Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Domingo 27 de Mayo de 2007 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid. Teléfono: 913399000. Publicidad: 902334556. Suscripciones: 901334554. Atención al cliente: 902334555 Diario ABC, S. L. Madrid 2007. Prohibida la reproducción total o parcial sin el permiso previo y expreso de la sociedad editora. Número 33.401. Depósito Legal: M- 13- 58. Apartado de Correos 43, Madrid Precios de ABC en el extranjero. Alemania: 2,05 Bélgica: 2,00 Estados Unidos: 2,50 USD. Francia: 2,05 Irlanda: 2,10 Italia: 1,75 Holanda: 2,00 Portugal: 1,35 Reino Unido: 1,20 LE. Suiza: 3.40 CHF. Marruecos. 16 Dh. Irene Lozano PIRATAS DEL ESTRECHO s mucho más fácil evitar un saqueo que convencer al pirata de que te devuelva el botín una vez que ha concluido el abordaje con éxito. Si además has tenido a la Armada y a la Guardia Civil siguiendo meticulosamente los pasos del autor de la rapiña, para que se queden como pasmarotes mientras se consuma el saqueo, la cosa es para preocuparse. Tanto que, a estas horas, se encuentran en Florida medio millón de monedas de oro y plata extraídas de un pecio que tiene toda la pinta de ser español. Los cazatesoros de Odissey dicen que no está claro a quién pertenece el tesoro, pero por si acaso se lo han quedado. A día de hoy, el Gobierno británico tiene la certeza de que no es suyo. El español, en cambio, intenta ver algo entre la tinta de calamar vertida por los saqueadores, después de haberles permitido hacer prospecciones en nuestras aguas, y haberse abstenido de destacar un arqueólogo o un teniente de navío para enterarnos de lo que pasaba. Porque los de Odissey está claro que no son de fiar: los hemos invitado a cenar, se han llevado los candelabros de la abuela, y ahora nos salen con que no saben si eran de nuestra abuela exactamente. Hay que joderse. Con los piratas del Estrecho nos pasará como con los de la película, en la que, lejos de recrearse el protagonismo británico en el Caribe, directamente se inventa. Ni en sueños Jack Sparrow hubiera navegado tantas millas sin toparse con un navío español. Las auténticas aventuras que llenarían horas de fascinantes películas de piratas pertenecen a la historia del Caribe español, pero aquí del 36 para atrás la memoria histórica no interesa. Cómo no nos van a saquear monedas si nos dejamos birlar hasta el pasado. E Luciendo condecoraciones en su uniforme militar, Cao de Benós abraza a un soldado norcoreano en Panmunjom PABLO M. DÍEZ El aristócrata comunista A pesar de ser un extranjero perteneciente a una familia noble, el español Alejandro Cao de Benós se ha convertido en embajador internacional del hermético régimen de Corea del Norte PABLO M. DÍEZ pecial del Comité para las Relaciones Culturales con el Extranjero. A un precio de unos 2.400 euros, Cao de Benós organiza cada año visitas de turistas al único Estado plenamente socialista del planeta. También atiende a los periodistas y, pese a su habitual trato exquisito, no duda en advertirles de que no volverán a Corea del Norte si escriben algo que no le guste. De hecho, se ufana de haber vetado a varios medios y de haberle requisado por la fuerza las cintas de vídeo a un reportero americano. Su última misión consiste en montar en Bangkok la primera Cámara de Comercio norcoreana, que busca inversiones para que el país salga de la crisis. Pero lo más sorprendente no es la confianza del régimen en un extranjero como Cao de Benós, quien se declara un comunista convencido, sino que éste es, además, un aristócrata. Primogénito de los barones de Lés, condes de Argelejo y marqueses de Rosalmonte, el joven recuerda que las hazañas de sus antepasados, que siglos atrás ganaron sus títulos conquistando Fernando Poo e interviniendo en campañas militares en Francia y Nápoles, concuerdan con mis ideales de honor y justicia Cao de Benós, que sirvió dos años en el Ejército español, también se muestra preocupado por los desequilibrios sociales. A su parecer, la sociedad más igualitaria del mundo se encuentra en Corea del Norte un país que descubrió a los 16 años en una feria turística celebrada en Madrid. Por eso, y tras renegar del mundo egoísta y superficial en el que vivimos decidió convertirse en el más firme defensor de Corea del Norte a pesar de todas las críticas contra el totalitarismo del régimen y su flagrante violación de los derechos humanos. Unas acusaciones calificadas de propaganda del imperialismo norteamericano por Cao de Benós, quien diseñó la primera página web oficial de Corea del Norte en internet y luce en su uniforme militar las más altas condecoraciones del país. Todo un ejemplo de lealtad al Querido Líder Kim Jong- il, de uno de sus hijos más lejanos, quien tiene hasta un nombre coreano: Chosun Il Corea es una E l español Alejandro Cao de Benós de Lés y Pérez, nacido en Tarragona en 1974, es uno de los pocos extranjeros que se ha ganado la confianza del régimen militar de Corea del Norte, un país cerrado al exterior. A pesar de dicho aislamiento, Cao de Benós viaja desde 1994 a Pyongyang, donde ya es una figura tan popular que hasta aparece en la televisión estatal cantando en coreano. No en vano, este joven catalán es fundador de la Asociación de Amigos de Corea y delegado es-