Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 INTERNACIONAL JUEVES 24 s 5 s 2007 ABC Bush recupera a Bin Laden para justificar la guerra de Irak Los demócratas se resignan a abandonar su intento de condicionar más dinero a un firme calendario de retirada de tropas PEDRO RODRÍGUEZ CORRESPONSAL WASHINGTON. Ante el creciente debate sobre la persistencia de Estados Unidos en la guerra de Irak, la Casa Blanca ha recurrido ayer a informes secretos de sus servicios de inteligencia sobre Osama Bin Laden. En discurso durante la ceremonia de graduación de los cadetes de la Academia de la Guardia Costera, el presidente Bush ha divulgado detalles sobre la decisión en el 2005 del líder de Al Qaida de enviar a Irak a uno de sus lugartenientes- -identificado como Hamza Rabia- -con el específico fin de establecer una base de operaciones para realizar atentados terroristas dentro de territorio estadounidense. Al presentar estos limitados indicios, el presidente se ha atrevido incluso a realizar algo que hasta la fecha la Casa Blanca ha evitado a toda costa: una comparación entre las guerras de Irak y Vietnam. Según Bush, existen muchas diferentes entre los dos conflictos pero una destaca sobre todas. El enemigo en Vietnam no tenía ni la intención ni la capacidad para atacar nuestra patria Reiterando que el conflicto iraquí es el frente central de la lucha contra las amenazas terroristas de grupos como Al Qaida. En su discurso en las instalaciones de la Guardia Costera en New London, Connecticut, Bush ha enumerado una serie de tramas terroristas desarticuladas recientemente. Destacando la intentona del pasado de verano de hacer estallar improvisados explosivos líquidos en vuelos transatlánticos. Planes que fueron desbaratados según Bush dos o tres semanas antes de ejecutarse y que hubieran podido rivalizar con el 11- S en muerte y destrucción Citando también otros intentos de envenenar depósitos de agua o atentar contra destacados objetivos como la sede de la Bolsa de Nueva York. Según las advertencias de Bush: Aquí en América, estamos viviendo en el ojo de la tormenta. Por todas partes, vientos peligrosos están soplando y esos vientos pueden llegar a nuestras orillas en cualquier momento Los críticos de la gestión bélica de la Casa Blanca insisten en que el uso de la fuerza en Irak ha ayudado a convertir a Irak en un santuario terrorista. Otros reproches también plantean que las tropas destinadas en Irak se encuentran en una guerra civil ajena a la seguridad del gigante americano. En cualquier caso, todas estas revelaciones coinciden con los complicados esfuerzos de la nueva mayoría demócrata en el Congreso para forzar un final a los sacrificios acumulados por el Pentágono en Irak. En lo Bush, ayer con un marino en Nueva Londres (Connecticut) que va de mes de mayo, se ha confirmado la muerte en combate de 81 militares de Estados Unidos en Irak, con una cifra total de bajas mortales que se encamina rápidamente hacia la cota de los 3.500. Como parte de este pulso político, el presidente Bush vetó el mes pasado un proyecto legislativo que facilitaba 120.000 millones de fondos adicionales para seguir con las operaciones militares en Irak pero imponiendo un calendario de reti- EPA Compromiso forzado rada que culminaría el año que viene. Ante la incapacidad de reunir las súper- mayorías de dos tercios para superar el veto presidencial, y el riesgo de ser acusados de no respaldar a las tropas en primera línea de fuego, los demócratas han optado por abandonar estos requisitos a cambio de incluir algunos listones teóricos para medir progresos en Irak. Una votación final se espera esta semana en el Senado y la Cámara de Representantes.