Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 ESPAÑA www. abc. es VIERNES 1- -6- -2007 ABC El pistolero De Juana apura sus últimas horas en el hospital tras recibir el alta Todo indica que cumplirá el resto de la pena en su casa, aunque el Gobierno tiene la posibilidad de ordenar su encarcelamiento P. MUÑOZ N. COLLI MADRID. José Ignacio de Juana Chaos, autor de 25 asesinatos y en la actualidad condenado a tres años por un delito de amenazas en concurso ideal con un delito de enaltecimiento del terrorismo, vive sus últimas horas en el Hospital Donostia después de que los médicos que le atienden le hayan concedido el alta. El próximo abandono del centro sanitario abre la puerta a que el etarra sea trasladado a su domicilio, donde cumplirá el resto de la pena sometido a control telemático. No obstante, el Gobierno tiene la facultad de ordenar su reingreso en prisión, lo que no parece probable. El revuelo fue enorme tras conocerse la noticia. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en la rueda de prensa que ofreció junto al presidente francés, Nicolas Sarkozy, volvió a echar balones fuera en este asunto y a dejar toda la responsabilidad al Ministerio del Interior y a la Dirección General de Instituciones Penitenciarias. En cualquier caso, la salida del hospital del peligroso terrorista no se esperaba para ayer, ya que anoche Prisiones aún no tenía la notificación oficial del hospital. Cuando llegue, aún hay que seguir algunos trámites. En primer lugar, Instituciones Penitenciarias tiene que estudiar el historial médico del recluso para tomar una decisión sobre su situación. Lo más probable es que Prisiones opte por el traslado de De Juana a su casa, tal como autorizó en su día el juez Central de Vigilancia Penitenciaria, pero antes la vivienda tendrá que ser equipada con los medios técnicos necesarios para que el pistolero pueda ser sometido con eficacia al control telemático. En cualquier caso, son equipos de muy fácil instalación. Finalmente, el centro penitenciario del que depende el interno, en concreto el de Martutene, tiene que comunicar al juez y al propio recluso las condiciones de vida que se le asignan; es decir, el horario en el que obligatoriamente, salvo permiso expreso de las autoridades penitenciarias, debe permanecer en su domicilio. Estas medidas se fijan en función de los condicionantes específicos de cada preso, como puede ser el horario laboral o la necesidad de que siga algún tratamiento médico. diados del mes pasado, el criminal tuvo que ser operado de hemorroides en tres ocasiones. El principal problema que se plantea ahora es la seguridad del asesino, tanto en su vivienda como en los desplazamientos que haga. La Ertzaintza e Interior ya trabajan sobre este asunto, pues las atrocidades que ha cometido le hacen susceptible de ser elegido como objetivo de una venganza. Según parece, el terrorista barajaba dos opciones para fijar su residencia: San Sebastián, su ciudad natal, o Mondragón, donde reside su novia, Irati Aranzábal. Como era previsible, la inminente salida de De Juana del hospital con destino a su casa provocó una cascada de declaraciones. Los colectivos de víctimas exigieron su reingreso en prisión para que cumpla allí el resto de su condena. La AVT aseguró que sería una irresponsabilidad muy grave que el Gobierno no decida mandarlo a la cárcel, el sitio que le corresponde, y siga cediendo al chantaje de este asesino y de ETA Mikel Buesa, presidente del Foro de Ermua, acusó al Ejecutivo de cometer un nuevo atentado contra la ley si finalmente permite que este individuo regrese a su domicilio. La libertad atenuada de De Juana sólo fue posible gracias a una decisión de la Administración penitenciaria (en definitiva, del Gobierno) después de que los magistrados que integran el Pleno de la Sala Penal de la Audiencia Nacional (es decir, la Justicia) rechazaran esta opción por un aplastante doce a cuatro. El argumento central con el que dicho Tribunal denegó la excarcelación del sanguinario etarra fue el siguiente: el único responsable de la grave situación de salud en la que el terrorista se encontraba a finales de enero pasado era él mismo, pues su ingreso en un hospital fue consecuencia de su voluntad de mantener una huelga de hambre, y no de una enfermedad sobrevenida, circunstancia que sí habría permitido justificar, con la ley en la mano, la salida de De Juana de prisión. Alta voluntaria La semana pasada, Álvaro Reyzábal, abogado del etarra, anunció que su cliente estaba decidido a pedir el alta voluntaria. No obstante, al cierre de esta edición se desconocía si en efecto este hecho se había producido o bien era una decisión de los facultativos, que entienden que ya no es necesaria su atención hospitalaria. En el caso de que el alta sea voluntaria, Prisiones incluso podría pedir al juez permiso para obligarlo a permanecer en el hospital, optar también porque fuera atendido en la enfermería de alguna prisión o aceptar que siga el tratamiento de forma ambulatoria. A me- Artículo 100.2 Agotada la vía judicial, fue el Ministerio del Interior quien acordó conceder al etarra la prisión atenuada, y para ello se amparó en el artículo 100.2 del Reglamento Penitenciario. Es- Trámites El fiscal se opone a reabrir una causa contra Otegi La Fiscalía de la Audiencia Nacional se ha opuesto a la reapertura de una causa penal por enaltecimiento del terrorismo contra el portavoz de la ilegal Batasuna Arnaldo Otegi. El sumario fue sobreseido provisionalmente por falta de pruebas el pasado 14 de marzo, aunque con posterioridad el juez Fernando GrandeMarlaska recibió un vídeo grabado por una cadena de televisión durante el homenaje al miembro de ETA Arkaitz Otazua, fallecido en 2003, acto en el participó Otegi. Ante esta nueva prueba, el instructor se replanteó la posibilidad de reabrir la causa y pidió su opinión a las partes. El fiscal se opuso ayer. Numerosas cámaras se concentraron ayer frente a la puerta del hospital Donostia, donde está De Juana