Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 30- -5- -2007 El presidente Bush impone más sanciones a Sudán por las matanzas en Darfur 41 Mayo se convierte en el peor mes para el Pentágono en Irak con 115 muertos Siete occidentales secuestrados y casi 40 fallecidos en dos atentados en Bagdad ABC BAGDAD. Jornada negra ayer en Irak. Un autobús bomba dejó, al menos, 22 muertos en el centro de la capital. Otro atentado, con coche bomba, causó 22 muertos más. Y un grupo de insurgentes secuestró, en el Ministerio de Economía y Finanzas, a cinco ciudadanos británicos y a tres informáticos alemanes. En medio del caos, el Pentágono confirmó lo que ya se temía: 115 soldados muertos en mayo, el peor mes del año y uno de los más negros desde la invasión, en marzo de 2003. Los diez últimos murieron el lunes, mientras en Estados Unidos se celebraba el Día de los Caídos. Ocho, murieron al explotar un artefacto bajo su convoy durante una ruta por la provincia de Diyala, al noreste de Bagdad. En la misma provincia murieron los otros dos marines, cuyo helicóptero se estrelló tras un ataque desde puestos de la insurgencia. La lista global de soldados caídos en Irak se eleva ya a 3.500 y no parece que la situación vaya a mejorar. De momento, el Congreso ha decidido otorgar más fondos para la guerra de Irak y ha eliminado la condición de establecer una fecha para la retirada de las tropas. Además, la violencia que sacude el país no deja de crecer. cía, dirigir al grupo de secuestradores; otros decían haber oído gritos de ¿Dónde están los extranjeros? Sin embargo, no se produjo ningún disparo. Una fuente oficial del Ministerio del Interior intentó poner orden ante los rumores de que la Policía iraquí estuviera colaborando con la insurgencia. Los secuestradores entraron, vestidos como policías iraquíes y se llevaron a los extranjeros aseguró. Además, culpó al Ejército del Mahdi- -el brazo armado fiel al clérigo radical chií Moqtada al Sader- porque los secuestradores partieron rumbo a Ciudad Sader, feudo de la milicia. No fue el único secuestro de ayer. Un grupo de hombres armados secuestró, al norte de Bagdad, a 40 personas, soldados iraquíes en su mayoría, que cayeron en la trampa de parar en puestos de control falsos. Y como siempre, atentados. El primero del día causó 22 muertos y 70 heridos- -un autobús bomba que explotó en una céntrica plaza de Bagdad- Una hora más tarde, otra explo- sión mataba a 17 personas y hería a otras 60 en un mercado del oeste de la capital. Cindy Sheehan, la madre coraje estadounidense que, tras la muerte de su hijo en Irak, lideró las protestas contra la guerra, anunció ayer que deja su movimiento por la paz. Mi hijo murió para nada se lamentó en una carta dirigida a la CNN. El anuncio se produce un día después de que el presidente Bush, dentro de los actos del Día de los Caídos, asegurase ante la tumba del Soldado Desconocido, en Washington, que de la muerte de los soldados debe surgir un mundo sin tiranos ni terroristas La madre coraje se va Un grupo de insurgentes, que vestían uniformes de la Policía iraquí, consiguió ayer burlar la seguridad del Ministerio de Finanzas y acceder al recinto en 19 coches- -similares también a los que utilizan los agentes- Según el Gobierno británico, cinco de sus ciudadanos fueron secuestrados, todos, ex soldados que trabajaban para una empresa de seguridad que se encarga de parte de la protección del Ministerio. Al mismo tiempo, el ministro de Exteriores alemán, Walter Steinmeier, anunció que no habían podido confirmar el secuestro de tres informáticos alemanes que, según algunas fuentes, fueron detenidos junto a los británicos. A última hora de ayer las noticias eran todavía muy confusas. Varios testigos afirmaban haber visto a un hombre, vestido como un oficial de la Poli- Secuestros Vista de una playa de California, repleta de cruces, una por cada soldado caído en Irak, durante los homenajes del lunes AP HORIZONTE Ramón Pérez- Maura Desde Washington MEMORIAL DAY l final de la Guerra Civil norteamericana (1860- 1865) trajo la institución de un día en recuerdo de los caídos del bando vencedor. Se llamó Decoration Day Con el tiempo cambió su nombre E por el actual de Memorial Day y tras la I Guerra Mundial fue reconocido como el día en que se conmemora a todos los militares caídos en acto de servicio. Se celebra cada año el último lunes de mayo- -anteayer- -y al visitante le impresiona ver las muestras de profundo patriotismo que exhiben los norteamericanos de toda condición. Una fiesta surgida de la victoria de unos compatriotas sobre otros ha sido convertida en la fiesta del recuerdo de todos. Con perdón de Rodríguez Zapatero al que esto le puede resultar, cuando menos, abstruso. Quizá quiera pedir a la secretaria de Estado Rice que le explique el próximo viernes en Madrid lo que esta simbología nacional de unión de todos los caídos representa. La celebración de este año, aureolada siempre por el lema Pride, Sacrifice, Service -orgullo, sacrificio, servicio- -tiene lugar en medio de la guerra en Irak, donde siguen muriendo soldados norteamericanos mientras a la población en casa le cuesta entender lo que está en juego tan lejos. Pero la celebración de este Memorial Day también llega a la semana siguiente de la aprobación en el Congreso de la nueva partida presupuestaria para Irak. Es una partida que debería llevar a muchos en Europa a entender que más allá de que sean mayoría en las encuestas los norteamericanos que dudan sobre la utilidad de la presencia de los suyos en Irak, sus representantes en el Congreso- -mayoritariamente demócrata- -son los que creen que la prioridad debe ser dotar a sus tropas de todos los medios necesarios para cumplir su misión. Algunos gobiernos europeos- -destacadamente el español- -no han conseguido todavía entender que la mayoría de este país tiene muy consensuada su política exterior que nunca pasa por retirar las tropas precipitadamente. Y que afirman, como un Washington Wetland ayer, ante la tumba de su hijo, que la sangre de los héroes nunca muere Amen.