Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 30 s 5 s 2007 ESPAÑA 35 Zapatero intenta salvar el Tratado de la UE ante Sarkozy y Balkenende El Gobierno acepta que el texto aprobado en reférendum se desconstitucionalice LUIS AYLLÓN MADRID. José Luis Rodríguez Zapatero desempolva hoy su agenda de política exterior, que ha mantenido en el desván de La Moncloa durante los últimos dos meses. Y lo hace para recibir a Jan Peter Balkenende, el primer ministro de Holanda, un país cuya población dio la espalda al Tratado Constitucional de la Unión Europea, provocando, junto al no francés, la crisis en que se encuentra la UE. Sólo veinticuatro horas más tarde, el jefe del Ejecutivo ofrecerá un almuerzo al nuevo presidente francés, Nicolas Sarkozy. En ambas reuniones, el tema central de la conversación será precisamente el futuro de la Unión. El Gobierno, que se ufanó de que España fue el primer país que ratificó en referéndum el texto constitucional, da ya por descontado que se produzca una desconstitucionalización del Tratado. El texto quedará como un tratado más y de él desaparecerán asuntos simbólicos como la bandera, la moneda europea o la existencia de un ministro de Asuntos Exteriores de la Unión. España está dispuesta a aceptar esta desconstitucionalización en aras de alcanzar un acuerdo que permita salvar la esencia del Tratado, un 90 por ciento del mismo, según fuentes gubernamentales, que advierten, sin embargo, de que no aceptará un acuerdo a cualquier precio Zapatero planteará esta idea tanto a Balkenende como a Sarkozy, exponiendo su disposición a aceptar lo que el presidente francés llama un tratado simplificado siempre que se preserve la esencia del texto aprobado por los españoles en referéndum. No estamos dispuestos- -dijeron- -a que haya un tratado en el que no figuren como políticas comunes de la Unión asuntos relacionados con justicia e interior, la inmigración, la política exterior y de seguridad común o la existencia de un presidente del Consejo Europeo La semana siguiente, Zapatero acudirá a Varsovia y a Berlín, donde se reunirá con la canciller, Angela Merkel. Los Reyes con el presidente húngaro y su mujer en una terraza del Palacio Sándor de Budapest EPA Hungría recibe al Rey como símbolo de la reconciliación Don Juan Carlos insta a lograr una Europa cada vez más integrada y capaz de afrontar el terrorismo y la pobreza ALMUDENA MARTÍNEZ- FORNÉS ENVIADA ESPECIAL BUDAPEST. Sus Majestades los Reyes iniciaron ayer su tercera visita de Estado a Hungría, donde fueron recibidos como portavoces de la democracia, la reconciliación, la tolerancia y el humanismo según afirmó el presidente de este país, László Sólyom. Don Juan Carlos, que en sus tres décadas de Reinado se ha convertido en testigo excepcional de los cambios vividos por Hungría, mostró su admiración por la intensa modernización que ha experimentado. La primera vez que la visitó, en 1987, Hungría seguía bajo el régimen comunista; en la segunda visita, en 1996, estaba estrenando su democracia y, en esta última, ya forma parte de la OTAN y de la UE, aunque no se incorporará al euro hasta 2010. Ambos dirigentes abogaron por una Europa cada vez más integrada y capaz- -dijo el Rey- -de enfrentarse a los grandes desafíos Así, Don Juan Carlos instó a redoblar esfuerzos para afrontar el terrorismo, la delincuencia organizada, el tráfico de seres humanos, la pobreza, el tráfico de drogas y el cambio climático. Los Reyes darán hoy un paseo por el Danubio con el ex presidente húngaro Rapad Göncz, antes de que Don Juan Carlos pronuncie un discurso en el Parlamento, y mañana inaugurará un foro empresarial.