Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 ELECCIONES 27 M ESPAÑA SECUELAS EN CATALUÑA JUEVES 31 s 5 s 2007 ABC CiU se opone a ilegalizar la xenófoba PxC porque no se la puede silenciar M. J. C. BARCELONA. El auge del partido xenófobo Plataforma per Catalunya (PxC) que ha logrado 17 concejales en estas elecciones municipales, ha supuesto un toque de atención para el resto de los partidos catalanes, tan críticos con el programa de esta formación como discrepantes en cuanto a la forma en que se debe abordar este fenómeno. El presidente de CiU, Artur Mas, se opuso ayer a ilegalizar PxC porque, según dijo, no se pueden silenciar sus ideas sino que hace falta mucha pedagogía para explicar a la gente que lo que plantean no es el camino El líder nacionalista, que durante la campaña fue criticado por sus opiniones respecto al yihadismo existente en Cataluña, discrepa de la postura de ERC, cuyo portavoz parlamentario, Joan Ridao, propuso aplicar la ley de Partidos a PxC porque incita al odio racial El republicano pidió a las instancias políticas y judiciales que apliquen a este partido el mismo celo que se tuvo con Batasuna. Artur Mas cree que la formación que lidera Josep Anglada ha crecido en algunos lugares de Cataluña, pero a nivel autonómico sigue siendo minoritario. Advirtió que su ilegalización supondría desnaturalizar el sistema democrático Las ejecutivas de CiU, PSC, ERC e ICV han prohibido a sus ediles pactar con PxC, mientras que el PP recuerda que ya se negó a hacerlo hace cuatro años, cuando esta formación se lo propuso. ERC medita una retirada táctica y romper el tripartito en Barcelona Pasaría a la oposición y dejaría a Hereu en minoría s Dirigentes del partido concluyen que su electorado más radical castiga que se instalen en el sistema ÀLEX GUBERN BARCELONA. El batacazo electoral sufrido por ERC el pasado domingo puede tener consecuencias más allá de la pérdida de concejales y alcaldías. Barcelona, la ciudad que alumbró la fórmula del tripartito hace doce años, podría ser también el germen de su descomposición. Jordi Portabella, jefe del grupo independentista en el Consistorio barcelonés, amenazó ayer con renunciar a reeditar el gobierno a tres que se daba por hecho y pasar a los bancos de la oposición, un paso que no implicaría dar la alcaldía al nacionalista Xavier Trias, pero que sí obligaría al socialista Jordi Hereu a gobernar en incómoda minoría. No es estrategia de negociación insistió ayer tras reunirse con Hereu el propio Portabella, negando las sospechas de una maniobra para conseguir más cota de poder a costa de PSC e ICV en el reparto de carteras. Si bien las conversaciones no están rotas -el republicano condiciona el pacto a una redefinición del modelo de ciudad fuentes de ERC señalaron que la amenaza no es un farol y que la dirección del partido apoya la estrategia. Cuatro años más de tripartito, sostienen en ERC, conduciría a un estancamiento del partido y a un refuerzo de un Hereu joven y con largo recorrido. De igual forma, el paso a la oposición tampoco implica el giro radical que supondría entregar Barcelona a CiU. Sea como fuere, el caso de Barcelona, donde ERC ha caído en mayor proporción que en el resto de Cataluña- -80.000 votos en la comunidad, 40.000 de los cuales sólo en la capital- ilustra a la perfección el quebranto interno que han supuesto las locales del domingo, otros comicios que han ido mal para unos republicanos en retroceso desde las generales de 2004. De igual forma, el pinchazo sin paliativos en el cinturón metropolitano ha evidenciado que el anhelo de crecer a costa del PSC es más complicado que hacerlo a costa de CiU. La lectura que se hace es que ERC no está consiguiendo rentabilizar (tampoco IC) su entrada dentro de las instituciones, y que es el PSC el que mejor saca partido de la acción de gobierno. De alguna forma, en ERC empieza a cundir la idea de que en la oposición es mucho más fácil crecer, atrayendo un voto radical que de otra manera se abstiene o se pasa a fórmulas independentistas sin ambages, como Atraer el voto radical Jordi Portabella dejará a Hereu en minoría en Barcelona las pujantes Cordinadoras de Unidad Popular. Frente a una cúpula dirigente que siempre ha abogado por implicarse en la gobernabilidad, la tensión interna que generan unas bases radicalizadas podría conducir al partido a una nueva retirada táctica. Un paso atrás por el momento circunscrito a Barcelona y que tendría mucho que ver con la inminencia de las elecciones generales, donde ERC podría presentarse ante su electorado como no totalmente entregada al montillismo. Las bases de ERC, en perpetuo estado de agitación, refrendaron con un alud de llamadas el paso dado por Portabella. Esta idea de una ERC dual- -como se hizo patente con el alumbramiento del no al Estatuto- -tendría su reflejo también en el hecho de que el líder de ERC en Barcelona habría consultado su decisión la noche anterior con Joan Puigcercós, no así con Josep Lluís Carod- Rovira, que se habría desayunado con la noticia. Fuentes del PSC, por su parte, confían en ABC Maragall deja el PSC con la petición de que recupere el grupo en el Congreso ABC BARCELONA. El ex presidente de la Generalitat y ya ex presidente del PSC Pasqual Maragall anunció ayer públicamente su adiós como líder de los socialistas catalanes en un artículo publicado por el rotativo La Vanguardia La dimisión, largamente anunciada desde que Maragall renunció a liderar la candidatura socialista a la presidencia de la Generalitat por tercera vez, se hace efectiva apenas dos días después de las elecciones locales, pero no ha cogido desprevenidos a los socialistas. En su carta de despedida, el ex presidente catalán expresa su orgullo por la labor realizada tanto al frente del partido como durante sus etapas al frente del Ayuntamiento de Barcelona y del Gobierno de la Generalitat, pero también deja una lista de asuntos pendientes. El ex alcalde lamenta, por ejemplo, que la llegada al poder en la Generalitat no sirviera para recuperar el gobierno metropolitano de Barcelona, suprimido por CiU en 1987 y auténtica obsesión, desde entonces, del alcalde olímpico. Y no olvida recordarle a José Montilla la necesidad de recuperar el grupo propio del PSC en el Congreso de los Diputados. En cuanto al Estatuto, está convencido de que lo tocarán, pero poco porque sería difícil de tragar para los catalanes no aplicar fielmente una norma aprobada en referéndum, por lo que podrían pedir una repetición de la consulta Si el retoque no es limitado, más nos valdría volver a la idea de la reforma del artículo 2 de la Constitución reiteró. Partido dual que todo sea tacticismo y que el tripartito barcelonés perviva. Por si acaso, y como sucedió cuando Carod deshojaba la margarita de CiU o PSC, los socialistas blanden de nuevo el fantasma de la sociovergencia en versión barcelonesa, algo que ahogaría a ERC durante este mandato pero que catapultaría a los republicanos en 2011. Al margen de lecturas generales, nadie amaga que la personalidad y ambición del propio Portabella- vanidoso es un adjetivo que se oye a menudo entre su propio partido, donde no se le aprecia precisamente- -explican en parte su amenaza. Siempre ha hecho explícito que él aspira a la alcaldía, algo que nunca conseguiría como monosabio del PSC, y menos cuando las de 2011 son claramente su última oportunidad. Sobre el papel, la salida del gobierno tiene riesgos pero también ventajas: por un lado se ahoga a ICV- -forzada a apoyar de manera obligada al PSC- -y por otro se condiciona toda la acción de gobierno, que deberá contar igualmente con ERC para sacar adelante cualquier votación.