Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4 OPINIÓN VIERNES 25 s 5 s 2007 ABC DIRECTOR: JOSÉ ANTONIO ZARZALEJOS PRESIDENTA- EDITORA: CATALINA LUCA DE TENA DIRECTOR GENERAL: JOSÉ LUIS ROMERO Área Financiera: Jorge Ortega Área de Márketing: Javier Caballero Área Técnica: José Cañizares Área de Recursos Humanos: Raquel Herrera DIRECTOR GENERAL DE DESARROLLO: EMILIO YBARRA PRESIDENTE DE HONOR: GUILLERMO LUCA DE TENA Director Adjunto: Eduardo San Martín Subdirectores: Santiago Castelo, Fernando R. Lafuente, Alberto Pérez, Alberto Aguirre de Cárcer Jefes de Área: Jaime González (Opinión) J. L. Jaraba (España) Miguel Salvatierra (Internacional) Ángel Laso (Economía) Juan Cierco (Cultura, Ciencia y Deportes) Mayte Alcaraz (Fin de Semana) Jesús Aycart (Arte) Adjuntos al director: Ramón Pérez- Maura, Enrique Ortego y Ángel Collado Redactores jefes: V. A. Pérez (Continuidad) A. Martínez (Política) M. Erice (Internacional) F. Cortés (Economía) A. Puerta (Regiones) J. Fernández- Cuesta (Sociedad) A. Garrido (Madrid) J. G. Calero (Cultura y Espectáculos) J. M. Mata (Deportes) F. Álvarez (Comunicación- TV) A. Sotillo (S 6 y D 7) L. del Álamo (Diseño) J. Romeu (Fotografía) F. Rubio (Ilustración) y S. Guijarro APUESTA EDUCATIVA Y EMPRESARIAL E PSE Y BATASUNA, GUIÓN COMPARTIDO UNQUE ya se sabe que para el Gobierno no existen las informaciones sobre la negociación con ETA porque proceden de un partido ilegal el diario Gara publicó ayer nuevos datos sobre el diálogo entre el Partido Socialista de Euskadi y Batasuna. La concreción de los pormenores va a exigir del Gobierno y del PSOE mayores dosis de convicción en sus desmentidos, porque la duda que asalta a la opinión pública ya no es si Gara miente o no. La auténtica duda es si el Gobierno ha dicho la verdad alguna vez. Si es cierta la información de Gara el 29 de mayo de 2006 el PSE y Batasuna celebraron una reunión en la que convinieron llegar a un acuerdo político resolutivo antes del 31 de julio, y fijaron una agenda conjunta de gestos y mensajes para preparar ala opinión pública. Atenor de la información, resulta evidente que tanto socialistas como batasunos acordaron sincronizar sus actuaciones; que las decisiones políticas del PSOE y del Gobierno se ajustaban al guión pactado con Batasuna; y que en dicha reunión hubo una negociación política en toda regla. El PSOE ya ha dicho que no es cierta la información y pide que se crea antes a un gobierno democrático que a una banda terrorista o un periódico cercano al terrorismo a cuyas páginas, sin embargo, ni Patxi López ni Jesús Eguiguren han dudado en acudir para exponer su disposición a la negociación con Batasuna. Como los portavoces del PSOE decían lo mismo antes del alto el fuego y de ser desautorizados por los propios dirigentes socialistas vascos que reconocieron los encuentros con Batasuna, sus desmentidos carecen hoy decrédito alguno. Además, sucede que aquella reunión de 29 de mayo de 2006 marcó el inicio de una serie de decisiones y declaraciones públicas, hechas en los días posteriores, que confirma, por sí sola, la existencia de, al menos, un pacto bilateral entre socialistas y batasunos. El diario Gara recuerda alguno de los gestos pactados. Pero hay más. El día 30 de mayo, Patxi López calificó a Batasuna de interlocutor necesario aunque fuera tan ilegal entonces como ahora. El mismodía delareunión, el dirigente del PSE Miguel Buen acusaba al juez Grande- Marlaska A de coincidir más con los deseos del PP que con los del gobierno El 31 de mayo, el fiscal de la Audiencia Nacional se oponía al ingreso de Otegi en prisión. El 4 de junio, en acto público en Durango, Arnaldo Otegi proclamó que estamos ganando No obstante, fue la reunión pública que mantuvieron Batasuna y PSE, el 6 de julio, en un hotel de San Sebastián, la que formalizó el reconocimiento