Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 ESPAÑA Los efectos de un temporal devastador SÁBADO 26 s 5 s 2007 ABC Rajoy visita la zona cero inundada y Zapatero no cancela su mitin en León El presidente retrasa su viaje a La Mancha y nada se sabe de la ministra de Agricultura P. A. ALCÁZAR DE SAN JUAN. Aquí ni ha venido nadie ni han querido comprometerse con nadie Con estas palabras, el líder del PP, Mariano Rajoy, ponía de manifiesto la sensación de abandono en la que se encuentran los vecinos de Alcázar de San Juan y Campo de Criptana, dos de las localidades manchegas castigadas con más dureza por el intenso temporal de lluvia y que el lider de la oposición recorrió ayer en un día de perros Y es que hasta estas tierras embarradas, a cuyos habitantes el agua les ha dejado sin casa, sin cultivos o sin empleo, no se ha acercado nadie del Gobierno, ni para conocer de cerca sus necesidades- -que son urgentes- -ni para llevarles un poco de consuelo. Por aquí no se ha visto a la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, que ayer prefirió seguir de campaña por Málaga y terminar en la fiesta que el PSOE celebró en la playa. Ello, a pesar de que las inundaciones inhabilitaron las vías de tren y dejaron incomunicado el Levante, lo que afectó a miles de personas. Tampoco a la titular de Agricultura, Elena Espinosa, a pesar de que los daños en los cultivos son muy importantes y que, para su recuperación, podrían necesitarse años. A la sensación de desamparo se sumó ayer la decepción, cuando los vecinos esperaban la visita del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y éste no se presentó. Su visita, que había sido anunciada la víspera, fue finalmente aplazada hasta el próximo lunes, supuestamente para que no fuera tachada de electoralista o, como dijo la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, porque Zapatero es especialmente respetuoso con el procedimiento electoral. ¿Es que Rajoy no lo es? le replicaron, pero la vicepresidenta prefirió no responder. En cualquier caso, el presidente del Gobierno no interrumpiera su apretada agenda de campaña electoral de ayer, la última antes de las elecciones de mañana, para acercarse a esta zona castigada. Zapatero prefirió atender el compromiso en su tierra de adopción, León- -donde visitó varios pueblos y dio un mitin en la capital- -y cerrar anoche la campaña en la localidad madrileña de Fuenlabrada. Que den la cara y estén a la altura de las circunstancias recriminaba Rajoy a los responsables del Gobierno y de Castilla- La Mancha. También reprochaba a Zapatero la ausencia de la Unidad Militar de Emergencias, aquel dispositivo de intervención rápida que creó el Gobierno tras los incendios de Guadalajara para que operara ante situaciones de catástrofe, pero que todavía no ha debido de estrenarse, aunque ésta hubiera sido una buena ocasión. Yo no sé si se ha creado o no esta unidad, pero lo que sí tengo que decir es que aquí nadie ha visto ninguna afirmó el líder del PP. Recordó Rajoy que esa unidad militar se nos anunció como panacea de todos los males, pero aquí no ha venido. No sé si existe; pero, si existe, aquí no la conoce nadie Tal y como relató, a los únicos que se ha visto por las zonas afectadas son a los cuerpos de la Guardia Civil y la Policía, a la Cruz Roja y a los vecinos. Son los únicos que han estado a la altura de las circunstancias manifestó, al tiempo que señaló que ahora hay que trabajar para resarcir los daños causados y dar la cara También dejó caer Rajoy que los acontecimientos desgraciados son algo que tristemente pueden ocurrir, pero es verdad que con medidas de prevención los daños hubieran sido menores Zapatero, de campaña en León Rajoy y la candidata del PP a la presidencia regional, De Cospedal, visitan una vivienda anegada EFE EL AGUA VENÍA COMO EL MAR, Y ESO DABA MIEDO Al volver a sus casa anegadas, los vecinos del sur de Alcázar de San Juan, todavía conmocionados, se afanan en limpiar los restos de la catástrofe PILAR ATIENZA ALCÁZAR DE SAN JUAN. La ciudad comienza a recobrar la normalidad después de que el agua que inundaba los barrios del sur fuera desapareciendo durante la jornada de ayer. Los sistemas de drenaje ya no estaban al 100 de su capacidad y admitían todo el agua que estaba por debajo de la cota cero indicó el alcalde, José Fernando Sánchez Bódalo. Las casas continuaban con grandes cantidades de agua, barro y lodos y la imagen más repetida era la de los vecinos intentando limpiar los restos de la catástrofe. Y aunque la avalancha ha pasado, los afectados continúan conmocionados. Una vecina del barrio La Paz explicó a ABC que la calle que sale justo enfrente de su vivienda venía como el mar, eso daba miedo, no sabíamos qué hacer con los niños, con dos mayores que tenemos en casa, era como el mar, era como el mar repitió. Un grupo de voluntarios montó una brigada de ayuda de limpieza en los domicilios de los afectados, un servicio que coordina el Ayuntamien- Desamparo y decepción El líder del PP preguntó por la Unidad Militar de Emergencias que creó el Gobierno y nadie conoce to, que ayer proporcionó alojamiento en hoteles a las pocas familias pendientes de regresar a sus casas. El resto de los más de 500 evacuados ya están en sus domicilios cuantificando los daños para plasmarlos en un preimpreso que ha creado el Consistorio con el fin de servir de adelanto a las ayudas de urgencia de Castilla- La Mancha y del Ejecutivo Central. Hasta última hora de la tarde se mantuvo en Alcázar el dique de contención que se colocó en la rotonda del Cementerio, un talud que actuaba de refuerzo de protección del dique natural que forma la vía del tren. La masa de agua de más de un millón de metros cúbicos que tenía detrás también bajó ayer considerablemente. En Campo de Criptana, el granizo causó el derrumbe de tres viviendas y destrozos en otras, además de edificios y mobiliario público. Ayer continuaban realojados en edificios públicos unas quince personas.