Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
46 ECONOMÍA www. abc. es economia MARTES 29 s 5 s 2007 ABC El descenso del PP en Álava puede reabrir el proceso de fusión de las tres cajas vascas Liderada por Irala desde la BBK, la iniciativa contó con el respaldo de los presidentes de la Vital y la Kutxa, pero fue bloqueada en 2005 por el PP desde sus mayorías en Álava A. LASO D LOM M. J. PÉREZ MADRID. Los resultados electorales tanto en la provincia de Álava como en su capital, Vitoria, en los que el Partido Popular ha perdido representación respecto a los anteriores comicios, podrían significar un paso en firme para reabrir el proceso de fusión entre las tres cajas vascas, BBK, Vital y Kutxa, bloqueado desde distintas instancias del PP en 2005, según ha podido saber ABC de fuentes solventes. Este proyecto podría volver a ponerse sobre la mesa en breve, facilitado por el hecho de que en el primer semestre de 2008 las tres cajas tendrán que renovar la composición de sus órganos de gobierno. Además, tras los resultados de las elecciones del pasado domingo, que otorgaron al PP 15 junteros (frente a los 16 anteriores) 14 al PSE (antes, 12) 14 al PNV 4 a ANV, 2 a Aralar y 2 a EA, una fuente próxima a la futura operación explica que si las alianzas postelectorales desbancan finalmente al PP de los gobiernos de la Diputación de Álava y el Ayuntamiento de Vitoria, viviremos la integración de BBK, Kutxa y Caja Vital lo antes posible. Para el PNV es una prioridad, el PSE la respalda y sólo el PP se opone En 2005, el proceso de fusión se paralizó por la oposición frontal del PP- -desde la Caja Navarra, otra de las entidades con posibles cambios Otra de las cajas que sufrirá en sus carnes el resultado electoral del domingo será Caja Navarra. La entidad está presidida por Miguel Sanz, hasta ahora también presidente del Ejecutivo autónomo en representación de UPN, la representación del PP en la Comunidad Foral. Con las votaciones en la mano, si bien mantuvo el tipo, UPN se quedó a las puertas de la mayoría únicamente con dos escaños de margen. Ahora, la decisión de retomar el poder está en manos del PSN- PSOE que podría pactar con la coalición vasquista Nafarroa Bai. El choque entre la caja y los políticos en el poder sería inevitable, y podría acelerar la salida de Sanz. Los presidentes de Kutxa, Caja Vital y BBK, Carlos Etxepare, Gregorio Rojo y Xabier de Irala, respectivamente, en un coloquio sobre la fusión de las cajas en 2005 proceso al temer que el PNV se hiciera con el control de la caja resultante. De igual modo, el PP estuvo molesto porque el presidente de Caja Vital, Gregorio Rojo, de afiliación socialista y hermano del presidente del Senado- -Francisco Javier Rojo- -no les informó de sus reuniones previas con los presidentes de la BBK, Xabier de Irala, y de la Kutxa, Carlos Etxepare (próximo al PNV) En aquel momento, los populares tampoco quisieron aceptar las garantías que el acuerdo otorgaría a la entidad de Álava- -controlada por un pacto PP- PSOE- -que consistían en asegurar a la caja alavesa que sus posibilidades de decisión no se diluirían con la integración de las tres cajas vascas en una. La última iniciativa de fusión partió de Irala, verdadera alma mater de una operación que él mismo juzga como prioritaria para crear una entidad con la dimensión suficiente para abordar retos ambiciosos que serían inviables en solitario, dentro de un contexto de creciente concentración del sector en España. En concreto, el proyecto se basaba en la igualdad de peso para los socios fundadores de las tres cajas, para las capitales regionales y para las tres diputaciones. Para ello, se darían cinco puestos en la asam- TELEPRESS ejecutiva popular en el País Vasco, María San Gil, pasando por el alcalde de Vitoria, Alfonso Alonso, y el entonces diputado general, Ramón Rabanera- y por la oposición a regañadientes del PSOE. Entonces, especialmente el PP se mostró muy críticos con este blea a cada una de estas instituciones, de forma que los tres territorios (Vizcaya, Guipúzcoa y Álava) tendrían cada uno diez representantes de los fundadores de las cajas. El resto de la representatividad se mantendría en la misma proporción que la actual, un 30 para otros Ayuntamientos de las tres provincias, un 43 para los impositores y un 7 para los empleados. Sin embargo, tras la modificación planteada sobre los fundadores, el peso de la BBK en la nueva entidad pasaría del 49 actual a entre el 45- 46 la Kutxa se mantendría en torno al 35 y Vital elevaría su presencia del 15 a entre un 18- 19