Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 25 s 5 s 2007 ESPAÑA 27 RELIGIÓN La beatificación de los mártires de la Guerra no ayudará a la reconciliación Parte del Obispado de Bilbao acusa al Episcopado de deslegitimar la memoria histórica JESÚS BASTANTE MADRID. Esta propuesta de beatificación que ahora nos ocupa es una más de las numerosas medidas que parecen posicionar a la Iglesia en actitud beligerante El Secretariado Diocesano de Justicia y Paz de Bilbao, dependiente de la diócesis vizcaína, se posiciona en un comunicado en contra de la próxima beatificación de 498 mártires de la II República y la Guerra Civil, que tendrá lugar en Roma el próximo otoño. En el texto, se afirma que dicha beatificación está tan cargada de ambigüedad y de talante polémico que tememos que en nada ayudará a la reconciliación de la sociedad española Al tiempo, el texto muestra su sorpresa al ver que en la citada beatificación no haya habido lugar para otros creyentes y eclesiásticos, que también fueron víctimas inocentes, aunque sus victimarios fueran del bando político legitimado por la propia Iglesia jerárquica El comunicado ha producido una honda conmoción en la Conferencia Episcopal, que tras una reunión decidió no contestar por el momento a dicho comunicado. Fuentes episcopales apuntaron a ABC que el obispo de Bilbao y presidente del Episcopado, Ricardo Blázquez, se encuentra actualmente en Brasil participando en la V Asamblea del Episcopado Latinoamericano (Celam) y que no sabe nada del citado documento. Al tiempo, recuerdan que la beatificación ha sido decidida por la Santa Sede. Sin embargo, el Secretariado de Justicia y Paz de Bilbao sostiene que parece como si la Iglesia jerárquica quisiera mostrar, con este gesto, que sigue beligerante frente a un régimen político que parece dar legitimidad al republicanismo laicista, responsable de dichos martirios A su vez, el organismo diocesano tilda la medida como el error más grave y pernicioso para una adecuada recuperación de la memoria histórica acusando al Episcopado de utilizar a unas víctimas de la Guerra Civil, obviamente inocentes, como tantas otras víctimas, para deslegitimar una forma diferente de hacer memoria histórica Esta utilización de las víctimas apuntan, olvida que, en gran medida, fue la complicidad de la propia Iglesia, beligerante junto a uno de los bandos en contienda, la que las convirtió en potenciales víctimas Una Iglesia que, en opinión del Secretariado Diocesano de Bilbao, tuvo una grave responsabilidad en la génesis de las trágicas consecuencias Creemos que los obispos no deberían silenciar, como ahora lo hacen, que bautizaron la Guerra Civil como una santa cruzada Monseñor R. Blázquez CH. BARROSO Blázquez no sabe nada