Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 25- -5- -2007 La diócesis de Bilbao critica la beatificación de mártires de la Guerra Civil Monseñor Ricardo Blázquez 11 El pacto secreto -Antes del 31 de mayo de 2006 el PSE se comprometió a anunciar la apertura de negociaciones con los proetarras. -El PSE aceptó pedir al Partido Socialista de Navarra una declaración para destacar la necesidad de dar pasos y el inicio de conversaciones oficiales PSN- Batasuna. -Antes del 31 de julio se cerraría un acuerdo político para abrir la mesa de partidos. -Legalización de Batasuna tras un desmarque de la violencia. El PSE negoció con Batasuna el futuro de Navarra sin contar con los navarros Los socialistas cerraron un pacto secreto para lograr un acuerdo político antes del 31 de julio de 2006 y negociar las tradicionales demandas de ETA S. E. MADRID. El Partido Socialista del País Vasco sí ha hablado con la ilegalizada Batasuna sobre Navarra, hasta el punto de que representantes de su secretario general (Patxi López) se comprometieron con la formación ilegalizada a que también los socialistas navarros estarían en la mesa de partidos, cuya constitución fijaron para octubre de 2006. Previamente, PSE y Batasuna cerrarían, antes del 31 de julio de 2006, un acuerdo político en el que los proetarras incluyen la autodeterminación y la anexión de la Comunidad Foral al País Vasco. El contenido de este pacto secreto lo reveló ayer Gara que publicó una nueva toma de los contactos mantenidos por los batasunos con dirigentes del partido de José Luis Rodríguez Zapatero. Como en ocasiones anteriores, los socialistas respondieron que la información era una fabulación En tres páginas, que incluyen fotografías de Patxi López con Batasuna (julio de 2006) y del presidente del Gobierno estrechando la mano al cabeza de lista del PSN, Fernando Puras, el diario proetarra pone al descubierto el contenido de una reunión crucial -así la califica el diario- -celebrada el 29 de mayo de 2006 entre el PSOE y Batasuna en la que los interlocutores de López aceptaron la hoja de ruta de los proetarras mientras que sus exigencias se limitaron a que Batasuna se desmarcara de ETA como fórmula para volver a legalidad. El encuentro, que tuvo lugar dos meses después de la tregua trampa de ETA (22 de marzo de 2006) se cerró por ambas delegaciones con un documento consensuado de seis puntos. El primero establecía que el PSE realizaría una declaración pública y oficial en un plazo de dos días sobre el inicio de negociaciones para crear la mesa de partidos (iniciativa que forma parte de la propuesta de Anoeta presentada por Arnaldo Otegi tras recibir el visto bueno de ETA) Patxi López no tardó en cumplir el primer compromiso. En la noche del 30 de mayo, el secretario general del PSE acudió al programa Ganbara de Radio Euskadi para anunciar que se iba a reunir con representantes de la izquierda abertzale Y así lo hizo en la cumbre del 6 de julio de 2006 en el Hotel Amara de San Sebastián. En un lado de la mesa estuvieron los socialistas Rodolfo Ares y Patxi López y en el otro los proetarras Rufino Etxeberria, Arnaldo Otegi y Olatz Doñabeitia. En la hoja de ruta de la reunión del 29 de mayo de 2006 ambas delegaciones marcaron otra fecha clave: el 31 julio de ese mismo año. Así, se comprometieron a que antes de ese día cerrarían un acuerdo político para la resolución del conflicto Mostraron también su conformidad sobre cómo se desarrollaría el proceso que desembocaría en la creación de la mesa de partidos un foro que evolucionaría en parale- Patxi López cumplió Gara revela un documento con seis acuerdos de los socialistas con Batasuna lo con la mesa negociadora del Gobierno con ETA. Los representantes de Patxi López en el pacto secreto del 29 de mayo también aceptaron la exigencia de los batasunos de que los socialistas navarros estuvieran en el proceso de conversaciones. Con ello conseguirían que la Comunidad Foral estuviera en la mesa de partidos como una parte más de la llamada Eukal Herria. Pero no fue todo. Los proetarras lograron el compromiso del PSE de intentar que el secretario general del PSN, Carlos Chivite, hiciera una declaración pública para valorar la actitud de los socialistas vascos y destacar la necesidad de dar pasos Esto daría pie al inicio de la fase de conversaciones oficiales entre el PSN y Batasuna y que en un primer momento carecerían de proyección pública. Estas reuniones no llegaron a celebrarse y el PSN no ha enviado a representante alguno a los encuentros bilaterales mantenidos por Batasuna con los socialistas. Todo parece indicar que el pacto secreto no llegó al puerto previsto por dos motivos: Batasuna no ha llegó a desmarcarse de ETA y el Gobierno no pudo garantizar el nivel de impunidad exigido por los proetarras.