Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 24 s 5 s 2007 INTERNACIONAL 39 La Policía alemana recoge muestras de olor de militantes antisistema RAMIRO VILLAPADIERNA CORRESPONSAL BERLIN. La Policía alemana ha recolectado muestras de olor de militantes antisistema y posibles visitantes opuestos a la cumbre de las potencias del G- 8 con el fin de adiestrar a los perros antidisturbios. Políticos socialdemócratas, así como democristianos, verdes, liberales y ex comunistas han criticado la medida como un recurso de mal gusto propio de la Stasi -en referencia a la policía de la Alemania socialista- -pero el ministro de Interior sostuvo ayer que las muestras son en algunos casos un medio útil para identificar posibles sospechosos El vicepresidente del Parlamento, el oriental Wolfgang Thierse, hizo disgustadas referencias a la Stasi y advirtió contra una histeria actual en torno a la cumbre de junio que podría llevar- -coincidió el también socialdemócrata Weissgerber- -a métodos policiales de tiempos de la RDA como la valla alrededor del recinto de un evento que espera hasta 100.000 manifestantes contrarios. Una extraña idea para el dirigente parlamentario de la CDU, métodos incomprensibles de control, para el liberal Max Stadler, prácticas de un Estado fisgón por excelencia según el Verde Hans Christian Ströbele, o métodos del Este que privan al Estado de su legitimidad dijo la líder de la izquierda ex comunista. Los fiscales han confirmado la toma de pruebas en una redada contra 40 sedes izquierdistas pero dicen que son para confirmar la posible autoría de anteriores ataques: no es diferente que tomar huellas dactilares argumentó la policía Berezovski dice que el presunto asesino de Litvinenko corre peligro en Rusia La Fiscalía rusa insinúa que no coincide con la británica y que Lugovói no es culpable RAFAEL M. MAÑUECO CORRESPONSAL MOSCÚ. El magnate ruso de origen judío, Borís Berezovski, exiliado en Londres y uno de los hombres más poderosos de la corte del fallecido ex presidente Borís Yeltsin, cree que la vida del antiguo miembro de los servicios de inteligencia rusos, Andréi Lugovói, a quien la Justicia británica considera el autor material del envenenamiento del también ex agente secreto, Alexánder Litvinenko, corre peligro mientras permanezca en Rusia. Por su parte, la Fiscalía General, que el martes ya advirtió que ningún ciudadano ruso será extraditado al Reino Unido, dio ayer a entender que Lugovói no parece ser culpable y, por tanto, podría no ser procesado ni siquiera en Rusia. De lo que está seguro Berezovski es de que el presunto asesino de Litvinenko no pondrá jamás los pies en el Reino Unido. El célebre multimillonario está además convencido de que es imposible producir polonio y transportarlo sin contar con ayuda a nivel estatal. Por eso piensa que Litvinenko estaba en lo cierto cuando en su carta póstuma acusó al presidente Vladímir Putin de ser quien firmó su sentencia de muerte. En declaraciones a Radio 4 de la BBC, Berezovski afirmó ayer que, matando a Lugovói, Moscú eliminaría la conexión que conduce hasta el Kremlin. Varios canales de televisión difundieron ayer el vídeo de la escandalosa rueda de prensa que convirtió a Litvinenko en un personaje famoso. Tuvo lugar el 17 de noviembre de 1998 y en ella participaron también los agentes del FSB Putin asistió ayer a un espectáculo con caballos en una escuela española en Viena -antiguo KGB- -Mijaíl Trepashkin, Alexánder Gusak, Andréi Ponkin y Víctor Shebalin, el único que apareció con el rostro cubierto por una máscara. Litvinenko denunció entonces haber sido conminado a asesinar a Berezovski. La orden la recibió de uno de sus superiores, un tal Kamíshnikov. Solidarizados con Litvinenko, el resto de los presentes en la rueda de prensa denunciaron otros muchos abusos que solían ser moneda corriente en el seno de los servicios secretos rusos. Aquella comparecencia televisiva le costo el puesto al entonces director del FSB, Nikolái Kovaliov, quien fue sustituido por Putin, que sería presidente del país trece meses más tarde. Una de las primeras decisiones de Putin fue echar a Litvinenko del FSB y buscarle las cosquillas para meterle en la cárcel. En 2000, Litvinenko huyó al Reino Unido utilizando como puente Georgia y Turquía. Trepashkin es el único que hoy día permanece en prisión. Su información sobre la implicación de los servicios secretos REUTERS Según el multimillonario, es imposible producir polonio y transportarlo sin ayuda estatal en los brutales atentados, achacados a la guerrilla chechena, que estremecieron Rusia en el otoño de 1999, fue fundamental para que Litvinenko pudiera escribir su libro El FSB dinamita Rusia Hace cuatro años, Trepashkin, alertó a Litvinenko sobre la existencia de una lista negra confeccionada por el FSB, de personas que debían ser eliminadas por actuar en contra de los intereses de Rusia Litvinenko falleció en Londres, el 23 de noviembre del año pasado, debido a una alta dosis de Polonio- 210, una sustancia radiactiva y de gran toxicidad. Más información sobre el caso de Litvinenko en la sección de Cultura