Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 OPINIÓN VIERNES 25 s 5 s 2007 ABC CAMBALACHE AD LIBITUM ÍDOLOS DE LA CUEVA A LA ESPAÑOLA NRIQUE Santos Discépolo es, además de un músico genial y un meritorio pionero del cine argentino, uno de los más grandes poetas populares de la lengua española en todo el siglo XX. Tanto como Rafael de León o Manuel Machado. A él debemos la letra y la música de muchos de los grandes tangos que en el tiempo han sido; por ejemplo, Cambalache. Hoy se lo tomo prestado, con respeto y con gozo. No se me ocurre mejor manera de definir uno de esos programas de televisión que, en la demencial carrera de las audiencias, acreditan la falta de escrúpulos de quienes los conciben y proyectan para abundar M. MARTÍN en la enciclopédica ignoFERRAND rancia que genera el sistema educativo y en la confusión de ideas que produce el ambiente de generalizada mediocridad que nos envuelve. Antena 3- -Vladimir Zworykin la confunda- con el agravante de utilizar para ello a su más solvente y cabal comunicador, ha emitido un programa- ¿concurso? -para determinar quién es El español de la historia El resultado es una lista encabezada por el rey Juan Carlos que nos conduce, directamente, a la enjundiosa letra del tango de Discépolo: ¡Qué falta de respeto, qué atropello a la razón! ¡Cualquiera es un señor, ¡cualquiera es un ladrón! Mezclao con Stavisky va Don Bosco y La Mignon Don Chico y Napoleón, Carnera y San Martín... Incluso hay más coherencia y concordancia en la lista del sabio Cambalache que en la de los nominados de la televisión. Subir a un mismo pedestal a Salvador Dalí que a Felipe González, a Cristóbal Colón que a Isabel Pantoja, sería divertido si, previamente, no resultase perverso. ¡Lo mismo un burro que un gran profesor Es la superchería como sistema, elaborada con la más absoluta falta de rigor, para llegar a la meta igualitaria que confunde, y enseña a confundir, los derechos con las capacidades y los méritos. Lo que se lleva. La lista completa de El español de la historia en la que David Bisbal compite con Francisco de Goya, es todo un retrato del nivel cultural en el que asentamos, no sin riesgos inmensos, nuestra democracia. Algo aún más demoledor y perverso que los habituales programas del corazón, y de dos palmos más abajo, que constituyen la principal sustancia audiovisual española. El señorío, su idea y su práctica, pasó a la Historia, la de verdad, y sentido común nos queda poco. El consuelo nos llega por la conducta de las audiencias. Mientras El español de la historia naufragaba en el 13,5 por ciento de cuota de pantalla, Los Serrano alcanzaron el 23,8 y House el 21,5. Algún poso de sensatez queda en la memoria hispana que, aunque sin entusiasmo, rechaza el principio vigente: Es lo mismo el que labora noche y día como un buey, que el que vive de los otros, que el que mata, que el que cura o está fuera de la ley... SOBREVALORADO y politizado. Hasta llegar a nuestra época, en la que ese UN a costa de arriesgarme a limitar aún más el pedazo de carne de tamaño variable como el tiempo ha número de lectores de esta columna, debo aclasido finalmente medicalizado (por los laboratorios Pfirar de entrada que el título de la de hoy no hace zer, entre otros) para que recupere una dignidad priápireferencia ni a Gallardón, ni a Zapatero, ni mucho meca que, sin duda, ha sido también muy sobrevalorada, nos a Sebastián, al que a nadie, por otra parte, se le poal menos en su avatar de vehículo de placer sexual dotadría ocurrir incluir en tal categoría. Hoy pretendo hado de singular capacidad hidráulica (sobre todo duranblarles del pene. Como lo leen: del falo, verga, miembro te la juventud de su propietario) viril, lingam, órgano reproductor masculino (por ahoQue el denostado- -aunque todavía popura) o como quiera que deseen llamarlo, inclular: cuarenta millones de entradas en Google yendo las docenas de expresivos epítetos más o bajo la consulta penis- -adminículo varonil esmenos canónicos con que se le designa del uno tá perdiendo su carácter de instrumento insusal otro confín de nuestra común (también por tituible para la continuidad de la especie humaahora) lengua panhispánica. na era algo que conocíamos desde que la cienEl asunto, como ocurre a menudo, me viene cia inventó los bancos de esperma. Y también sugerido por una información recogida en las que para muchas mujeres la realización de sus impagables páginas de Ciencia y Futuro de este sentimientos maternales ya no pasa necesariamismo periódico, según la cual en un acuario MANUEL mente por el ayuntamiento directo con varón. de Nebraska (un Estado, por cierto, sin salida al RODRÍGUEZ Pero lo de que un pez hembra conciba descenmar) se ha conseguido que un tiburón martillo RIVERO diente sin que intervenga para nada el gonopohembra se reproduzca sin intervención alguna dio del macho es como si también la Naturalede su contrapartida macho. Las crías del pez naza nos propinara inopinadamente un golpe en el bajo cieron por partenogénesis, el último recurso táctico vientre, como un burlesco epigrama sin palabras proque usan los animales cuando no pueden encontrar paferido por un destino que imaginábamos atado para reja de manera que el ADN de la madre da cuenta por siempre. Quizá fuera que la noticia me cogió con el ánisí solo de la herencia genética de su cría. mo bajo- -días que se tienen, sobre todo en periodo elecPor alguna razón perfectamente psicoanalizable la toral- -pero, la verdad: desde entonces no levanto (tamnoticia me ha sumido una vez más en esa especie de mepoco) cabeza. lancolía que invade a los de mi sexo cuando se contempla la edad provecta como una posibilidad distante tan En Húsavik, pequeña localidad islandesa a orillas sólo unos cuantos telediarios. Ya sé- -me lo enseñaron de la bahía de Skjálfandi, existe el único Museo del pemis amigas feministas en la década prodigiosa- -que el ne del que tengo noticia. Si la decadencia (probablemenpene ha estado interesadamente sobrevalorado desde te merecida) de dicho miembro continúa, pronto prolique los primeros agentes de nuestra milenaria falocraferarán ese tipo de instituciones, que albergan, para socia pulverizaron aquella prehistórica, mítica y feliz Arlaz e instrucción de visitantes y curiosos, falos de todos cadia matriarcal y esteatopígica. Y sé también (recolos tamaños y procedencias. Desde un buen ejemplar miendo a los interesados Con mentalidad propia, de Dahumano- -como el del célebre modelo de Mapplethorvid Friedman, una historia cultural del pene que acape- -hasta uno de percebe, un crustáceo cirrópodo dotaba de publicar Península) que a lo largo de la Historia do de un instrumento que puede medir hasta diez veces el antiguo órgano copulador ha estado sucesivamente más que el cuerpo de su propietario. Ya ven. Pura carne divinizado, satanizado, secularizado, psicoanalizado de museo. E A -Yo quiero que la liga de fútbol la gane mi equipo; seguro que Rosa Díez, Savater y Gorriarán exigen que la gane el que más puntos obtenga.