Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 ELECCIONES 27 M ESPAÑA EL PSOE SE DESPLOMA EN MADRID MARTES 29 s 5 s 2007 ABC EVOLUCIÓN DEL VOTO EN EL AYUNTAMIENTO DE MADRID En porcentaje Candidatos del PP 60 55 50 45 40 35 30 25 J. VERSTRYNGE J. M. A. MANZANO J. M. A. MANZANO J. M. A. MANZANO J. M. A. MANZANO A. RUIZ- GALLARDÓN A. RUIZ- GALLARDÓN 52,71 47,8 38 40,47 33,76 34,31 27,84 E. TIERNO GALVÁN JUAN BARRANCO JUAN BARRANCO JUAN BARRANCO 47,23 49,48 36 51,30 55,54 36,68 30,88 FERNANDO MORÁN TRINIDAD JIMÉNEZ MIGUEL SEBASTIÁN Candidatos del PSOE PSOE PP Sebastián, un cadáver político Simancas descarta la dimisión y emplaza al próximo congreso regional del PSM, previsto para el año que viene s Socialistas de Madrid exigen que las responsabilidades alcancen a Blanco y Zapatero y advierten que no admitirán más apuestas personales POR MARIANO CALLEJA MADRID. Al final, el candidato desconocido que colocó Zapatero en Madrid ha terminado en boca de todos. Gracias, eso sí, a su juego sucio en campaña y al desastre histórico del PSOE en las urnas. Un fracaso rotundo, sin matices, mortal para un político... si realmente lo fuera. Porque Miguel Sebastián aterrizó en la campaña de Madrid como un paracaidista sin brújula en territorio desconocido. No sabía dónde estaba, no conocía Madrid, ni siquiera las obras que se estaban llevando a cabo, ni se aprendió su propio programa electoral, como quedó demostrado. No sintonizó con los socialistas de Madrid, escépticos siempre con quien consideraban un ave de paso ni con los madrileños, que no se lo tomaron en serio. El único mérito de Sebastián para optar a la Alcaldía de Madrid era ser amigo de Zapatero, además de su asesor económico, y sobre todo que aceptó ser el rival de Alberto Ruiz- Gallardón, algo que en el PSOE parecía imposible hace sólo unos meses. Y así no hay manera. Sebastián, el pupilo preferido de Zapatero, ha hecho el ridículo en Madrid. Ha obtenido una derrota que los socialistas madrileños no le van a perdonar, porque el candidato del presidente del Gobierno, sin ser militante del PSOE, ha utilizado estas siglas en una aventura ideada por su mentor que les ha dejado hundidos. Zapatero es dado a promocionar a sus fieles colaboradores. Ya lo hizo con Trinidad Jiménez, premiada con la Secretaría de Estado para Iberoamérica en septiembre del año pasado, tras permanecer desde mayo de 2003 en la oposición del Ayuntamiento de Madrid. Cuando el presidente del Gobierno ya no la necesitó en Madrid, le dio un cargo y se marchó por donde había venido. Otra ave de paso y otra apuesta personal de Zapatero. Sus compañeros de Madrid- -al final siempre quedan ellos- -aguantaron el tipo, a la espera de la siguiente designación del jefe. Lo que es impensable es que Sebastián reciba, ahora o en el futuro, un premio similar, o superior. Su derrota apabullante le ha dejado inhabilitado como político. El revés ha sido tan sangrante que en el PSOE se ha extendido la idea de que lo mejor era que renunciara al acta de concejal cuanto antes. Ayer se encontraba en momentos de reflexión según comentaron fuentes cercanas a su candidatura. Insinuaron que quiere seguir trabajando por Madrid en el futuro Quien no está dispuesto a dejar el cargo es Rafael Simancas, el otro gran perdedor de la noche. El secretario general de los socialistas madrileños perdió su tercera oportunidad, y última, en la Comunidad de Madrid, con el peor resultado: perdió tres diputados respecto a octubre de 2003 y se quedó a 20 puntos del PP de Esperanza Aguirre: un 33,46 por ciento de sufragios frente al 53,30 por ciento de los populares. Fuentes de la dirección socialista en Madrid indicaron que Simancas se siente fuerte y no tiene pensado dimitir. Al menos de momento. El congreso regional del PSM será dentro Simancas se aferra de un año, y Simancas podría esperar a esa cita para dar paso a una renovación en su partido. El dirigente socialista recibió ayer el apoyo expreso del secretario de Organización del PSOE, José Blanco. Algo que no ocurrió con Sebastián. Esos son los planes de Simancas, que no coinciden con los de muchos socialistas madrileños, hartos de la situación del partido y del caos al que lo han llevado las apuestas de Zapatero y el asentimiento dócil de Simancas. La sede de la candidatura de Sebastián en Madrid permanecía ayer cerrada a cal y canto CHEMA BARROSO ABC 1983 1987 1991 1995 1999 2003 2007