Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
48 ECONOMÍA JUEVES 31 s 5 s 2007 ABC Fernando Fernández Ángel Mullor asegura que nunca volverá a trabajar en una aerolínea El ex consejero delegado de Iberia, Ángel Mullor, manifestó ayer al término de la junta general de accionistas que no tiene intención de volver a formar parte de una aerolínea, despejando así las dudas surgidas tras conocerse su papel de asesor de la firma inversora Gala Capital, que ha demostrado interés por formar parte de la nueva estructura accionarial de la compañía. Sobre la falta de ofertas por Iberia, Ángel Mullor dijo que el proceso no ha hecho más que empezar En su opinión, las empresas que están realmente interesadas en hacer una oferta por Iberia guardan silencio y no desvelarán sus intenciones hasta el último momento, lo que es normal en este tipo de operaciones. do que en estos momentos dispone de una caja neta de 1.800 millones de euros para invertir. Estamos atentos a todo lo que pasa, pero no acudiremos a ningún proceso de compra si no estamos convencidos de que generará valor para la empresa. Lo digo tanto para el mercado europeo como para el norteamericano Respecto a la españolidad de Iberia afirmó que estaba asegurada por los fondos de capital privado nacionales y alertó sobre los cambios que ya se están produciendo en materia de derechos de vuelo a raíz de una directiva comunitaria de 2002, que exige negociar exclusivamente entre Europa y países terceros. Durante su comparecencia también se refirió al retraso en la firma del VII Convenio Colectivo de los Pilotos, que ya hace un año y con motivo de la anterior junta se comprometió a resolver en pocas semanas Así, señaló que yo firmaría mañana la paz social, pero no puedo garantizarla porque corresponde a la parte sindical. Lo importante es firmar convenios adecuados que permitan a la empresa dar pasos hacia adelante La junta celebrada ayer aprobó el pago de un dividendo bruto de 0,035 euros por acción que será abonado partir del 30 de junio, así como una cuantía global máxima de 1,8 millones de euros para retribuir a los consejeros, en concepto de asignación fija, compensación económica por asistencia a reuniones del consejo y retribución variable en especie. 48 HORAS H ay temas que simbolizan una forma de entender la política económica. Que el Ministro de Trabajo se ocupe de limitar la capacidad de los trabajadores para pactar individualmente con su empresa jornadas especialmente prolongadas es todo un síntoma. Mientras, Sarkozy se ocupa en Francia de eliminar la fiscalidad de las horas extras. Se me escapan las razones económicas de un proyecto de esta naturaleza, que sólo puede afectar a unos pocos trabajadores y durante unas circunstancias excepcionales muy concretas. Pero es un atentado a la libertad que se inscribe en este despotismo ilustrado tan del gusto de un gobierno que nos quiere salvar la vida. Precisamente por su escaso impacto es aún más relevante. Porque esconde una mentalidad intervencionista que prohíbe todo aquello que se considera no deseable; una concepción tutelar de la Administración como garante de derechos irrenunciables, las 35 horas como aspiración máxima, radicalmente opuesta a una actitud moderna de promoción del crecimiento y de la libertad de elegir; una perspectiva de la política en la que la búsqueda de la felicidad se aproxima al camino de servidumbre que denunció Hayek; un gobierno ocioso y sin iniciativa que ha aparcado la reforma laboral por políticamente costosa y se embarca en un activismo cosmético para ocultar su irrelevancia. Cuando la economía va bien es la hora de hacer reformas que aseguren el crecimiento futuro, de utilizar los dividendos fiscales y políticos que nos otorga el ciclo económico para invertir en apuestas estratégicas. Lo saben los empresarios que están aprovechando las ganancias extraordinarias para tomar posiciones en el extranjero que les aíslen parcialmente del aterrizaje en ciernes. Pero parece ignorarlo el Gobierno. No trabajen ustedes tanto, nos dicen, que es malo para la salud. Justo cuando la encargada de un restaurante chino al que acudo con frecuencia me informa que ha enviado a sus hijas de vuelta a Hong Kong porque aquí no se estudia nada. Justo cuando el secretario general de Comisiones Obreras pide reforzar la autonomía de las relaciones laborales. Fernando Conte, en un momento de la rueda de prensa previa a la junta de accionistas ERNESTO AGUDO Iberia sigue sin recibir ofertas de compra tres meses después de ponerse a la venta Su presidente justifica el proceso abierto y recuerda que tiene 1.800 millones de euros para afrontar compras que aporten valor A. POLO MADRID. Tres meses después de que el consejo de administración autorizase al presidente de Iberia, Fernando Conte, a facilitar información corporativa, contable y fiscal a potenciales inversores interesados en adquirir parte de su capital, la dirección de la aerolínea sigue sin recibir ninguna oferta formal. Aquí lo único que tenemos es un accionariado que en estos momentos está escuchando y algunas entidades que han mostrado un cierto interés en nuestra compañía afirmó Conte en alusión al consorcio formado por Texas Pacific Group British Airways, Inversiones Ibersuizas y Qercus. Conte defendió la transparencia seguida por Iberia durante el proceso y precisó que, evidentemente, si hubiésemos recibido una oferta en firme la habríamos comunicado inmediatamente a la CNMV Minutos antes de comparecer ante la junta general de accionistas para dar cuenta de la marcha de la sociedad en 2006, Conte justificó la posición de venta adoptada por el consejo de administración, porque queremos tener la posibilidad y la flexibilidad de escoger, y aproximarnos al proyecto que más interese a la compañía Creo que Iberia- -abundó- -está en un momento muy bueno y que ese momento tenemos que ponerlo en valor Sobre el futuro de la compañía, Conte destacó que no soy tímido ni poco valiente y dejó entrever que Iberia podría afrontar un proceso de compra siempre y cuando éste genere valor para los accionistas, da- Amplio respaldo a Zoellick para superar la crisis de confianza en el Banco Mundial PEDRO RODRÍGUEZ. CORRESPONSAL WASHINGTON. Con mucho menos bagaje hostil y una reputación de centrismo diplomático, Robert Zoellick fue nominado ayer por el presidente Bush para liderar el Banco Mundial, entre un amplio respaldo generalizado. Designación presentada como un esfuerzo para superar la crisis generada en torno al escándalo de nepotismo protagonizado por Paul Wolfowitz, quien abandonará su puesto a finales de junio tras un pulso internacional de varios meses que ha puesto en evidencia el reparto de poderes y la efectividad de la institución que cada año canaliza más de 20.000 millones de dólares para la ayuda al desarrollo. Tras un proceso de selección acelerado, para evitar el nombramiento de un presidente interino y acallar los crecientes reproches sobre un informal reparto de poderes que desde hace sesenta años garantiza a EE. UU. la presidencia del Banco Mundial, Bush se ha decantado por Zoellick. Un diplomático de carrera, titulado por Harvard, que ha servido como negociador comercial, número dos del Departamento de Estado y que en estos momentos formaba parte de Goldman Sachs. Banco de inversiones convertido e cantera de talento para el Gobierno republicano. Al presentar a su nominado, el presidente Bush ha destacado la experiencia profesional acumulada por Zoellick a sus 53 años, permitiéndose bromear que es probablemente más fácil enumerar los trabajos que Bob no ha tenido La Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) a través de su secretario general, Ángel Gurria, calificó la elección de Zoellick de excelente Experiencia acumulada