Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 ELECCIONES 27 M ESPAÑA ETA BATASUNA ANV CONDICIONA LA CAMPAÑA SÁBADO 26 s 5 s 2007 ABC La izquierda abertzale maneja un vídeo de ETA que enseña a asesinar Más de 500 afectados en sabotajes a las vías del tren s Asaltan la sede de Nafarroa Bai D. M. BEGOÑA LÓPEZ MADRID PAMPLONA. Un vídeo de ETA que recoge cursillos de entrenamiento en el manejo de armas y sobre la confección de artefactos explosivos está circulando en medios de la izquierda abertzale desde hace días, en plena campaña, según ha sabido ABC de fuentes de la lucha antiterrorista. Los mismos medios precisaron que la cinta no ha sido intervenida en ninguna operación antiterrorista, por lo que las Fuerzas de Seguridad están investigando cómo ha sido su distribución. En la grabación aparecen terroristas encapuchados aleccionando a otros en distintas situaciones, como atentados donde disparan a la víctima y luego la rematan en el suelo. Mientras, grupos de terroristas callejeros obedecieron ayer la orden de salir a la calle a pelear dada el pasado miércoles por el filoetarra Juan María Olano en el mismo acto en el que pedía el voto para ANV y asaltaron la sede de Nafarroa Bai en Pamplona, hostigaron a la alcaldesa de esta ciudad, Yolanda Barcina, de UPN, perpetraron actos de sabotaje en distintos puntos de la línea férrea en Navarra y atacaron instalaciones de Telefónica y Renfe, entre otros desmanes. A ETA le ha dolido especialmente la anulación de la candidatura de ANV al Parlamento de Navarra y, por ello, en esa jornada de lucha convocada por Batasuna para ayer, buena parte de los actos de kale borroka se cebaron con la Comunidad foral, como si se trataran de razzias de castigo. Una de estas, al más puro estilo nazi, tuvo como objetivo la sede que Nafarroa Bai (NB) coalición integrada por PNV EA, Aralar y otros grupos escindidos en su día de Batasuna. Sobre las diez y cuarto de la mañana, cerca de 25 individuos irrumpieron en su interior con la intención de colgar una pancarta en el balcón del local. Se produjo un forcejeo y los intrusos insultaron a los militantes de NB con descalificativos como fascistas y ladrones Dirigentes de Nafarroa Bai reconocieron entre los provocadores a varios integrantes de las listas de ANV En este contexto de presión, la candidata a la alcaldía de Pamplona por UPN, Yolanda Barcina, también fue objeto ayer del acoso de los proetarras. Cinco individuos la rodearon, al grito de pucherazo cuando distribuía propaganda en el barrio de La Chantrea. Antes, dos sabotajes perpetrados de madrugada en la línea ferroviaria Pamplona- Castejón obligaron a interrumpir el servicio entre ambas localidades. Los hechos se registraron a las 23: 05 horas del jueves y a la 01: 38 de la madrugada y la forma de proceder de los autores fue similar en ambos casos según la Policía. Los sabotajes consistieron en cortar los contrapesos de la línea de Renfe entre El Carrascal y Garínoain, a la altura del kilómetro 149,8, y entre Villafranca y Marcilla, en el kilómetro 108,6, lo que provocó que la catenaria se destensara. En el caso del ataque ocurrido junto a Garínoain, un tren de mercancías que circulaba por ese punto quedó inmovilizado, por lo que el tráfico ferroviario entre Castejón y Pamplona estuvo interrumpido desde medianoche hasta primeras horas de la tarde. Más de 500 Fachada del edificio de Correos, en Marquina, atacado por los proetarras usuarios resultaron afectados. Los autores, al dar a conocer los sabotajes en una llamada a SOS Navarra, se delataron como simpatizantes de Batasuna- ANV al reivindicarlos como una respuesta al pucherazo electoral derivado de la ilegalización de sus candidaturas. La línea ferroviaria que cubre las localidades guipuzcoanas de Éibar y Elgóibar también fue objeto de un sabotaje, aunque con menor incidencia en el servicio. Varios individuos lanzaron durante la madrugada de ayer cócteles molotov contra los edi- EFE ficios de Correos y Telefónica en la localidad vizcaína de Marquina. Los daños fueron escasos. Además, los proetarras lanzaron pintura contra la casa de la cabeza de lista del PSE- EE a la alcaldía del municipio guipuzcoano de Arechabaleta, Ainhoa Sagarribai. LA POLICÍA, HIPOTECADA POR LOS RADICALES La campaña en Navarra ha estado vigilada por más de un centenar de agentes, dedicados en exclusiva a evitar que los proetarras reventaran mítines ajenos POR C. MORCILLO MADRID. Policías convertidos en periodistas de campaña de mitin en mitin siguiendo a todos los candidatos. A eso se han visto obligadas buena parte de las unidades policiales de Navarra por la estrategia de los probatasunos de sabotear a todos los candidatos que no sean de ANV Ha habido mo. mentos, como el día en que Rajoy acudió a Pamplona, con hasta 250 agentes desplegados. A unos les ha tocado el papel discreto, apostados entre los asistentes, para que las pan- cartas de pucherazo y otras lindezas similares no duraran. Son los que conocen de cerca los rostros de siempre, cincuenta o cien con nombres destacados entre ellos, que se reparten en veinte grupos distintos como si fueran una colmena. El objetivo es abultar, provocar, envenenar... y a veces, como ayer, van más allá y lo consiguen. Son los mismos de siempre, los Pernando, Ainares, Marines, Patxis... pero con otra cara y otro nombre como se encargó de recordar en un mitin en Berriozar hace una semana un batasuno. Intentaron boicotear el mitin de la vicepresidenta del Gobierno- -a la par celebró uno ANV con menos de 60 asistentes- el de Rajoy, el de Zabaleta. No hacen distingos; y mientras no lo conseguían seguían con el adoctrinamiento y la propaganda dura como la desplegada en una rueda de prensa de Amaiur Sarea camuflaje ideológico con las consignas de reparto de papeletas de ANV al precio que sea. Quinientos euros les costó alquilar un saloncito de un hotel de Pamplona para pedir el voto para sus candidatos, concurran o no, e insultar a los contrarios. Mañana, la Policía de nuevo tendrá que echar el resto e ir de mesa en mesa electoral para retirar papeletas que no valen, para evitar que se hagan presentes quienes deberían ser invisibles.