Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 ELECCIONES 27 M ESPAÑA LOS MÍTINES CENTRALES SÁBADO 26 s 5 s 2007 ABC Zapatero llama a elegir el domingo entre entusiasmo o discordia Reivindica que España y su bandera son de todos y acusa a Rajoy de mentir sobre ETA LOS MÍTINES DE AYER Lugar: León Fuenlabrada (Madrid) Aforo: 6.000 6.000 Asistencia: 6.000 6.000 ...y apareció Sonsoles: La esposa de Zapatero acompañó ayer a su marido en León y en Madrid, tras actuar en una ópera en Francia. dejado la vida, España y su bandera, son de todos y están para unir y no para dividir. Su nombre no se puede utilizar en vano y no tiene dos mitades como dice Aznar Acusó a los dirigentes del PP, con Rajoy a la cabeza, de haber dedicado todo el tiempo desde el 14- M a hacer propaganda y mentiras en la lucha contra el terrorismo Por primera vez en treinta años de democracia, un líder de la oposición ha salido a la calle y ha mentido sobre lo que está haciendo el Gobierno para acabar con el terrorismo, que es lo que quiere la inmensa mayoría. Hemos trabajado y trabajaremos, sí, para conseguir la paz agregó Zapatero, para concluir que España no se merecía un Gobierno que mintió a los españoles y por eso cambió, y hoy no se merece una oposición que usa el terrorismo como única arma contra el Gobierno y sin echar una mano un solo día No la única. Porque también criticó singularmente al gobierno de la Comunidad de Madrid, que preside Esperanza Aguirre, por haber trabajado sólo como ariete partidista contra el Gobierno de España, para crispar a los madrileños y desde Madrid crispar a toda España con un comportamiento que tachó de desleal Tras pedir el voto para que el PP aprenda a perder pronosticó que también ganaremos las elecciones generales Mentiras, crispación, deslealtad GONZALO LÓPEZ ALBA LEÓN MADRID. No va más. La suerte quedó echada anoche. Y José Luis Rodríguez Zapatero se jugó el resto a la misma carta a la que ha apostado durante los últimos quince días y, en gran medida, a la misma a la que lo hizo con fortuna en 2004: la movilización del electorado de izquierdas- -tradicionalmente abstencionista en los comicios municipales y autonómicos- -con la palanca de que el voto puede decidir el rumbo y el destino del país, de una comunidad autónoma, de un ayuntamiento e incluso de cada ciudadano. El líder del PSOE cerró la campaña con el tradicional doblete final, que en su caso realiza siempre en León y Madrid- -en esta ocasión en Fuenlabrada, ciudad del cinturón gobernada por los socialistas desde la recuperación de la democracia- Su último mensaje de movilización fue presentar las elecciones de mañana como una disyuntiva entre entusiasmo y discordia entre hoy y ayer entre progreso y retroceso entre convivencia y crispación Y si el PP ridiculiza el optimismo del que hace gala sistemáticamente, Zapatero tachó a Mariano Rajoy de profeta del pesimismo para, tras un pase al natural, clavarle una banderilla: Nunca se ha creado un puesto de trabajo con pesimismo Entusiasmo, y mucho, puso Zapatero en su último mitin. El presidente del Gobierno se vanaglorió de haber cambiado el destino de mucha gente en menos de tres años gracias a iniciativas como las leyes de Autonomía Personal o de Igualdad, y subrayó que hacer España es dar derechos a los ciudadanos, aumentar las libertades, respetar a cada una de las comunidades autónomas... y otra cosa es gritar España Sonsoles Espinosa, en Fuenlabrada, reapareció ayer España es una palabra que el líder del PSOE, más inclinado hasta ahora a utilizar la expresión este país ha recuperado para su vocabulario en esta campaña- -las elecciones autonómicas se celebran en comunidades en las que, en mayor o menor medida, predomina la identidad española sobre la autonómica, o, cuando menos, no ocurre a la inversa- Ayer la empleó más de una docena de veces. Quizás dos, o más. Al filo de la medianoche, Zapatero sacó el colmillo y con un empuje que no siempre se le ha visto en esta campaña, el gesto duro y el tono enojado, clamó que la bandera de España y España, el país que llevamos en nuestro corazón los socialistas, por el que hemos sufrido y Aval a Sebastián: Algunos tienen la piel muy fina y la cara muy dura Zapatero hizo una encendida defensa de Miguel Sebastián, de quien destacó que no ha tirado la piedra y escondido la mano sino que, a diferencia de tantos que usan los medios de comunicación él ha preguntado con su cara y su voz En clara alusión a Ruiz- Gallardón, afirmó que algunos tienen la piel muy fina y la cara muy dura El elogio no quedó en lo personal ni en sus cualidades para gobernar Madrid, sino que le atribuyó un papel fundamental en que la economía española sea ejemplo en el mundo Ensalzó que ganaba mucho dinero en la empresa privada y cuando le pedí que viniera a trabajar con nosotros, no lo pensó un minuto Germán Yanke España, España, España BUENOS DESEOS o han sido muy originales, la verdad, las campañas de estas elecciones locales. Es lógico que los grandes mítines, con la presencia de los líderes de los partidos, hayan girado más en torno a las cuestiones candentes de la ac- N tualidad nacional pero, más allá de ello, se observan unos tics interesantes. El PSOE, por ejemplo, ha insistido en que le gustaría un PP moderado representante de la derecha democrática etc. En la recta final, el PP- -sobre todo su presidente de honor, José María Aznar- -explica a sus votantes que le gustaría otro PSOE, uno que vuelva a defender con nosotros que con los terroristas no hay nada que negociar Habría que añadir, para completar el mapa, que, en esta feria de buenos deseos para el adversario, el PP encuentra un modelo al menos aceptable en el pasado socialista y el PSOE no repara en nada salvable en el pasado de la derecha. Lo apunto para los entomólogos del radicalismo. Unos dicen querer una derecha más centrada en las formas y contenidos y, otros, una izquierda más socialdemócrata y centrada en materia territorial y en la lucha contra el terrorismo. La paradoja consiste en que se mantiene, a su manera, la fascinación por el centro y que esos mensajes seguramente advierten que el centro sigue atrayendo a los votantes. Se diría que como cuesta mucho modificar los vicios propios, la estrategia electoral llama a resaltar esas virtudes reclamándoselas al adversario. Pero, ¿quién votara al PSOE para que cambie el PP? ¿Y quién al PP para que cambie el PSOE?