Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 ESPAÑA Tensa visita de la enviada de Bush a España VIERNES 1 s 6 s 2007 ABC Condoleezza Rice en España: llegar, ver y marchar Ramón Pérez- Maura, adjunto al director de ABC, viajó en el avión de la secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice, en su gira europea. A bordo del avión, dio algunas claves de las relaciones con España y Rusia POR RAMÓN PÉREZ- MAURA Birmingham (Alabama) dista mucho de Berlín, Viena y Madrid. En esta ciudad del sudeste norteamericano, que en la actualidad cuenta con 242.000 habitantes, nació el 14 de noviembre de 1954 Condoleezza Rice, la secretaria de Estado norteamericana que esta semana visita las tres grandes excapitales imperiales. Tras acceder a este alto cargo del Gobierno norteamericano, la revista Forbes la consideró en 2004 y 2005 la mujer más poderosa del mundo y el año pasado quedó segunda en la clasificación al perder ese rango en favor de Angela Merkel. El pasado martes, el primer sol de la mañana en la Base Aérea de Andrews iluminaba el Air Force One del presidente, listo para salir poco después a una visita en el interior del país. Al pie de su tren de aterrizaje, el Air Force One impresiona mucho más que cuando se le ve volando. La secretaria de Estado Rice aborda su Boeing 757- 200 con un equipo que incluye al subsecretario de Estado para Asuntos Políticos, Nicholas Burns, el diplomático de más alto rango en el escalafón del Departamento. A ella se unirán durante la semana los secretarios de Estado adjuntos para Oriente Próximo, David Welch y para Asuntos Europeos, Dan Freíd. Mientras cruzamos el Atlántico Rice se reúne con los periodistas. Algún detalle marginal del encuentro es ciertamente llamativo. Abordo del avión habitual del jefe de la diplomacia de la única potencia, los ayudantes de Rice colocan en el suelo del pasillo un altavoz y una caja de mezclas a la que enchufan un micrófono que empleará la secretaria de Estado para vencer el ruido de los motores del avión mientras habla, de pie en el pasillo, con el grupo de periodistas. El montaje recuerda mucho al de esos gitanos que se emplean como músicos ambulantes, en un semáforo o en la feria de Sevilla, provistos de un organillo enchufado a una batería de automóvil. Aunque en este caso, falta el organillo, pero la caja de mezclas se parece. Ser mujer y negra- -lo que ahora se llama de color o africano americano -nunca han sido dos elementos que ayuden en una carrera política nacional en los Estados Unidos. Prueba de ello puede ser el que Rice es la mujer que ha llegado más lejos teniendo esas características. Sólo una mujer había sido secretaria de Estado antes que ella- -Madeleine Albright, con el presidente Clinton- -y sólo un negro había ocupado su actual sillón- -su predecesor Colin Powell, igual que ella con el presidente George W. Bush. Quizá por ello resulte paradigmático que las criticas más racistas hacia su aceptación de las responsabilidades que desempeña hayan provenido de la comunidad negra. Bill Fletcher jr. antiguo jefe del TransAfrica Forum, una organización de lobby en política exterior dijo el 11 de marzo de 2004- -precisamente ese día tuvo que ser- -que respecto de la comunidad negra Rice es muy fría y distante; y negra sólo por accidente Y en agosto de 2005, el actor Harry Belafonte también miembro de TransAfrica Forum, definió a los negros que sirven en la Administración Bush como tiranos negros No se puede decir que Rice se haya sentido conmovida por esas críticas. El 14 de septiembre de 2005 declaraba en Fox News: ¿Por qué debería preocuparme por algo así? El hecho es que he sido negra toda mi vida. Nadie tiene que decirme cómo ser negra Ironía se llama la figura. La conservadora Fox, propiedad de Rupert Murdoch, es la cadena que podemos ver en las pantallas del avión hasta que perdemos la señal volando sobre Terranova. El hecho de que esta cadena no tenga nadie acreditado en el viaje no parece relevante. De los tres países que visita Rice en esta gira- -debía concluir en Londres con un desayuno con Blair, pero en medio del Atlántico se anuncia la cancelación de esa etapa- -sólo la visita a España tiene carácter bilateral. A Alemania ha ido a la reunión del G- 8 y a Viena a una conferencia promovida por ella misma- -entre otras personalidades- -cuyo objetivo es dar mayor poder a las mujeres como fórmula de garantizar una mayor cohesión social y un mejor desarrollo en Oriente Medio y a una conferencia de la OSCE. Quizá por eso lo más sorprendente haya sido que la estancia en España sea tan breve. Cuando el martes, en el avión, ABC le pregunta si en su visita España prevé encontrar una senda que pueda compartir con el Gobierno español para promover la democracia en Cuba, Rice no busca salirse de la pregunta con un circunloquio diplomático- -algo en lo que es una experta- -sino que entra de frente y carga contra la política del ministro Moratinos- -su anfitrión hoy en el almuerzo del Palacio de Santa Cruz. Ésa es una de las cuestiones fundamentales que quiero abordar en España En Cuba no estoy segura de que veamos las cosas con la misma perspectiva, se lo digo con franqueza. Estoy segura de que sí compartimos la necesidad de que haya democracia en Cuba, especialmente con un país como España, que ha sido capaz de superar su propio pasado autoritario y asentar la democracia y la libertad para su pueblo. Y también estoy segura de que España estará de acuerdo en que el pueblo cubano se merece lo mismo. Pero no veo cómo se puede hacer progresar esa causa al negociar sólo con el régimen actual, un régimen que pa- Breve estancia en España Desayuno con Blair, cancelado Mujer que ha llegado lejos Cuando se le pregunta sobre España y Cuba, entra de frente y carga contra la política del ministro Miguel Ángel Moratinos rece estar preparándose para afrontar una sucesión no democrática cuando la transición tenga lugar en Cuba y haciendo eso a costa de no tener contactos con la naciente y muy frágil oposición democrática que empieza a surgir en Cuba. Los cubanos merecen algo mejor y creo que vamos a hablar de eso Los periodistas que la siguen habitualmente se sorprenden por la contundencia del tono. No es habitual antes de una visita a un aliado. Una reportera de la CNN, la última en preguntarle, le ofrece la posibilidad de matizar lo dicho: Los Estados Unidos no han tenido buenas relaciones con España desde que Aznar dejó el poder y lo asumió Zapatero.