Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC ELECCIONES 27 M LUNES 28- -5- -2007 COMUNIDAD DE MADRID ESPAÑA 19 Manuel Fraga votó en el colegio Patrocinio de María de Madrid CHEMA BARROSO Felipe González y Carmen Romero, tras depositar su voto en Pozuelo de Alarcón EFE COMUNIDAD DE MADRID Resultados provisionales Participación: 68,91 Abstención: 31,09 Escrutado: 100 Resultados 2003 PP: PSOE: IU: 33,46 (42) 48,48 (57) 39,00 (45) 8,50 (9) Adolfo Garrido 53,30 (67) PP PSOE VICTORIA POR GOLEADA 8,89 (11) Total escaños: 120 IU ERNESTO AGUDO doz, Alcobendas y San Sebastián de los Reyes. En Madrid ciudad, donde Ruiz- Gallardón volverá a gobernar, el PP había obtenido el 55,5 de los votos, frente al 30,88 del PSOE, una diferencia de casi 25 puntos, con el 99 escrutado. Con diferentes porcentajes de escrutinio, en Móstoles (206.000 habitantes) se imponía el PP (54 frente al PSOE (35,5 en Alcalá de Henares (201.000) el PP revalidaba alcaldía con el 48,8 de los votos frente al 37 del PSOE; en Fuenlabrada (194.000) el PSOE (54 ganaba al PP (31,37 en Leganés (183.000) los populares (39,4 se imponían por un margen muy escaso a los socialistas (38 en Alcorcón (165.000) el PSOE (47 superaba al PP (42 en Getafe (157.000) el PSOE (44 ganaba al PP (36 en Torrejón (112.000) el PSOE perdía en favor del PP la alcaldía por un concejal; en Alcobendas (105.000) el PSOE se desplomaba con el 36,77 mientras que el PP se elevaba al 49,86 mientras que en Parla (95.000) el PSOE alcanzaba el 74,4 por el 16,6 del PP. Alcobendas, donde ha gobernado 24 años el socialista José Caballero hasta que tuvo que retirar su candidatura por no tener los apoyos que requería a la dirección de los socialistas madrileños, ha podido ser- -junto a Torrejón de Ardoz- -otra de las claves en el retroceso del PSOE. Si sólo se mira el número de concejales logrados en los municipios madrileños, con el 99 escrutado, el partido más votado es el PP con el 49,8 de votos y 888 concejales, seguido de PSOE, con el 34 de los sufragios que le dan 577 ediles, mientras IU logra el 8,9 de los votos y 119 concejales. Desde el PSOE se confiaba en alcanzar un alto grado de participación, lo que no llegó a ocurrir. Sus estrategas orientaron la campaña con el objetivo de lograr cifras superiores al 70 casi un punto más que en las primeras elecciones del 2003 (cuando con sus votos y los de IU hubieran superado a los del PP si no hubiera sido por el tamayazo y similares a las registradas en las generales de 2004 tras el atentado del 11- M. Sin embargo, se encontraron con que 2.975.043 madrileños acudieron a las urnas (68,91 de un censo de 4.317.171. La derrota electoral puede pasar factura en las filas del PSOE. Con estas, Simancas ya ha perdido tres citas ante las urnas (1999 y las dos de 2003, aunque si no hubiera sido por el tamayazo habría gobernado con IU pese a lograr menos votos que el PP) Lo que pueda pasar en los próximos días en la antigua Federación Socialista Madrileña será clave, puesto que Simancas ha perdido más de cinco puntos de apoyo. Fuentes de los socialistas madrileños sitúan a Tomás Gómez, alcalde de Parla, como posible relevo de Rafael Simancas de encontrar suficientes apoyos. speranza Aguirre obtuvo ayer un triunfo histórico al levantar un muro de 25 diputados con respecto al PSOE. La presidenta ha fulminado a un Rafael Simancas con demasiados lastres y poco que ofrecer. El candidato socialista ha caído arrastrado por el caso Ciempozuelos que desarboló su discurso contra la corrupción urbanística; arrastrado por el efecto Sebastián cuya bajeza moral ha pesado como una losa en la campaña del PSOE; arrastrado por la desmotivación de su electorado, al que ha sido incapaz de insuflar confianza; arrastrado por un programa perdedor, inasumible por su disparatado coste económico; y arrastrado, sobre todo, por un proyecto, el de Aguirre, avalado por tres años y medio de sólida gestión, cuyas señas de identidad más visibles son 8 nuevos hospitales y 90 kilómetros de Metro. Con esta histórica victoria, la presidenta consolida su liderazgo en la Comunidad, pero también en el PP madrileño. Aguirre ha hecho sus deberes a conciencia durante la legislatura, su equipo de gobierno ha funcionado, se ha trabajado el partido, no se han descuidado los municipios, el balance económico nos coloca a la cabeza de España, las grandes infraestructuras se han terminado en tiempo récord y no hay puntos negros reseñables. Su triunfo por goleada, junto a la barrida de Alberto RuizGallardón en la capital, otorga una importante baza a Mariano Rajoy ante las próximas elecciones generales, un factor E que sin duda será motivo preferente de los análisis. La batalla de Madrid siempre se ha interpretado en clave nacional, como un termómetro de la situación política ante otra pugna más importante, la que abre las puertas del Palacio de La Moncloa. Si es así, la extrapolación de los resultados de ayer constatan, además del reconocimiento a un modelo ideológico y de gestión, la deriva de un socialismo que hace aguas por los cuatro costados. En el Partido Socialista Madrileña los cuchillos están afilados. Están esperando a Sebastián por su juego sucio, pero también porque es un paracaidista que ha despreciado al aparato del partido. Y esperan a Simancas, quien ha fracasado por tercera vez y ha agotado sus balas. Ya no le quedan recursos, ya no le quedan asideros. La olla a presión del PSM puede estallar a partir de hoy en cualquier momento.