compañeros que están aquí en la Casa: José Juan Herrero, Paloma Durán, Mabel Amado, Patricia Ratés, Quini Sainz, Mercedes Contreras, Angelines del Pozo, Ángel Puerta, Virginia Ródenas, Alberto Pérez, Laura Revuelta, Marta Pérez Lago, Dieguito Jalón, a quien he tenido en mis brazos... y no quisiera olvidarme de nadie, personas con cuyos padres o abuelos tuve el placer de trabajar Salvo engrasar las rotativas, Castelo ha hecho de todo en ABC. Comenzó en la sección de Sucesos, siguió muy de cerca a la Familia Real en los veranos de Palma de Mallorca, desde 1983 a 1988, en unas crónicas sociales que crearon un nuevo estilo y género periodísticos, fue jefe de Huecograbado, de Colaboraciones, subdirector de Opinión, cro- UN HOMBRE EXCEPCIONAL JOSÉ ANTONIO ZARZALEJOS Director de ABC uede que la memoria me traicione, pero no recuerdo ni tengo noticia de que nunca antes de ayer se haya concedido el premio Luca de Tena por unanimidad. José Miguel Santiago Castelo, subdirector de ABC, director de la Real Academia de Extremadura y uno de los poetas más sobresalientes ahora en España, ha sido la excepción- -justificada excepción- -que confirma la regla. Todos los miembros del Jurado le votaron reconociendo así la brillantez y mérito de su dilatada trayectoria. Y es que Santiago Castelo es él mismo una excepción. Es la P excepción, sobre todo, de la excelencia porque en su persona convergen la calidez humana y la calidad intelectual y afectiva con la reciedumbre y el rigor profesional. Hombre de lealtades que no ha quebrantado ni en las duras ni en las maduras, es siempre ese tipo fiable, sólido, bienhumorado y entero por el que se puede poner la mano en el fuego sin riesgo alguno de quemarse. Castelo es también- -aunque sólo en su madurez- -la memoria viva de ABC en nuestra Redacción y una brújula que marca ese norte que nos define y explica como periódico y como institución. Nada que haya sucedido en esta Casa, o que esté sucediendo en ella, le es aje- no a José Miguel Santiago Castelo. Todos los pliegues de los recuerdos, de los personajes, de las anécdotas, de las alegrías y de las penas, de los fracasos y de los éxitos de ABC, tienen en el premiado la documentación precisa y el dato exacto. Y algo más: Santiago Castelo recrea a diario el espíritu de este periódico, ese intangible que él hace corpóreo con una frase, una fecha, un episodio o un verso. Ayer sus compañeros le aplaudimos con calor. Pero lo hicimos puestos en pie. Porque los hombres excepcionales- -como lo es Castelo- -merecen ese gesto, mudo pero radicalmente expresivo, del respeto de alzarse para acercarse a su altura moral.