Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 27 s 5 s 2007 Empresa ECONOMÍAyNEGOCIOS 51 Enrique Serbeto VOLVER DE UNA VEZ A EUROPA a última vez que fuimos a votar, aunque tal vez no lo recuerde, fue en el referéndum sobre la Constitución Europea. El entonces flamante Gobierno socialista se empeñó en hacer de ello lo que decía que era la vuelta a Europa y después ha violado dos veces (que se sepa) las reglas comunitarias en el caso de la opa de Endesa. Es decir, que una cosa es predicar y otra muy diferente conseguir el trigo (y si quiere hacer lecturas de esto para las elecciones de hoy, mejor para usted) Pero sea como fuere, la respuesta de los españoles sería en estos momentos un valor político envidiable si Rodríguez Zapatero quisiera de verdad asumir un liderazgo político y como aseguran ahora en La Moncloa, prestar atención a la política europea. Hasta ahora ha hecho todo lo contrario. Aunque lo merecería, España no es vista como la cabeza de fila de los que apoyan a la Constitución, sino que como se ha permitido dar por muerto al texto, las posiciones de aquellos que lo apoyan parecen condenadas al mismo destino. Frente a este fatalismo, acaba de emerger la figura de Nicolás Sarkozy, de quien se espera que sepa abrir un camino para superar el escollo que su predecesor Jacques Chirac dejó como herencia. A Francia se le debería ver como la reina del no pero su nuevo presidente está logrando que todos miren a París esperando la salvación. Pues como en este caso Zapatero solamente ha cometido el error de ir a la campaña electoral para apoyar a la candidata derrotada (y damos por olvidados los cabreos de Sarkozy con la regularización masiva de emigrantes) el Gobierno tiene la ocasión de hacer algo realmente útil para Europa, buscando una posición común con Francia. Un acuerdo entre Francia, que votó no, y España, que votó si, tendría toda la energía necesaria para darle a la presidencia alemana la fuerza de vencer las intolerables reticencias de Polonia país con el que España ha pasado de un idilio prometedor a la frialdad de una nevera. Faltaría Gran Bretaña, pero como las cosas no son especialmente cálidas ni con el Blair saliente ni con el Brown entrante, allí poca cosa podemos hacer. L La familia Ruiz- Mateos, prácticamente al completo, tras la firma del acuerdo para la adquisición de Parmalat a mediados de este mes ABC Los Ruiz- Mateos resurgen con la Nueva Rumasa y cien empresas Su fuerte es la división de alimentación, a la que acaban de incorporar Parmalat España (la antigua Clesa) pero también están presentes en la hostelería, el sector inmobiliario o redes cada vez más importantes de distribución MAITE VÁZQUEZ DEL RÍO MADRID. El 23 de febrero de 1983 ha quedado muy lejos. La saga de los Ruiz- Mateos ha sabido levantar cabeza y dignidad de las cenizas, pleitos de razones y sinrazones de una expropiación de más de 650.000 millones de pesetas (más de 3.900 millones de euros) de la que sólo queda, de momento, una sentencia de la Audiencia Nacional (1997) -ratificada dos años después por el Tribunal Supremo- -en la que absuelve de los delitos de falsedad y estafa al patriarca del clan. La abeja se ha convertido en hormiga que poco a poco va sumando empresa tras empresa. La familia Ruiz- Mateos está unida como una piña. Ya se ha producido el relevo generacional y la Rumasa de 700 empresas ha dado paso a la Nueva Rumasa, gestionada por los seis hijos varones de José María Ruiz Mateos y María Teresa Rivero: Zoilo, José María, Alfonso, Pablo, Javier y Álvaro, que como su padre trabajan de sol a sol Ninguno destaca sobre el otro y los seis reportan al patriarca del clan, quien dirige la batuta y realiza la supervisión diaria. Su lema es todos para uno y uno para todos y como el jefe de la saga asegura: Todos son buenos y el menos bueno soy yo, y soy buenísimo, pues ¿cómo serán ellos? Los orígenes son los mismos: empresa familiar, un consejo formado por los miembros de la familia del que dependen los directores generales de cada división, y ejecutivos especialistas por materia, que ejecutan las decisiones. Otra nota común es la prudencia, discreción y su gusto por trabajar sin ruido explica a ABC el portavoz de la familia. Esta estrategia de silencio por su historia y pasado se traduce en guardar cautela al exponer públicamente sus datos financieros, aunque por sus operaciones se conoce, por ejemplo, que por Parmalat España ha pagado al contado 188 millones y que la división de alimentación facturará 700 millones de euros en 2007. La filosofía de Nueva Rumasa es la de invertir en sus marcas y crecer y crear empleo En este sentido, recalca el portavoz de la familia que es el mercado el que aprecia y valora la política de marcas y sus productos de alta calidad. Además, en Nueva Rumasa subrayan que esta empresa no es un holding como lo fue Rumasa, sino que cada empresa (unas 100) se gestiona de forma independiente. Sólo las han aglutinado por divisiones: alimentación; bebidas (Bodegas Garvey- -exporta a 50 países, adquirida en 1996 por nueve millones, que había formado parte de Rumasa- -a la que pertenecen ocho bodegas en las zonas de La Rioja, Penedés, Toro, Somontano, Jerez y Sanlúcar) hoteles (24 establecimientos con el nombre de Hotasa Hoteles, y el Crowne Plaza Hotel en Santiago de Chile) e inmobiliaria para la gestión de suelo. A ello se suma Radio Libertad, así como el Rayo Vallecano, entidad deportiva y club de fútbol al frente de los que se encuentra Teresa Rivero. Mención aparte merece la división de alimentación. Su compra más reciente, Parmalat España, llevará a Nueva Rumasa a ser propietaria de las marcas Clesa, Cacaolat, Helados Royne y La Levantina, que se incorporarán a Dhul, Trapa, Elgorriaga, Hibramer (adquirió el 72 en 1996 por 60 millones) Helados Dhul y las distribuidoras Los Conejos y Gambín y Garrés (líderes en la distribución de bebidas y alimentos en la hostelería y restauración) y Aldusa. En 2004 compra la bodega Sandeman a la lusa Sogrape y la sociedad Abilio y Toribio Nieto Gutiérrez (actual Distribuidora Los Conejos) En 2005 adquirió Lácteos Arnedo (Zaragoza) que elabora una de sus marcas más conocidas: Dhul, y su nueva gama de helados. Las últimas inversiones se han centrado en Dhul (Granada) con una cuota de mercado en postres lácteos del 95 con la construcción de una nueva fábrica en Granada destinada a la elaboración de platos preparados y una inversión de 30 millones. En el complejo Avícola de Hibramer (Aldeamayor, Valladolid) se destinaron 8 millones en la construcción de una fábrica de ovoproducto (huevo líquido pasteurizado) En este complejo existen mas de 1,5 millones de gallinas ponedoras. Además, Nueva Rumasa cuenta con ONG y fundaciones, siguiendo las pautas de responsabilidad social corporativa. Su filosofía es ayudar y apoyar y entre ellas cabe mencionar la Fundación Alcalde Zoilo Ruiz- Mateos Fundación Teresa Rivero Gestores por la libertad y Fundación Rayo Vallecano Política de inversiones Trabajar sin ruido Los seis hijos varones dirigen la empresa, sin que uno destaque sobre los otros, y rinden cuentas al patriarca del clan