Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 27 s 5 s 2007 DEPORTES 99 Ejercicio de sufrimiento del Barcelona Superó al Getafe de forma agónica después de quedarse con diez por roja a Ronaldinho antes del descanso Barcelona Getafe Barcelona (4- 3- 3) Valdés; Belletti (Oleguer, m. 61) Thuram, Puyol, Gio; Xavi (Iniesta, m. 90) Edmilson, Deco; Messi (Motta, m. 88) Ronaldinho y Eto o. Getafe (4- 2- 3- 1) Abondanzzieri; Contra, Pulido, Belenguer, Paredes; Celestini, Casquero; Mario Cotelo, Manu, Nacho (Albín, m. 59) y Maris (Pachón, m. 59) Árbitro: Pérez Burrull. Expulsó con roja directa a Ronaldinho (m. 39) Amarilla a Xavi, Casquero, Eto o, Nacho, Albín, Pulido y Edmilson, Gol: 1- 0, m. 2: Ronaldinho. 1 0 ENRIQUE YUNTA BARCELONA. A más de uno le dará un telele. Sigue la vida igual por las alturas, pero qué angustia tiene el barcelonismo. Superó anoche al Getafe pese a quedarse sin Ronaldinho en la primera parte, aunque no está acostumbrado a estas escenas de terror. Anhela un tropiezo del Madrid, pero bien haría en cuidarse de lo suyo. Y eso que de buenas a primeras ya mandaba el Barcelona. Como seis días antes en Montjuic, el Getafe se vio por detrás a los dos minutos, demasiada concesión tal y como están las cosas. Demérito madrileño aunque justificado por el empuje local, que arrancó como un toro bravo antes de enfrentarse a la suerte de varas. Normal sabiendo el resultado del Bernabéu. No había margen. Todo parece más fácil así. El Barça se sintió cómodo durante el tramo inicial, asfixiando al conjunto azulón- -de verde esperanza ayer- -con una presión fortísima y con las líneas más avanzadas que en las citas anteriores. Ahora que se desespera esperando le entran las prisas, a buenas horas. Trazó bien el cuadro azulgrana, con Xavi al volante y escoltado por Deco y Edmilson, que, recuperada la figura del pivote defensivo, ha sentado al bueno de Iniesta. Pero, pese al puyazo inicial, se vino arriba el Getafe. Es un equipo aguerrido, sacrificado y perfectamente dibujado. No es de extrañar su situación en la tabla y su condición de finalista en la Copa, en donde se veía el Barça hasta que le humillaran los madrileños en aquella mítica remontada. Se lidió una batalla durísima en la medular. Fue ganando terreno el grupo de Schuster y por momentos se adueñó del balón, aunque apenas inquietó la meta de Valdés. Abondanzzieri apareció más, pero ya se sabe que a este Barça se le olvida perdonar. Lo del Calderón fue una excepción y los catalanes regalaron una nueva dosis de sufrimiento a una parroquia histéri- Ronaldinho parece advertirle algo a Pérez Burrull, que instantes después le expulsaría ca, que todavía no se explica cómo el Madrid les ha birlado el maillot amarillo. Y más si cabe afloraron los nervios al filo del descanso cuando se produjo la jugada clave del encuentro. Ronaldinho, que en el gol sólo tuvo que empujar una asistencia solidaria de su amigo Eto o, añadió una más a su cuestionado curso con una agresión absurda a Belenguer. Cierto que el central le arreó hasta en el carné- -incomprensible que no se le sancionara con tarjeta- pero es impropio de un jugador como el brasileño caer en una provocación de este tipo. Pérez Burrull, superado, le envió justamente a la ducha. En inferioridad, el Barça no le perdió la cara al partido. Es más, mandó en la reanudación y tuvo a los diez minutos una cadena de oportunidades claras para matar. Pero, lo dicho, falla con la espada. Movió ficha Schuster y dio entrada a Albín y Pavón, quien nada más entrar tuvo el empate con un disparo en la frontal que atinó a REUTERS despejar Valdés. Se abrió el campo como era de esperar y entró en escena Messi, aunque esta vez fue frenado a tiempo por la correosa zaga getafense. No quería más sonrojos, que con aquella réplica del gol de Maradona tenía suficiente. El Barça, sin aire- -Rijkaard se olvidó de los cambios- fue cediendo metros y se encomendó a Valdés para salvar los muebles. Por instantes se mascó la tragedia, pero aguantó estoico las embestidas del Getafe. Ahora, qué agonía...