Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 30 s 5 s 2007 Feria del Libro de Madrid CULTURAyESPECTÁCULOS 89 Puede que Bush haya cambiado el mundo... aunque por error Robin Lane Fox presenta en español El mundo clásico (Crítica) un gran friso de la historia de Grecia y Roma que comienza en Homero y llega hasta Adriano TULIO DEMICHELI MADRID. Este profesor de Oxford pertenece a esa clase de británicos que no deja de reírse de sí mismo, de sus colegas y de los críticos. Está feliz porque esta epopeya de Grecia y Roma vendió en dos semanas el doble de ejemplares que My story so far (más allá de mi historia) autobiografía del futbolista Wayne Rooney... Claro, cómo no va a vender más si ésta es nuestra vida de atrás A lo largo de 800 páginas recorre la historia de la Antigüedad, desde Homero hasta Adriano, fijándose muy especialmente en sus protagonistas: Pericles, Sócrates, Aristóteles, Platón, Filipo y Alejandro de Macedonia, Aníbal, Pompeyo, Cicerón, Julio César, Marco Antonio, Cleopatra, Plinio, Octaviano y los emperadores que le sucedieron. Al mismo tiempo, desarrolla las grandes guerras, civiles o de conquista, las instituciones y los regímenes: la democracia arcaica, la polis, la Monarquía, la República, las tiranías y dictaduras o el Imperio. Pero también cuenta cómo vivían las gentes, sus costumbres, el comercio, la religión, la sexualidad, el esclavismo... Creo que los cambios históricos y sociales obedecen a las decisiones de grandes personalidades y los historiadores tenemos que situarlos en su contexto. No creo que la historia sea impersonal ni temática Cuando Lane Fox habla del contexto de cada época tammundo. Ahora resulta muy difícil hacerlo. Bueno, puede que George W. Bush lo haya logrado... aunque por error se ríe. Para su autor, El mundo clásico es el primer libro claro sobre Grecia y Roma y lo he escrito pensando en lectores inteligentes que miren el pasado con los ojos de Adriano, quien era de origen hispalense- -precisa- pues evitaba su idealización. Los temas centrales del libro son la libertad, que va mermando; la justicia y, por último, el lujo... que va creciendo Confiesa hacer una narración histórica personal y espera que nunca se convierta en libro de texto, porque me habría equivocado Para este gran especialista en Alejandro (ha escrito una biografía imprescindible sobre el macedonio y aconsejó a Oliver Stone, apareciendo en su película como infante de caballería) él es el asunto más importante de mi vida, aparte de mi mujer y de mi hijo. Siempre ha sido un héroe contradictorio, exaltado sin límites o denostado con saña: borracho, Robin Lane Fox SIGEFREDO bién quiere decir que no se puede comprender a nuestros ancestros desde el prisma de los principios (ideológicos, morales o religiosos) de hoy día. Aquel fue un tiempo de conquistadores que cambiaron el sanguinario, tirano. Era asombroso y podía ser terrible. Claro, mató a mucha gente durante sus campañas y sometió al mundo. Algunos historiadores amigos, pacifistas y vegetarianos, lo detestan, porque no se puede admirar a alguien que invade Persia o la India. Lo dicen pensando en Irak, lo cual es absurdo Julio César, que lloró en la tumba de Alejandro y también fue un conquistador, no se puede comparar con el joven rey, porque provocó una guerra civil, destruyó la constitución romana y se convirtió en un tirano ¿Qué hubiera ocurrido si Bruto y Casio les hubieran ganado la guerra a Marco Antonio y Octaviano? Ésa es la pregunta clave. Yo confío en la nobleza de Bruto. El hubiera restaurado la República y pienso que ésta hubiera podido administrar el Imperio así como financiar sus ejércitos. El gobierno del Senado y la justicia romana habrían influido mejor en la psicología del mundo posterior a César. Mi libro trata sobre la pérdida de libertad, que es un bien supremo. Cuando caía la tiranía soviética, algunos de mis colegas decían que los rusos no iban a ser felices porque iban a ser menos prósperos. Sin embargo, ganar la libertad era lo realmente importante concluye.