Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC ELECCIONES 27 M LUNES 28- -5- -2007 GALICIA aprovechó su primera comparecencia para reafirmar el pacto. Es la misma situación que en Santiago de Compostela, donde se produjo una de las grandes sorpresas de la jornada electoral. El actual alcalde de la capital de Galicia, el socialista Xosé Sánchez Bugallo (10 ediles) se vio rebasado por el popular Gerardo Conde Roa (11) tras un reñido escrutinio. Una vez más, los pactos electorales con un BNG, que crece un escaño, al pasar de cinco a cuatro concejales, podrían permitir salvar los muebles al partido que dirige Emilio Pérez Touriño. En La Coruña, Javier Losada tampoco consiguió mantener las seis mayorías absolutas consecutivas de Francisco Vázquez. El PSOE pasó de 14 a 11 concejales, y tendrá que alcanzar acuerdos, como mínimo de gobernabilidad, para mantenerse en el sillón de María Pita. También en la ciudad herculina el PP experimentó un ligero avance, de manos de Carlos Negreira. No gobernará previsiblemente tampoco la lista más votada en Pontevedra: el PP recuperó la posición de primera fuerza política de la ciudad, al conseguir Telmo García 12 concejales, una vez más al borde de la mayoría absoluta (13) El candidato de una lista marcada por la renovación se quedará lejos del sillón consistorial, que podría mantener el nacionalista Miguel Anxo Fernández Lores, quien pese a perder tres de sus 10 ediles de 2003, se podrá mantener con el apoyo de los seis obtenidos por el PSOE en la pasada legislatura) Pero la pérdida más significativa para el PP se produce en Orense, donde el cambio de candidato (Manuel Cabezas cedió el testigo a principios de año a Enrique Novoa) vendrá acompañada previsiblemente de un cambio de partido en la alcaldía. El PP, una vez más al borde de la mayoría absoluta, al obtener 13 de las 27 actas en disputa, tendrá que ceder paso al socialista Francisco Rodríguez, que con 8 concejales, cuenta con el respaldo del BNG y sus 6 ediles. ESPAÑA 53 S. DE COMPOSTELA GALICIA Censo 77.383 N de concejales 25 Participación 56,93 Abstención 43,07 Escrutado 100 Concej. Reñido escrutinio Alfredo Aycart 2007 Concej. 2003 PSG- PSOE 10 PP 11 BNG 4 38,19 39,01 16,45 11 40,28 10 36,28 4 16,77 LA LISTA MÁS VOTADA N tas. La alcaldesa en funciones consiguió incrementar el número de concejales del PP de los 10 de la pasada legislatura hasta los 13 conseguidos ayer, al borde, pero insuficientes para la mayoría absoluta, para la que habría necesitado un total de 14 actas. Pero el hundimiento del Partido Galleguista de Manuel Soto, que desaparece prácticamente del mapa político, permite al socialista Abel Caballero (9 escaños) aspirar a dirigir la corporación, previo pacto con el nacionalista Santiago Domínguez, que sufrió un fuerte castigo, al pasar de los siete concejales de 2003 a los 5 con que tendrá que gestionar la próxima legislatura, pero que El PP crece en La Coruña y Vigo y se mantiene como partido más votado en Orense y Pontevedra o hay esperanzas de que Galicia recupere la normalidad de llevar a los gobiernos a los candidatos de las listas más votadas. Vigo, Pontevedra, Orense y Santiago serán dirigidas con toda probabilidad por una coalición del PSOE con un BNG, que compensa a base de sillón y coche oficial su evidente retroceso ante las urnas en las grandes ciudades de la Comunidad, singularmente en la de Pontevedra, donde mantendrá la alcaldía sólo en virtud de los acuerdos postelectorales. Los socialistas, al menos, maquillan su fracaso al perder la mayoría absoluta en La Coruña y Lugo, y el retroceso de Santiago- -la irrupción de Gerardo Conde Roa ha permitido al PP dar el sorpasso -con la sorpresa de Ferrol, donde los ciudadanos castigan a los independientes de IF por las veleidades de su candidato, Juan Fernández, pero lo hacen en la cara del popular Juan Juncal, que perderá la alcaldía. Pero no puede decir lo mismo la formación de Anxo Quintana. Una vez más, los nacionalistas verán premiado con más poder su retroceso en urbes tan significativas como Pontevedra, Vigo, u Orense, donde el PP se ha quedado a sólo un escaño de la mayoría absoluta. Pero, al margen de la triquiñuela de impedir que gobiernen los más votados por los ciudadanos, los resultados de ayer arrojan conclusiones de tanta trascendencia como la evidente de la recuperación del PP en las grandes ciudades y en el total de sufragios en las provincias más desarrolladas de la Comunidad, con un claro cambio de tendencia respecto a anteriores comparecencias electorales. A cambio, pierde parte de su abrumadora hegemonía en Orense- -donde es noticia que Baltar no ha conseguido superar el 50 por ciento de los votos- -y, sobre todo, en Lugo, donde incluso ve amenazada la dirección de la Diputación Provincial, tras el traumático cambio de candidato en aras de la renovación.