Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 26- -5- -2007 Álvaro Uribe anuncia una liberación masiva de guerrilleros de las FARC 33 Turquía dice que su paciencia está al límite con las bases kurdas en Irak EP ANKARA. El ministro turco de Asuntos Exteriores, Abdulá Gul, aseguró ayer que Turquía no tiene intención de autorizar el lanzamiento de una operación transfronteriza en Irak para destruir las bases terroristas del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) en el norte del país vecino. Nuestra paciencia está al límite declaró Gul en una entrevista a la cadena de televisión NTV Sin embargo, dejó claro que, por el momento, su Gobierno no va a preparar una moción con objeto de solicitar al Parlamento una autorización para que el Ejército despliegue una ofensiva. El primer ministro, Erdogán, había indicado el pasado miércoles que la Cámara de Diputados daría luz verde a una operación así si las Fuerzas Armadas lo reclamaban formalmente. Por otra parte, Gul reclamó un mayor apoyo de las tropas estadounidenses en la lucha contra el PKK. Deseamos que el nivel de cooperación de Estados Unidos en la lucha contra las guerrillas se incremente. Ahora mismo no está en el nivel correcto deseado. Tenemos derecho a esperar ayuda de Estados Unidos e Irak contra las guerrillas apostilló. Las especulaciones sobre una presunta acción militar en Irak se han multiplicado esta semana a raíz de dos atentados terroristas atribuidos por las autoridades turcas al PKK. Un kamikaze se inmoló el pasado martes en un centro comercial de Ankara, terminando con la vida de al menos seis personas e hiriendo a más de un centenar. Asimismo, seis soldados del Ejército turco murieron el jueves por la explosión de una mina terrestre colocada por el PKK. Mientras, presuntos rebeldes kurdos detonaron una bomba al paso de un convoy en el que viajaba el jefe de la Policía local en la provincia de Tunceli, en el este del país, si bien todos los ocupantes resultaron ilesos. Asimismo, el PKK colocó otra bomba en una vía férrea cerca de la estación de Suveren, en la provincia de Bingol (sureste) que provocó el descarrilamiento de siete vagones de un tren de mercancías. En la trastienda de la candidata Hillary Clinton Dos nuevas biografías críticas, escritas por periodistas de prestigio de Estados Unidos, detallan todo el culebrón marital y la maquinadora ambición de la ex primera dama que aspira a disputar la sucesión del presidente Bush en el 2008 POR P. RODRÍGUEZ CORRESPONSAL WASHINGTON. Además del portentoso maratón de obstáculos, debates, promesas, captación de dinero que supone una candidatura presidencial en Estados Unidos, Hillary Clinton se enfrenta a un problema adicional: su propia vida. Los peores temores y el nerviosismo de la campaña de la senadora por Nueva York se confirmaron ayer al trascender el polémico contenido de dos nuevos libros escritos por periodistas de prestigio sobre la ex primera dama en cabeza de la lucha por la nominación del Partido Demócrata para intentar suceder en el 2008 al presidente George W. Bush. Las biografías en cuestión, que prometen hacerse con un lugar destacado entre los best- sellers políticos del verano, han sido producidas por Carl Bernstein A Woman in Charge editorial Knopf, 640 páginas) -el reportero que junto a su compañero Bob Woodward hicieron historia con la cobertura inicial del caso Watergate -y el dúo Jeff Gerth y Don Van Natta Her Way editorial Little, Brown and Company, 416 páginas) periodistas de investigación en la nómina del New York Times De acuerdo con los detalles avanzados ayer en exclusiva por el Washington Post estos nuevos retratos de la candidata bucean críticamente en su pasado, detallan el culebrón marital con su esposo y cuestionan la imagen que la ex primera dama ha presentado durante estos meses de campaña. El retrato presentado corresponde al de una mujer bas- Hillary Clinton habla por su móvil en los edificios del Senado el martes pasado tante complicada, brillante, oportunista, controladora, metódicamente ambiciosa, con pretensiones de superioridad moral pero que ha tolerado las descaradas infidelidades de Bill Clinton y con una notoria trayectoria de cierta flexibilidad con la verdad. El volumen de Bernstein destaca que la candidata, durante su etapa como primera dama, estuvo aterrorizada ante la posibilidad de ser procesada por alguno de sus manejos poco claros durante su etapa de Arkansas. Llegando a asumir la dirección de su defensa y negándose a colaborar con los investigadores federales por considerarse víctima de una ilegítima persecución. En la época de Arkansas, Berstein establece que Hillary se planteó seriamente la opción de divorciarse de su esposo, contemplando incluso la idea de presentarse a gobernadora en 1990 para vengarse de las indiscreciones de Bill Clinton. La biografía elaborada por Jeff Gerth y Don Van Natta detalla entre otras perlas como que esta mujer durante la primera campaña presidencial de su esposo en 1992 se encargó personalmente de supervisar los esfuerzos por contener y desacreditar a Jennifer Flowers, la fa- AP Más atentados terroristas La ex primera dama estuvo aterrorizada ante la posibilidad de ser procesada por sus manejos en la etapa de Arkansas Los Clinton tendrían un pacto para impulsar por turnos sus respectivas candidaturas presidenciales Refritos sin novedades mosa rubia que salió a la palestra con detalles sobre un tórrido y prolongado affair con el gobernador de Arkansas. El libro de los periodistas del New York Times sugiere también que la senadora por Nueva York no se molestó en leerse el último gran informe de los servicios de inteligencia antes de votar en el 2002 a favor del uso de la fuerza en Irak. El volumen también apunta la existencia de un viejo entendimiento entre los Clinton para impulsar por turnos sus respectivas candidaturas presidenciales y reinventar al Partido Demócrata. Ante todo este cargamento de revelaciones desagradables, la campaña de Hillary Clinton ha insistido en que estos dos libros no son más que un refrito de viejas historias. Según ha llegado a preguntarse retóricamente Philippe Reines, la portavoz de la candidata en el Senado, ¿Es posible que me citéis bostezando?