Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 INTERNACIONAL VIERNES 25 s 5 s 2007 ABC Rafael L. Bardají Ahmadineyad dice que Israel será arrancado de raíz si ataca el Líbano El presidente persa interpreta como positivo el último informe de la ONU sobre su programa nuclear, y reafirma que Irán no cederá sus derechos atómicos MIKEL AYESTARÁN ENVIADO ESPECIAL TEHERÁN. El movimiento que se inició con la victoria de la revolución islámica y que continuó en el período de la defensa sagrada (nombre que dan a la guerra con Irak los dirigentes islámicos) hoy está llegando a un punto ideal. El islam es el único sendero que conduce a la salvación de los pueblos, y la consolidación de los derechos atómicos de Irán marcará el camino Mahmud Ahmadineyad no tardó en hacer un balance del último informe del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) Lo hizo ante el público más fiel que le queda en el país, la Guardia Revolucionaria, y pronunció un discurso en el que, una vez más, vinculó el futuro de la nación a los logros en materia atómica. Se suceden los informes del OIEA, se confirma que Irán no suspende el enriquecimiento de uranio, que los inspectores tienen cada vez más problemas para desarrollar su trabajo y las sanciones del Consejo de Seguridad no han servido, ni mucho menos, para hacer reflexionar a los dirigentes islámicos. El paso del tiempo refuerza la postura de Ahmadineyad, quien recordó que los imperialistas han bajado el listón progresivamente desde las amenazas militares, pasando a continuación a las de embargo, hasta llegar ahora a pedir negociar Ante un público enfervorecido, el político ultraconservador se desvió unos instantes del tema central de su comparecencia y aprovechó para enviar un mensaje al enemigo israelí advirtiéndole que los pueblos de la zona arrancarán Israel de raíz si decide atacar de nuevo, como lo hizo el pasado verano Las interpretaciones de los informes del Director General del OIEA, Mohamed El Baradei, son radicalmente opuestas fuera y dentro de Irán. En occidente se destacan ideas como que el régimen islámico está cada vez más cerca de conseguir la bomba atómica. En Irán, por su parte, valoran ante todo que el OIEA es incapaz de verificar el alcance y la naturaleza de las actividades nucleares iraníes. El régimen islámico se aferra a la ambigüedad de este punto y repite una y otra vez que su programa tiene fines pacíficos y que sólo busca la producción de energía eléctrica. Occidente no se fía y sigue exigiendo que Teherán detenga sus investigaciones, algo a lo que se niegan en firme los dirigentes persas por considerar este progreso un derecho del pueblo de Irán El negociador nuclear iraní, Ali Lariyani, destacó que el último informe es una muestra más de que nos movemos en el marco del derecho internacional. Además, tal como se recoge en las conclusiones del dosier, gracias a la cooperación de Irán la agencia puede continuar las verificaciones Esto queda muy lejos de la denuncia lanzada por la Casa Blanca, que asegura que el mismo informe constituye una lista de los continuos desafíos de Teherán a la comunidad internacional y exige la imposición de nuevas sanciones. No parece que ambas potencias hayan recibido las mismas cuatro páginas elaboradas por el OIEA. Al igual que la negativa sistemática a detener el programa nuclear, otra de las exigencias que formula Irán es la de devolver el contencioso al OIEA y apartarlo del Consejo de Seguridad de la ONU, que es quien se encarga de imponer sanciones. En declaraciones a la agencia Irna, Mohamad Saidi, asesor del Organismo Iraní de Energía Atómica, aseguró que Teherán está dispuesto a cooperar de forma completa para resolver las cuestiones pendientes a condición de que el caso nuclear sea devuelto al OIEA A PAGAR IRÁN: EL PRECIO M ientras Europa se regodea con sus premios Carlomagno y Javier Solana se entretiene reunido con Lariyani, el negociador nuclear iraní, los ayatolás en Irán han hecho lo que muchos nos temíamos: saltarse a la torera las demandas de la comunidad internacional y aprovechar este tiempo para superar los obstáculos técnicos en su cadena de enriquecimiento de uranio. Hasta el Premio Nobel de la paz, el egipcio Al Baradei, siempre tan crítico con los Estados Unidos, ha tenido que admitirlo: Irán está enriqueciendo uranio y cuenta con más cascadas de centrifugadoras para lograrlo de lo que su gente de la OEIA había previamente estimado. De hecho, según el último informe de este organismo de la ONU, en Natanz los ayatolás ya tienen 1312 centrifugadoras funcionando a plena potencia. Cuando tengan 3000, estarán a un año de su primera bomba. Hasta ahora, la comunidad internacional había intentado con el doble y tradicional juego de incentivos y sanciones que Teherán abandonase su programa nuclear. El éxito ha sido escaso. Los iraníes creen que pueden salirse con la suya a un coste razonable, pues ven a los Estados Unidos interesados en solventar Irak primero (y para eso Irán es determinante) a los israelíes bajo un gobierno impotente, y a los europeos dispuestos aceptar todo. Las sanciones económicas impuestas por Naciones Unidas están teniendo un cierto impacto, pero es demasiado lento como para que los ayatolás tengan que cambiar de estrategia. En la carrera contrarreloj, sanciones versus centrifugadoras, el programa nuclear iraní tiene todas las de ganar. Las nuevas sanciones que se discutirían próximamente en el Consejo de Seguridad tampoco inclinarán la balanza a favor nuestro. Sólo una presión insostenible cambiaría el resultado. Si la comunidad internacional sigue con el mismo curso, los iraníes harán lo que han estado haciendo: jugar a la ambigüedad con Solana, mentir a los demás y acelerar sus esfuerzos para tener la bomba. Con más conversaciones se lo estamos poniendo barato. Diálogo de sordos ABC. es Informe sobre el programa nuclear iraní en abc. es internacional AFP Un incendio de origen confuso destruye la mayor sinagoga de Ginebra La Policía de Ginebra cree que el incendio que destruyó ayer la mayor sinagoga de la ciudad fue un accidente, y no un acto intencionado como se había sospechado inicialmente, aunque mantiene abierta su investigación. El incendio, que se originó de madrugada, no provocó víctimas, aunque sí importantes daños materiales. En la imagen, varios fieles se reúnen junto a la puerta de la sinagoga quemada, situada en el barrio de Malagnou.