Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 ELECCIONES 27 M ESPAÑA EL HORIZONTE PENAL DE OTEGI VIERNES 25 s 5 s 2007 ABC Inminente ingreso en prisión de Otegi si el Supremo confirma su condena por el homenaje a un etarra En la vista, que el alto Tribunal celebrará el próximo 7 de junio, la Fiscalía defenderá que se mantenga la pena NIEVES COLLI MADRID. El 7 de junio, once días después de las elecciones municipales, la Sala Segunda del Tribunal Supremo revisará la sentencia que el 27 de abril de 2007 condenó a Arnaldo Otegi a quince meses de prisión por un delito de enaltecimiento del terrorismo. Si el alto Tribunal confirmara la decisión de la Audiencia Nacional, el portavoz de la ilegal Batasuna tendría que ingresar en prisión al exceder de dos años la suma de las dos condenas firmes que pesan sobre sus espaldas: un año de cárcel por injurias a Su Majestad el Rey más los quince meses por enaltecer a ETA. En la vista, la Fiscalía defenderá que se confirme la condena al batasuno. La fecha de la vista- -que en principio se fijó para el 12 de abril, pero que el Supremo decidió aplazar para evitar interferencias en las elecciones- -se ha conocido justo cuando los dirigentes de la ilegal Batasuna han pedido ya de forma clara y expresa el voto para ANV y justo en el momento en el que han dado una vuelta de tuerca más al radicalismo de su mensaje como consecuencia de la ilegalización de la mitad de las listas de ese partido, hecho que consideran un ataque a la llamada izquierda abertzale Es decir, al entorno de ETA. De producirse, el ingreso en prisión de Otegi- -uno de los hombres clave en el proceso -sería interpretado por el mundo etarra como un ataque que frustraría cualquier intento de negociación del Gobierno con la banda. De hecho, una de las exigencias de ETA es la impunidad. En la vista que tendrá lugar dentro de dos semanas en el Supremo, la Fiscalía defenderá que se confirme la condena. En su escrito, fechado en octubre de 2006, el Ministerio Público entendió que la sentencia de la Audiencia Nacional fundamentó de forma más que suficiente que la intervención de Otegi en un homenaje al dirigente etarra José Miguel Beñarán Argala excedió del ejercicio de la libertad de expresión- -como argumenta la defensa- por lo que realmente se trató de un acto de enaltecimiento del terrorismo. El acusado- -asegura la Fiscalía- -no se limitó a expresar opiniones sino que proce- Piden de nuevo la suspensión de ANV por asumir el protagonismo de Udalbiltza N. VILLANUEVA MADRID. La asociación Dignidad y Justicia solicitó ayer por tercera vez al juez Baltasar Garzón la suspensión de actividades de Acción Nacionalista Vasca (ANV) Considera que este partido ha asumido el protagonismo de Udalbiltza, organización suspendida por el Juzgado Central de Instrucción número 5 por estar al servicio de ETA desde los ayuntamientos. Esta petición se produce una semana después de que el magistrado abriera una pieza separada para investigar a ANV dentro del sumario de Batasuna y las herriko tabernas En el marco de esta pieza, Garzón solicitó a la Policía y a la Guardia Civil informes sobre el apoyo expresado por el dirigente de Batasuna Pernando Barrena a ANV Otra de las dili. gencias acordadas por el magistrado se dirige a analizar el contenido de los documentos incautados en Francia al ex dirigente de ETA Mikel Antza en los que desvela la estrategia de la ilegalizada Batasuna para las elecciones del domingo. Garzón también ha ordenado que se incorporen las sentencias de la Sala 61 de la LOPJ y del TC sobre ANV Iñaki Azcuna, alcalde de Bilbao, se enfrentó a los radicales que boicotearon su acto electoral dió a enaltecer y ensalzar a un dirigente terrorista y a justificar las acciones de la banda ETA Su comportamiento, añade, estaba en clara desconexión con sus tareas de diputado (en las fechas del homenaje, 21 de diciembre de 2003, Otegi era miembro del Parlamento vasco) Para el representante del Ministerio Público es muy importante situar el acto de homenaje a Argala en su contexto. Por eso, destaca cuál fue el papel de este miembro de ETA y en qué términos le elogió Otegi. José Miguel Bañarán, recuerda el fiscal en su escrito, fue dirigente destacado de la banda terrorista desde 1974 y, a partir de agostó de 1978, jefe militar. Fue asesinado en el sur de Francia el 21 de diciembre de 1978. Defendió la opción militar y activista y, durante su última etapa como dirigente, la intensificación de la llamada lucha armada. En este breve periodo temporal, el referido aumento o intensificación se tradujo en 60 muertos, 80 atracos y un gran número de acciones en que se utilizaron explosivos a cargo de ETA En definitiva, si por algo se conocía a Argala no era por actividades de orden político sino por su destacada y relevante actuación como jefe de la banda ETA, partidario de la llamada línea militar y de intensificar los atentados terroristas, que crecieron bajo su mandato Por su parte, Otegi era parlamentario de un partido político- -Batasuna- -que había sido ilegalizado por formar parte del entramado liderado por ETA TELEPRESS El fiscal asegura que Otegi ensalzó a un dirigente terrorista y justificó las acciones de la banda ETA El homenaje a Argala se llevó a cabo en el vigésimoquinto aniversario de su muerte y en la plaza de su pueblo natal que lleva su nombre. Es obvio que se le rindió en su calidad de dirigente etarra y que Otegi, quien protagonizó un papel relevante en el mismo, ensalzó su figura y alabó su forma de actuación en defensa de la autodeterminación Junto a las alabanzas a Argala hubo elogios también a los etarras que han dado su vida por Euskal Herria presentándolos como referente o modelo, como ejemplo a seguir Más que libertad de expresión Carlos Martínez Gorriarán IRRUPCIÓN INTEMPESTIVA l revuelo organizado por nuestra idea de promover un nuevo partido nacional ha dejado algo meridianamente claro: hay cansancio de la mediocridad de la política establecida, y hambre de novedades. La reacción de los grandes par- Terrorista, no político E tidos al anuncio es igualmente expresiva: no nos consta dice el PSOE, cuya decadencia ha puesto todas sus manifestaciones en manos de plumíferos burocráticos o arrogantes palanganeros. Y la del PP, con matices más inteligentes (Esperanza Aguirre) oscila entre la fórmula del fichaje futbolístico a lo Zaplana, o a esa otra de elegir: yo o el caos Viene a cuento una magnífica viñeta de Ramón, en los setenta, en la que un prócer arroja ese dilema intimidatorio a la masa, que responde: ¡el caos, el caos! a lo que replica el prócer: da igual, nosotros también somos el caos Si la cosa ya está tan mal que invita a elegir entre yo o el caos -a lo que, patética- mente, también se apunta Rodriguez Zapatero- la conclusión, en buena lógica política, es que lo nuestro ya es un caos, o casi. El caos es desorden, entropía, confusión, nada que elegir. Veamos los que nos sucede: apenas podemos hablar de problemas municipales y autonómicos porque el caos nos obliga a volver al mangoneo y a los fracasos del sistema, y a la resurrección de ETA, que es su consecuencia más atroz. Este caos se soluciona ampliando el abanico de elecciones políticas, no restringiéndolo. ¿Cómo se acaba con ETA? con más y mejor democracia, es decir, más capacidad de elegir. Y ese día hablaremos de los bancos de los parques.