Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
62 MADRID MIÉRCOLES 30 s 5 s 2007 ABC ¿En que siglo murió Nelson? Un pequeño grumete en la batalla de Trafalgar Este era el comentario de texto propuesto ayer a más de 55.000 alumnos de 6 de Primaria de la Comunidad. Era el tema central de la tercera edición de la prueba de nivel, en la que Galdós fue protagonista POR M. ASENJO FOTO CHEMA BARROSO MADRID. Se ha convertido en una cita obligada para los escolares de 5 de Educación Primaria cuando están a escasos pasos de acceder a la Educación Secundaria Obligatoria (ESO) El último curso del primer nivel obligatorio ha incorporado una suerte de competición que, aunque no tiene consecuencias en el expediente académico ni surte cualquier tipo de efecto en el colegio, sacude el orgullo de profesores y alumnos. Es la Prueba de conocimientos y destrezas indispensables (CDI) en la que no hay notas públicas- -los padres pueden pedir al centro la calificación de sus hijos- -pero en la que nadie quiere quedar mal y aparecer en los últimos lugares de un imaginario ranking. Con todo, la experiencia acumulada por la Consejería de Educación y por los profesores ha quitado dramatismo y hasta se han pulido las preguntas para no hacerlas enrevesadas. La estructura del examen es la misma desde su implantación: dos ejercicios de 45 minutos de duración. Uno de Lengua y cultura general y otro de Matemáticas. La primera parte consta de un dictado de diez líneas y un comentario de texto, con cinco preguntas alusivas al mismo y otras cinco de cultura general. La segunda incluye 15 cuestiones de matemáticas, entre ellas, sumas y restas, quebrados o cálculos de peso y medida. Ayer, lo realizaron 55.074 alumnos de 11 y 12 años de 1.231 centros públicos, privados y concertados. El consejero de Educación, Luis Peral, indicó que el 99,9 por ciento de los alumnos y el 99,8 por ciento de los centros habían realizado el examen. Según sus datos, sólo dos- -los colegios públicos Trabenco (Leganés) y Palomeras Bajas (Vallecas) que ya hicieron novillos el año pasado- -no acudieron a la llamada de la Comunidad. Esta circunstancia y el hecho de que los centros objetores de la prueba hubieran descendido de siete a dos llevó a decir a Peral que el examen cuenta con un apoyo unánime y a criticar a quienes rechazan esta iniciativa. Junto al dictado, los jóvenes escolares debieron responder a diez preguntas tras leer un fragmento de Trafalgar uno de los Episodios Nacionales de Benito Pérez Galdós. En efecto, Un pequeño grumete en la batalla de Trafalgar dio pie a preguntas sobre el autor de esa época de la historia y sobre otros aspectos culturales relacionados con los episodios relatados. La mayoría de los alumnos