Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 OPINIÓN MIÉRCOLES 30 s 5 s 2007 ABC AD LIBITUM ¡VIVAN LOS PACTOS! L hecho de que, el pasado domingo, fueran muchos más quienes no acudieron a las urnas que cuantos votaron al PP o al PSOE es un dato que los partidos tratan de olvidar y muchos de los analistas más lúcidos consideran como menor e, incluso, como una faceta más del poliedro que define la normalidad No hay nada más inquietante que esa normalidad, el sobrenombre que disimula casi siempre la rutina y las malas costumbres. Esa abstención pasiva, muy diferente de la poco respetada abstención activa, es, antes que una muestra de desapego de las formaciones políticas presentes, un disM. MARTÍN tanciamiento del sisteFERRAND ma, de sus principales supuestos y hasta de su liturgia. Son muchos los españoles que, sin caer en tentaciones totalitarias- -de las que, creo, estamos vacunados para varias generaciones- menosprecian el sistema que, con la Constitución como marco, nos hemos dado. Están en su derecho, pero debieran saber que, al obrar y o sentir en esa dirección, están colaborando con quienes se benefician de él para dinamitarlo, tal que los grupos nacionalistas que, con distintas intensidades separatistas, tanta perturbación generan desde su irrelevancia numérica relativa. Si a eso se añade la falta de solidez de criterios y principios que manifiestan los grandes- -mucha el PSOE y algo menos el PP- -tendremos un retrato muy aproximado de la realidad de la que, pedaleando o dejándonos llevar, formamos parte. La realidad que podemos modificar, con un voto y una actitud, para que nos resulte más grata. Ahora, con la resaca electoral, vienen los pactos. Los precisan para gobernar quienes no han obtenido mayorías absolutas en los Ayuntamientos y Asambleas a las que aspiran. Aunque tienen mala prensa, ¡vivan los pactos! Son una muestra de salud democrática y seguramente, el mayor de los defectos que exhibe el ahora triunfal PP de Mariano Rajoy es su tremenda dificultad para entenderse con los demás. Cuando el pueblo se expresa, aunque sea con la torpeza que imponen las listas cerradas y bloqueadas, la manera de acatar su mandato por parte de los partidos es completar su perfil con el de otros hasta conjuntar un todo provisional, pero compacto que refleje, en lo posible, la voluntad común. En este orden de los pactos postelectorales, el PSOE le va a ganar otra vez la partida al PP. La suerte ya está echada por lo que respecta a estos comicios; pero, pensando en los venideros, Rajoy debiera seguir las enseñanzas del precursor de los libros de autoayuda, Dale Carnegie. En Cómo hacer amigos e influir sobre las personas, con setenta años de vida en las librerías, enseña que es posible cambiar la conducta de los demás cambiando nuestro comportamiento hacia ellos. Sólo así podrá pactar con quien le convenga y necesite para llegar a La Moncloa antes de un año. VISTO Y NO VISTO ¡MÁTAME, QUE SOY TUYA! men Calvo, la egabrense que administra el arte y que OS dos artistas que más me interesan literariase ha formado su concepto de la belleza comprando mente son dos enemigos radicales de las relablusas y plumas. ciones públicas: Bonifacio Alfonso, el pintor Hace mucho que Julio Camba vio venir el tiempo que mejor pinta a las fieras corrupias, y Manuel en que el ocio ya no sería un privilegio de clases, sino Jesús Cid, el torero que mejor las torea, es decir, que de sexos. Tiempo del adiós definitivo al ¡mátame, que las lleva a donde ellas no quieren ir, tirando de las fiesoy tuya! De un compadre suyo contaba el Séneca ras corrupias con la izquierda- -la mano izquierda que cuando iba con su mujer por la calle y se cruzaba del Cid vale lo que el pie derecho de Beckham- al nacon alguna muchacha atractiva hasta la intural, en pases largos como un fa de cuerno de quietud apartaba dignamente los ojos, portoro- -de toro victorino- -sostenido. que era rectísimo y fiel a su señora, a la que de- -Con la izquierda. ¡Arrímate! Que la encía: Manuela, esta noche natillas de postre... trada me ha costado como un traje- -le gritó a Que así pedía antes un marido la indemnizaManolete uno del tendido en la última corrida ción, el desquite, de su renunciación ascética. que Foxá le vio en San Sebastián. Hoy se escribe para las mujeres, se pinta Para Foxá, sus naturales eran como pétapara las mujeres y se torea para las mujeres. los rojos que se quedaban en el aire NaturaLa literatura es cada vez más ñoña, la pintura les de Manolete, el maestro al que ahora imita IGNACIO José Tomás, Mondeño laico con camiseta del RUIZ QUINTANO es cada vez más figurín y el toreo es cada vez más sustín. En la plaza de Madrid ya no se oye Ché, aquel monstruo de la cheka y el marke ¡ooole! sino ¡bieeen! alargado con un gargajeo ting, valerosamente desenmascarado como matade brea de fumador a lo Chenel, que es una cosa que mariconsones por Zoé Valdés. en los estadios dice la gente del fútbol cuando dan la Los toros siguen siendo nuestro pulso social. Si a alineación. En esta plaza, el arrimón, esa emoción feManolete le gritaba todo ese mundo inferior que menina, si se produce en los muy democráticos terreodia la gloria, la riqueza, la victoria- ese mundo nos del 5 vale media oreja, y la otra media, el revolenvidioso, aliado con la desgracia al Cid lo ningucón. (En pos de una oreja en la Feria todos hemos visnea todo ese mundo superior de revisteros de pantato simular un penalti al matador Ferrera. Bajo el lón de teja, señoritos de melena distraída y damas de influjo de la mujer, el color negro tiende a desapareacrisoladas virtudes. Lo ningunea porque en Sevicer del toreo como desapareció de la pintura, para della (en Sevilla parecía, según Santa Teresa, que los jarle lugar al blanco, al rosa y al azul cielo. Nada de demonios tenían más mano para tentar al salir santos barbudos y realistas, resumía Camba: persopor la Puerta del Príncipe en otra tarde de victorinajes alegres, limpios y bien vestidos. Lo bonito en nos, en vez de acudir a un salón de sociedad a monvez de lo bello. Feos tiempos para los telares de Bonidar mariscos mientras le explican lo que es su toreo, facio y los naturales- ¡polvo, sudor y hierro! -del corre a su pueblo, Salteras, a cenar carne al carbón Cid. Se impone lo mignon lo precioso. con los amigos. Pero este torero ha salido por la Puer- -Es lo que se llama poner el arte a la altura de tota Grande de Madrid a hombros de un prestigiosísidas las inteligencias. mo abogado, que lo llevó a su sastre de trajes de alpaMenos mal que, con los victorinos galopando haca inglesa: The Lord llaman en Inglaterra al Cid, cia las Ventas, todo el aire madrileño vibra ya de jucuya Tizona acaba de ser desechada, seguramente nio y fiera corrupia. por fascista en el Ministerio de Cultura de Car- E L -Tengo la relación de ciudades, pueblos y aldeas donde aún nos votan. Deberíamos ir pensando en suprimir de Madrid la capitalidad de España.