Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 ESPAÑA LA HORA DE LA VERDAD DEL 11- M LA CONTAMINACIÓN, A DEBATE MARTES 29 s 5 s 2007 ABC El almacén de muestras, el sobre, la bolsa y la caja Las muestras de los focos de las explosiones del 11- M estuvieron, desde que se acabaron los primeros análisis en marzo, metidas en un único armario del almacén de muestras judiciales del Tedax, según detalló ayer la químico responsable de la unidad. Cada muestra estuvo guardada en un sobre, en algunos con dos o tres evidencias encintadas; cada sobre metido en una bolsa, cada bolsa en una caja y cada caja, a su vez, en otra bolsa. El armario se encuentra en la citada dependencia, de unos 25 metros cuadrados, en unas condiciones de humedad y temperatura estables, sin luz, cerrado, sin paso de gente... El almacén guarda todas las muestras de explosivo analizadas durante años, muchas procedentes de los atentados de ETA. Predomina, por tanto, el Titadyne. Los peritos, todos químicos, ocuparon ayer las dos primeras bancadas de la sala POOL Todos los peritos admiten ya que el explosivo intacto era Goma 2 ECO La química de los Tedax reitera que no se puede poner nombre comercial a la dinamita de los focos s La metenamina se formó durante uno de los análisis P. MUÑOZ C. MORCILLO MADRID. El explosivo del 11- M es dinamita y las sustancias intactas halladas en los escenarios de los atentados (Renault Kangoo, vías del AVE, piso de Leganés y mochila de Vallecas) son compatibles con Goma 2 ECO Ninguno de los ocho peritos que han analizado los explosivos (cuatro de parte y cuatro de Guardia Civil y Policía que coincidieron en la práctica totalidad de sus conclusiones) rechazaron ayer esta aseveración del fiscal jefe de la Audiencia Nacional. No es posible ir más allá y determinar con exactitud el nombre comercial de la dinamita que sí explotó. Se pone el nombre sólo cuando es una sustancia sin explosionar aclaró la perito de los Tedax, que realizó todas las pruebas iniciales en las que sólo detectó nitrato amonio y nitroglicol (en diez de las doce muestras de los focos) Las trazas de DNT y de nitroglicerina (ésta aparece en nueve muestras, pero sólo una en un foco, en El Pozo) halladas posteriormente en los análisis de Policía Científica, siguen siendo un enigma. Los ocho peritos se esforzaron ayer ante el tribunal, con más o menos fortuna, por despejar dudas, aunque éstas persisten. Las teorías sobre la presencia de estas dos sustancias son tres: las de los peritos de la Guardia Civil y la Policía que abogan porque se produjo una contaminación -proceso que la Benemérita denomina alteración de muestras- la de otros peritos de parte que no tienen explicación- no sé por qué se ha producido admitió uno- -y la de quienes creen que se trata de sustancias propias del explosivo, si bien sólo en el caso del foco. No aclaran, sin embargo, por qué hay nitroglicerina y DNT también en las sustancias intactas, incluso en la muestra patrón de Goma 2 ECO. Esa muestra se tomó de forma aleatoria del minipolvorín de los Tedax para una práctica de alumnos, según aclaró la perito. La funcionaria aseguró que en sus análisis iniciales no detectó DNT y aclaró que es una sustancia que ayuda a gelatinizar el explosivo y que resulta peligroso por inhalación a temperatura ambiente. Algunos peritos de la Científica sostienen que, dada la volatilidad del DNT (componente de varias dinamitas) la contaminación en el almacén donde se acumulan los restos de explosivo es más que posible. Eso sin olvidar que las muestras de los focos fueron enviadas desde los Tedax al Juzgado de Instrucción Central número 6 donde quedaron custodiadas. La perito fue contundente y aseguró que con la cromatografía de capa fina- -la técnica habitual en su laboratorio- -se detectan todos los componentes explosivos, dando por sentado que en ese momento ni había DNT ni nitroglicerina. El cuestionamiento de esos análisis que algunos abogados pusieron sobre la mesa quedó desacreditado. Las pruebas cumplieron la normativa de laboratorio y la custodia fue la misma aplicada en los últimos veinte años. La diferencia es que ningún explosivo ha sido sometido en toda la historia española a los filtros que han pasado los del 11- M. Defensas y acusaciones preguntaron con insistencia si no se podía haber ido más allá al identificar sustancias inicialmente aplicando técnicas más complejas y remitiendo muestras a la Policía Científica. Ninguno de los peritos respondió. No obstante, la químico del Tedax puntualizó que de los más de 3.000 asuntos que ha analizado esta unidad policial a lo largo de los años, sólo unos setenta se han enviado a la Policía Científica- cuando se trata de un artefacto incendiario, siempre Ahora bien, no existe ninguna limitación ni orden superior para que se envíen o no las muestras explicó la funcionaria. Los análisis estaban dando resultados Los nueve expertos también debatieron con intensidad sobre la presencia de metenamina (entre otros escenarios apareció en la Kangoo) La químico del Tedax no mostró ni sombra de duda. Se produjo una contaminación dado que la muestra patrón de Goma 2 ECO no la contiene, según el fabricante. Los peritos de la Guardia Civil también fueron contundentes. Sólo hay dos posibilidades: o el explosivo estuvo en contacto con alguna sustancia que sí contiene este precursor, o bien se formó en el cromatógrafo de gases (una prueba estrella) Uno de los agentes mantuvo que esto es habitual; él lo ha constatado en laboratorio al analizar muestras de dinamitas procedentes de Alemania y de un zulo. La explicación está en los aditivos que los fabricantes utilizan en el nitrato amónico para ahorrar. A dos peritos de parte no les gustó nada esta explicación y aseguraron que el método no está contrastado. Uno de ellos insinuó una nueva prueba. Gómez Bermúdez le paró en seco: No proponga más pruebas a estas alturas del juicio zanjó. Dinamita de Alemania y del zulo Los técnicos de la Policía y la Guardia Civil coincidieron en la práctica totalidad de sus conclusiones Los de las partes no supieron dar una teoría alternativa a la de la contaminación