Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 INTERNACIONAL www. abc. es internacional VIERNES 25- -5- -2007 ABC El Ejército libanés lanza su mayor ofensiva contra los yihadistas de Fatah al Islam Siniora reitera a los 400.000 refugiados palestinos del país que el objetivo no son ellos sino los terroristas de Al Qaida LAURA L. CARO ENVIADA ESPECIAL TRÍPOLI. Había sido una jornada de tensión sin paliativos. Con tiroteos en el norte del campo de refugiados, los servicios de ayuda humanitaria bloqueados a las puertas ante la inminencia del ataque y las Fuerzas Especiales del Ejército libanés apostadas en el acceso sur a la espera de órdenes y preparadas para entrar en cualquier momento Y en cuanto se hizo de noche, estalló la ofensiva a la caza de los yihadistas de Fatah al Islam. Una batería de explosiones y la furia ensordecedora de las balas trazando por todas partes sumió a las ocho y veinte de la tarde hora local, el campo palestino de Nahr al Bared en los más duros combates registrados desde el inicio del conflicto el pasado domingo. Una batalla descomunal, arrancada con cuarenta y cinco minutos de fuego salvaje, que incluso partió desde el mar, para terror de los 20.000 civiles palestinos que, según la Cruz Roja, todavía permanecen dentro. La lucha armada llegó a extenderse por momentos más allá de los límites de Nahr, tan y como habían anunciado los guerrilleros. La operación se activaba después de que por la mañana, en un discurso con ocasión del séptimo aniversario de la retirada israelí del sur del Líbano, el primer ministro, Fuad Siniora, lanzara desde Beirut la última advertencia: No cederemos al terrorismo. Actuaremos para erradicarlo y hacernos cargo de nuestros hermanos, los refugiados palestinos, y asegurar su protección Era el ultimátum a los radicales suníes de Fatah al Islam para que se rindieran a tiempo de evitar una nueva oleada de fuego, que las tropas llevaban preparando durante dos días. Refugiados huidos del campamento de Nahr al Bared piden ayuda a un puesto de la ONU en el campamento vecino de Badawi el reparto de un cargamento de 17.000 litros de agua. Apenas dejaron atravesar la línea a media docena de ambulancias, que recogieron heridos de días atrás con orden expresa de evacuar la zona lo antes posible. La evidencia de una inminente reanudación del fuego cruzado y el miedo a volver a convertirse en blanco fácil e inocente de una guerra inacabada, llevaron ayer a muchos de los habitantes que todavía aguardaban en el interior de Nahr al Bared a abandonar sus casas rumbo al cercano campo de Badawi. Van a atacar a las AP tres de la tarde, todavía me da tiempo a ir a por pan para mi familia proclamaba con ingenua seguridad un padre palestino mientras contemplaba el éxodo de sus vecinos saliendo por el control militar del sur. Los soldados nunca le dejaron volver a entrar. El estallido de la ofensiva revelaba el fracaso de las conversaciones conducidas desde Beirut para tratar de provocar la capitulación de los rebeldes de Fatah al Islam. Una intentona en la que se ha contado con la mediación del presidente palestino y jefe de la OLP, Mahmud Abbás, y la ilusión de que los milicianos regulares palestinos de Fatah- -no vinculados a la organización amotinada- -contribuyeran desde el interior de Nahr a templar el conflicto a favor del Gobierno. Pero de nada ha servido, los de Fatah no apoyan a los terroristas, pero tampoco colabo- Washington abrirá un puente aéreo para suministrar material bélico PEDRO RODRÍGUEZ CORRESPONSAL WASHINGTON. Las fuerzas militares libaneses, enfrentadas dentro de su propio país a militantes palestinos vinculados a Al Qaida, van a recibir en breve respaldo logístico por parte de Estados Unidos. La Administración Bush, de acuerdo a los detalles facilitados ayer por la cadena CNN, piensa iniciar inmediatamente estos suministros, empezando con un cargamento de munición. En total, el Pentágono planea un puente aéreo con media docena de vuelos que empezarán a llegar a su destino durante el fin de semana. La Casa Blanca habría autorizado el uso de aviones militares de la Fuerza Aérea de Estados Unidos para enviar estos pertrechos, al considerar que la naturaleza urgente de esta misión no podía esperar a la contratación de vuelos comerciales privados. Con todo, el Departamento de Defensa ha recalcado que este respaldo logístico no supone en ningún caso el envío de tropas de combate del Pentágono a una zona tan volátil y hostil como el Líbano. Esta semana, el gobierno libanés presidido por Fuad Siniora solicitó a Washington ayuda militar por valor de 280 millones de dólares. Según los detalles facilitados por el Departamento de Estado, esta cantidad comprende 220 millones de material para las débiles fuerzas militares libanesas y otros 60 para la Policía. Fracasan las negociaciones Éxodo de refugiados El miércoles, jornada de tregua, con la llegada hasta el perímetro del campo de decenas de tanquetas artilladas y camiones de apoyo. Y ayer jueves, cuando el Ejército cerró ya con alambre de espino las vías de entrada a Nahr para acotar el campo de batalla, duplicó sus fuerzas de asalto y se negó incluso a permitir a la Cruz Roja