político de la coalición proetarra por parte de los socialistas. José Blanco pidió perdón al PP por no haberle comunicado con antelación la celebración de este encuentro. Para Gara no sólo las declaraciones de López tendrían su origen en la reunión con Batasuna; también las del propio presidente del Gobierno en el debate sobre el Estado de la Nación y en el anuncio del inicio del diálogo con ETA. Estos hechos sí son ciertos y, además, se entienden mucho mejor con la explicación del pacto entre Batasuna y PSE, siempre negado por el Gobierno y el PSOE, al igual que los veinticinco encuentros anteriores, que ayer ratificaba Gara El Ejecutivo y los socialistas pueden organizar un nuevo coro de ofendidos y rasgarse las vestiduras porque haya quien crea antes a ETA que a ellos. Si Batasuna era el interlocutor necesario delPSE y nadie dudó de Gara cuandopublicó el comunicado de alto el fuego de ETA, el presidente del Gobierno- -y no otro- -tiene la responsabilidad de hacerse merecedor de la confianza que también reclamó en su día bajo promesa de no pasar las líneas rojas que, desde el comienzo de la legislatura, se han ido quebrando, una a una. Todo apunta a que cada vez que el PSOE y el Gobierno nieguen la veracidad de las informaciones de Gara Batasuna y ETA darán más datos y documentos sobre el proceso de negociación. Esto es una humillación del Gobierno de España y Rodríguez Zapatero debería evitarla, tomando la iniciativa de informar con lealtad a la opinión pública acerca de cuánto tiempo han estado el PSOE y el Ejecutivo negociando con ETA; qué documentos se han firmado y qué pactos se han alcanzado. Todo será mejor que ver a ETA zarandeando al Gobierno no por haber sido firme, sino por no cumplir sus compromisos. FAMILIA SIN ADJETIVOS A política familiar es desde hace tiempo una asignatura pendiente para la democracia española, aunque el desinterés y la falta de iniciativa hayan alcanzado extremos inaceptables en la legislatura actual: no hay ayudas suficientes para la familia, ni los poderes públicos le reconocen su generosa contribución a la solidaridad social. En cambio, sí hay dinero para promocionar libros de dudosa calidad sobre lo que la secretaria de Estado competente en la materia llama situaciones de convivencia Según la peregrina opinión de Amparo Valcarce, la supuesta familia nuclear tradicional es sólo una de dichas situaciones, que coexiste con otras estructuras emergentes como son las parejas homosexuales, las hipotéticas familias unipersonales y algunos casos especiales que incluyen la presencia de perros y gatos como modelos alternativos. La extraña definición de la familia como un grupo de seres humanos que deciden vivir juntos, a cargo de la directora de la Biblioteca Nacional, es fiel reflejo de la capacidad que muestran algunos altos cargos para decir dislates dentro y fuera de su ámbito de competencias. Claro está que todo se entiende al recordar que Rosa Regàs considera un placer la idea de desbancar a la familia que componen el padre, la madre y los hijos. Menos mal que, aunque sea con evidente frialdad estadística, las autoridades reconocen que el modelo al que llaman tradicional es el mayoritario L en nuestra sociedad. Así pues, los 47.000 euros que ha costado la edición de este libro parecen concebidos como una contribución a acelerar la imaginaria crisis de una institución que, hasta ahora, se ha llamado siempre familia, sin adjetivos. Los hechos, sin embargo, son tozudos. La familia goza de excelente salud entre los españoles, como las encuestas demuestran una y otra vez. Es una institución capital para transmitir valores cívicos y morales, reforzar la estabilidad emocional y cuidar a los enfermos y ancianos. Permite también a los jóvenes, muchas veces con gran sacrificio económico de los mayores, vivir en el hogar