Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 ESPAÑA Primera visita del nuevo presidente de la República francesa VIERNES 1 s 6 s 2007 ABC Zapatero acepta ante Sarkozy modificar el tratado que España aprobó El presidente galo asegura que ETA no hará de cuña entre España y Francia LUIS AYLLÓN MADRID. Como si nada hubiera ocurrido antes entre ellos, José Luis Rodríguez Zapatero y Nicolas Sarkozy mostraron ayer ante la prensa una plena sintonía en dos grandes asuntos: el futuro de la Unión Europea y la lucha contra el terrorismo de ETA. Atrás quedaron los rifirrafes provocados por la regularización masiva de inmigrantes en España- -Sarkozy reconoció que no se puede reprochar a España lo que hizo Francia antes -y hasta el apoyo que Zapatero dio a la rival de Sarkozy en las presidenciales francesas, Ségolène Royal. Ayer, tras los apretones de manos a la entrada de La Moncloa y el almuerzo y las conversaciones posteriores, el presidente francés y el jefe del Ejecutivo español se conjuraron en palabras de Zapatero, para lograr cuanto antes un acuerdo entre los Veintisiete para la reforma del Tratado de la UE y Sarkozy reiteró que su determinación de ayudar a España a combatir a ETA es firme y total En realidad, pese a lo que pueda parecer, lo que separa a España y Francia en la cuestión europea no es tanto. Ciertamente, España ratificó en referéndum el Tratado por el que se establece una Constitución para Europa y Francia, por el contrario, lo rechazó, porque los franceses no quieren una Constitución europea. Pero los asuntos fundamentales, incluidas las políticas comunes que deben ser decididas por mayoría cualificada, como la inmigración, y todo lo que de nuevo se incluyó en el Tratado que no son cuestiones simbólicas como la moneda, el himno, o el nombre de quien se ocupe de la política exterior de la UE, etc, no plantean problemas. Por eso, el país que encabezó el sí -España- -y el primero que dijo no -Francia- -pueden ponerse de acuerdo sin excesivas dificultades. La idea de Sarkozy de lograr un tratado simplificado ha terminado por ser compra- UE y terrorismo Don Juan Carlos abraza a Sarkozy a su llegada al Palacio de la Zarzuela JULIÁN DE DOMINGO