Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
86 CULTURAyESPECTÁCULOS JUEVES 31 s 5 s 2007 ABC Santa Rufina de Velázquez: segundo asalto en España El cuadro, expuesto ayer y hoy en Madrid, se subastará el 4 de julio en Londres NATIVIDAD PULIDO MADRID. Se busca comprador para un velázquez. Cada vez que sale al mercado una obra del pintor sevillano se convierte en un acontecimiento de primer orden, pues apenas quedan media docena de cuadros suyos en manos privadas. Una de las últimas repatriaciones fue El barbero del Papa adquirido para el Prado por 23 millones de euros. En 1999, Christie s- Nueva York sacó a subasta Santa Rufina Se interesaron por el retrato de una de las patronas de Sevilla (la otra es Santa Justa) coleccionistas privados e instituciones, como el Louvre o la Casa de Alba. El Estado español también: pujó hasta los 600 millones de pesetas, pero el cuadro se remató en 8,19 millones de dólares (1.300 millones de las antiguas pesetas) Entonces dio mucho que hablar el cuadro. Aunque especialistas como Alfonso Pérez Sánchez no dudaban de su autoría, voces autorizadas como Jonathan Brown no lo tenían tan claro. Las dudas razonables que advertía en el lienzo apuntaban al fondo, el pelo o las manos. El pintor Antonio López lo vio en Madrid antes de su subasta en el 99. Ayer comentaba a ABC que no apreció en el cuadro la mano de Velázquez, aunque sí un aura velazqueña. Podría ser una copia de un velázquez perdido La obra se subastó sin limpiar. De hecho, la Junta de Calificación y Valoración de Bienes Culturales advirtió entonces que había repintes y capas de barnices en el cuadro, por lo que estimaron un límite de 600 millones de pesetas en la puja. Antes del 4 de julio, dicha Junta se reunirá un par de veces y en una de las citas se abordará esta segunda oportunidad. Sin embargo, la ministra de Cultura se ha adelantado a la propia Junta y ha manifestado que Cultura no pujará esta vez por Santa Rufina He tenido mis prioridades, porque no puedo estar en todo, comprarlo todo, ni resolverlo todo. Soy la ministra que he comprado un velázquez para Sevilla Cabeza de Apóstol y he sacado adelante la ampliación del Museo de Bellas Artes informa Ep. Pero, siendo ella consejera de Cultura de la Junta andaluza, arremetió contra el Ministerio de Cultura por no ayudar a comprar el cuadro para la capital hispalense. Santa Rufina se exhibe desde ayer y hasta hoy en El Mirador del Museo Thyssen. Su venta tendrá lugar el 4 de julio. Parte con una estimación previa que oscila entre 6 y 8 millones de libras. James Mcdonald, director del Departamento de Pintura Antigua en Sotheby sLondres, comenta que hace unos años el cuadro fue limpiado y su belleza ha salido a la luz: Antes era difícil hacerse un juicio muy formado ¿Se han eliminado todos los repintes? Hay algunos en el fondo, pero la mayor parte es de Velázquez, sin duda Macdonald lo compara con la Sibila de Velázquez, que está en el Prado: Se hizo un análisis técnico en Madrid. Hay muchas similitudes entre ambos lienzos Es posible, dice, que Velázquez tomara como modelo para Santa Rufina a alguna de las hijas del pintor, Francisca o Ignacia. El cuadro, que fue pintado a principios de la década de 1630, consta en una copia del inventario de la colección del sexto James Macdonald, de Sotheby s, ayer en Madrid frente a Santa Rufina de Velázquez ERNESTO AGUDO Repintes y barnices EN EL RETIRO MEMORIAS DE ÁFRICA La Feria del Libro despliega su alfombra roja a la literatura del continente negro, cuyos escritores se sienten herederos del espíritu satírico del Quijote ANTONIO ASTORGA MADRID. En el Parque del Retiro un vagabundo sostiene un libro entre un puñado de cartones desarraigados por el agua. Un papel, a sus pies, informa al transeúnte de que ese hombre pasa hambre, sed y calamidades, pero a pesar de todo no ha perdido ni un ápice de pasión lectora. El desharrapado de mediana edad lee atentamente, y apenas presta atención a las herrumbrosas monedas que con desgana se hacinan en su bacín. Frente a él, en uno de los stands de la Feria del Libro, desocupados lectores preguntan y compran El metro una espléndida novela de platino iridiado escrita por el periodista guineano Donato NdongoBidyogo, y editada por El Cobre. Narra el drama de la travesía del Estrecho para conquistar Europa y acariciar la tierra prometida, Ndongo- Bidyogo desvela qué impulsa a los seres humanos a huir de su tierra africana y emigrar al Norte, y qué precio han de pagar por ese desarraigo. Ambienta- da en el África que hoy se derrite en sangre, dolor y drama, y en donde la tradición se resiste frente al avance inexorable de la modernidad, El metro glosa las vicisitudes de un joven africano ante los desafíos del amor, de la búsqueda del bienestar y de la libertad. Los personajes de Ndongo- Bidyogo peregrinan con su sombra cosida a la espalda por la historia mientras el escritor plantea lúcidamente las contradicciones entre la vida y la cultura de un africano que busca la tierra prometida. Es una obra que se está vendiendo muy bien gracias al boca oreja comentan ilusionados los editores. Frente a ese vagabundo que lee en el Retiro, en el Pabellón de Encuentros Culturales de la Fundación Círculo de Lectores dialogan el escritor tuareg Ibrahim Al- Koni y el autor nubio Idris Ali, quien se sorpren- Oro en polvo Autores como Ndongo- Bidyogo, Al- Koni, Ali y Pepetela narran vida, amor, traición y mestizaje en el hervidero de culturas africano de de no encontrar entre las obras que se exponen en la Feria del Libro demasiados títulos de mi país, sobre todo porque África es el continente invitado arguye. Un dromedario ilustra la portada de Oro en polvo de Ibrahim Al- Koni (Galaxia Gutenberg- Círculo de Lectores) quien jocundo repara sobre el artiodáctilo rumiante: Ese camello es asiático y no africano Para Ibrahim, la literatura es el producto del espíritu, porque