paterno ante las dificultades para acceder a una vivienda propia. Cuando fracasa la vida familiar, el individuo pierde una referencia vital y un espacio donde priman el cariño y la comprensión como formas básicas de convivencia. No es, por tanto, una más entre otras fórmulas voluntarias para organizar la vida de cada cual, sin que ello implique menosprecio o discriminación hacia otras opciones. Es triste que el dinero público se malgaste en promocionar este tipo de planteamientos relativistas. El PSOE dice estar sorprendido por las críticas que suscita la Educación para la Ciudadanía, pero es lógico que exista alarma social ante el intento de invadir la esfera familiar, donde se transmiten los valores, para imponer desde la escuela una verdad única y oficial, escondida bajo el manto equívoco del pluralismo. L acuerdo de colaboración firmado ayer entre Emilio Botín y Cesar Alierta, en calidad de presidentes de Universia y de la Fundación Telefónica, respectivamente, beneficiará a más de 35 millones de profesores y estudiantes iberoamerianos. Esta iniciativa permitirá apoyar a 24.000 centros educativos y unas mil universidades, reforzando así las inversiones desarrolladas por una y otra institución en los últimos años dentro de los ámbitos educativo y cultural. De este modo, las grandes empresas españolas destinan una parte de sus beneficios a operaciones de alta rentabilidad social y que merecen el máximo elogio, acertado enfoque para apoyar la formación de capital humano, elemento nuclear en la sociedad de la información y del conocimiento, propia del siglo XXI. Se trata, además, de un programa de referencia en el ámbito internacional, puesto que cooperan Universia, la mayor red de universidades del mundo, y EducaRed, el portal educativo más importante al servicio de la comunidad española e iberoamericana. Nuestras grandes empresas y entidades financieras han emprendido un proceso imparable de expansión universal, fiel reflejo del éxito de una sociedad dinámica que es muy capaz de competir en los más altos niveles. Así, frente a la visión estrecha y localista que prevalece en determinados ambientes, el mundo empresarial español sirve de ejemplo de una ambición bien enfocada al servicio de proyectos de amplio alcance. La dimensión iberoamericana es pieza capital de la política española. Más que de una cultura realizada en España, con un sentido geográfico particularista, debe hablarse hoy de la cultura en español, la segunda lengua de comunicación universal y un extraordinario activo social y económico para nuestros países. Uno de los muchos aciertos del convenio firmado ayer por Alierta y Botín es la apertura hacia Brasil, país que juega un papel determinante en el futuro de aquel continente por su potencial económico y demográfico. Lo realmente importante es la apuesta por la formación integral de las clases medias, llamadas a dar estabilidad a sus países respectivos y de las que surgirán los líderes sociales e intelectuales del futuro. En tiempos propicios a ese populismo que presenta una visión sesgada de la Historia, la realidad demuestra que la comunidad de intereses y de afectos entre las dos orillas del Atlántico está muy por encima de la falsificación del pasado o el oportunismo del presente. Dos de las principales empresas españolas han sabido unir sus fuerzas en favor de un excelente proyecto para Iberoamérica. El mundo del futuro se regirá por el despliegue del capital intelectual que seamos capaces de producir. De ahí que represente una gran noticia la apertura de puentes de comunicación entre las aulas y las empresas, ámbitos que durante demasiado tiempo han vivido de espaldas uno del otro. Ojalá los gobiernos sepan estar a la altura de las circunstancias, creando un marco favorable al libre desarrollo de la economía social de mercado.