Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 ECONOMÍAyNEGOCIOS En portada s El fin del boom inmobiliario DOMINGO 27 s 5 s 2007 ABC (Viene de la página anterior) COMPONENTES DEL PIB. OFERTA variación anual) 10 dios Económicos (IEE) se vaticina también una desaceleración del crecimiento del sector inmobiliario, pero no un hundimiento significativo. Su director general, Juan Iranzo, apunta que si bien es cierto que este menor ritmo de la construcción podría liberar entre 150.000 y 180.000 empleos, éstos podrán ser absorbidos por el sector servicios. El empleo es la clave para que las endeudadas familias españolas sigan pagando sus créditos. Si se sigue creando empleo no habrá problema para absorber una subida de tipos de interés que no podrá llegar mucho más allá, según Iranzo. No veo el Euribor por encima del 4,5 (ahora está en el 4,422 asegura. Las previsiones del Instituto son que la economía española crezca este año un 3,5 El Consejo Superior de Cámaras de Comercio augura, asimismo, una suave desaceleración del sector de la construcción en un entorno de subida de tipos de interés y de elevados precios de la vivienda. Manuel Valero, analista del servicio de estudios del Consejo, explica que es lógico que se produzca una desaceleración teniendo en cuenta, además, la previsible reducción del ritmo de creación de empleo, que podría aumentar este año un 2 No obstante, Valero asegura que la vivienda residencial supone sólo el 35 del sector de la construcción, con lo que la menor demanda de casas puede compensarse con otro tipos de obras. En todo caso, el Consejo Superior de Cámaras prevé que la industria tome el relevo de la construcción, como motor del crecimiento económico español, lo que permitirá, aumentar la productividad, ya que este último sector es menos intensivo en mano de obra. En opinión de Manuel Valero, los servicios podrían absorber parte de la mano de obra que quede liberada por la menor construcción de viviendas, aunque reconoce que es probable que la desaceleración de la construcción se traduzca en un aumento del número de inmigrantes inscritos en el paro. El Servicio de Estudios de La Caixa, por su parte, prevé que el PIB español crezca un 3,7 en 2007, un escenario que es totalmente coherente con los signos de moderación que estamos observando en el mercado inmobiliario. Jordi Gual, director del servicio de estudios de esta entidad, asegura que la desaceleración del crecimiento de los precios de la vivienda, que en el primer trimestre de 2007 se redujo al 7,2 %i nteranual, cerca de cinco puntos por debajo de hace SERVICIOS 5,3 5 CONSTRUCCIÓN 4,0 4,9 4,1 4,1 PIB 0,8 RAMAS INDUSTRIALES Y ENERGÉTICAS 4,5 0 3,4 PIB 0,6 -5 -10 RAMAS AGRARIA Y PESQUERA -15- 14,1 TR. 1 TR. 2 2005 TR. 3 TR. 4 TR. 1 TR. 2 2006 TR. 3 TR. 4 TR. 1 2007 La industria tomará el relevo NÚMERO DE VIVIENDAS INICIADAS Xavier Segura Caixa Catalunya 1.000.000 ABC Fuente: Ministerio de Fomento y SEE BBVA El sector inmobiliario se desacelera, pero no es una mala noticia para la economía Juan Iranzo Instituto de Estudios Económicos 850.000 700.000 550.000 400.000 250.000 100.000 La construcción puede liberar entre 150.000 y 180.000 empleos que podrían absorber los servicios Manuel Valero Consejo Superior de Cámaras La industria tomará el relevo como motor de crecimiento, lo que permitirá aumentar la productividad Jordi Gual La Caixa La moderación de precios de la vivienda disminuye la probabilidad de un ajuste brusco María Jesús Valdemoros Círculo de Empresarios un año, no sólo es la esperada sino que también es bienvenida pues disminuye la probabilidad de un ajuste brusco más adelante. Prevemos que esta moderación continúe y que el crecimiento del precio de la vivienda sea el año que viene similar a la inflación. Esta moderación en los precios, en combinación con la estabilización del Euribor en torno al nivel actual (4,4 se mantendrá estable, e incluso puede hacer disminuir ligeramente el esfuerzo financiero necesario para la compra de una vivienda, que se encuentra en la actualidad en niveles similares a los de hace una década señala. Esto, en un contexto de crecimiento demográfico y de empleo, continuará apoyando la demanda de vivienda, a juicio de La Caixa. Aunque prevemos que el Banco Central Europeo aumentará los tipos de interés medio punto más antes de final de año, el Euribor a 1 año ya descuenta esa subida y, por lo tanto, el recorrido al alza de los tipos que más afectan a los hogares españoles es escaso. Escasa subida de tipos El ajuste se está produciendo de forma paulatina. Sólo un fuerte empeoramiento de las expectativas complicaría la situación Una de las claves de su optimismo en las perspectivas económicas de España radica en el dinamismo que observan en la industria y en la inversión en bienes de equipo. La inversión en bienes de equipo, que creció un 12 en el primer trimestre de 2007, ya aporta casi cuatro veces más al crecimiento del PIB que la inversión en vivienda. El tirón de la industria y el sector exportador, con la ayuda de una Unión Europea que vuelve a crecer a un ritmo saludable, mantendrá un ritmo alto en el crecimiento del PIB y en la creación de empleo; también contribuirá a contener el déficit exterior y aumentar la productividad de nuestra economía. Por otra parte, el fuerte ritmo de inversión en infraestructuras continuará apoyando el crecimiento en la construcción señala Gual, que prevé que la gradual desaceleración en el ritmo de construcción de viviendas se compense con el crecimiento de la demanda exterior y de la inversión no residencial. A medio plazo, el crecimiento será algo menor que en los últimos años pero, por otra parte, también será más equilibrado y, por lo tanto, más sostenible. La ralentización del sector de la construcción es un aspecto fundamental de esta transición hacia un crecimiento de mayor calidad concluye. Desde el Círculo de Empresarios, María Jesús Valdemoros, directora del Servicio de Economía Cuantitativa, apunta que durante las últimas semanas, algunos indicadores relacionados con el sector sugieren que estamos frente a una cierta desaceleración de la actividad inmobiliaria, que podría mermar los actuales niveles de crecimiento de que disfruta nuestra economía (4,1 de crecimiento para el primer trimestre de 2007) Pero si comparamos la actual fase de expansión inmobiliaria con la que antecedió a la crisis de inicios de los 90, las conclusiones que cabe extraer son bien distintas. 1980 1982 1984 1986 1988 1990 1992 1994 1996 1998 2000 2002 2004 2006 Ajuste gradual Varios elementos diferenciales- -crecimiento económico, creación de empleo, aumento de la población, inversión extranjera, favorables condiciones financieras... -son los que han hecho crecer la demanda de la vivienda a ritmos notables desde finales de los 90, explica Valdemoros. La respuesta de la oferta ha sido vigorosa y las viviendas construidas año tras año han reflejado un enorme dinamismo. Si bien los precios reales de los inmuebles han crecido más que hace 15 ó 20 años, ha sucedido lo contrario con el indicador de esfuerzo para la adquisición de vivienda. Todos estos elementos sugieren, a juicio de esta economista del Círculo de Empresarios, que el aterrizaje del sector inmobiliario podría ser más suave que el del periodo 1990- 93 Las condiciones fi-