Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 INTERNACIONAL www. abc. es internacional JUEVES 24- -5- -2007 ABC Francia apoya la queja de EE. UU. por las críticas de El Baradei a la política con Irán El embajador norteamericano pidió ayer explicaciones al director del OIEA por sus declaraciones a ABC ANTONIO SÁNCHEZ SOLÍS CORRESPONSAL VIENA. Las declaraciones del director del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) Mohamed el Baradei, en las que criticaba la actitud de Occidente ante el programa nuclear iraní, están levantando una verdadera polvareda diplomática. En una entrevista exclusiva publicada por ABC el pasado día 17, El Baradei cuestionó implícitamente la política de sanciones y aislamiento aplicada por Estados Unidos y sus aliados para obligar a Irán a detener sus actividades de enriquecimiento de uranio. Ya el martes, fuentes diplomáticas en Viena anunciaron la intención de Washington de presentar una queja formal ante el OIEA, al entender que los comentarios de El Baradei a este diario suponen un apoyo a la postura iraní de negarse a cumplir el mandato de Naciones Unidas para frenar su programa de combustible atómico. El director del OIEA opinó que el empeño de la comunidad internacional en impedir a Irán que enriquezca uranio ha sido superado por los acontecimientos y se mostró partidario de concentrar esfuerzos en que la capacidad de enriquecimiento no siga creciendo y alcance niveles industriales. Fuentes del OIEA confirmaron ayer a ABC que El Baradei se reunió con Gregory Schulte, embajador de EE. UU. ante la ONU en Viena y que el encuentro discurrió en un ambiente cordial Al cierre de esta edición no se había formalizado la queja formal norteamericana. Se oficialice o no, al malestar de la Casa Blanca se unió ayer Francia, a través de su Ministerio de Asuntos Exteriores. Un portavoz ministerial indicó que Francia compartía la preocupación de los americanos e insistía en apoyar la estrategia de mano dura para forzar a Irán a que ceda y deje de producir el combustible que alimenta las centrales nucleares pero que puede usarse también en armas atómicas. Para el Ministerio de Exteriores francés, las sucesivas tandas de sanciones aprobadas por el Consejo de Seguridad de la ONU para presionar a Irán no son un fin en sí mismo sino que están destinadas a situar a Irán ante una elección En sus declaraciones a ABC, El Baradei manifestó sus dudas de que las sanciones fueran a resolver el problema por ellas mismas. Desde la UE se apostó durante mucho tiempo por la negociación y se llegó a ofrecer a Teherán una jugosa oferta de compensaciones económicas si los iraníes renunciaban a enriquecer uranio. Sin embargo, el constante desafío y negativa del régimen de los ayatolás a ceder en sus aspiraciones para contar con un programa atómico completo, han llevado a Bruselas y Estados Unidos a cerrar filas. En ese sentido, el Foreign Office británico aseguró que la suspensión completa del enriquecimiento de uranio es la única medida aceptable para que Irán genere confianza sobre sus intenciones nucleares. No es el primer encontronazo entre Estados Unidos y el OIEA. El pasado septiembre, la queja fue en sentido contrario, al criticar este organismo de la ONU un informe del Comité de Inteligencia del Congreso de EE. UU. que indicaba que el programa atómico iraní estaba mucho más avanzado de lo que el OIEA había certificado. La relación de El Baradei con Washington no ha estado exenta de problemas. EE. UU. cree que la actitud del premio Nobel de la Paz es demasiado suave con Irán. Por eso intentó sin éxito bloquear su reelección. Tres portaaviones y sus buques de apoyo, recientemente en el Golfo de Omán, dentro del importante despliegue de EE. UU. en la zona AP Las mayores maniobras navales de Washington desde la Guerra del Golfo MIKEL AYESTARAN SERVICIO ESPECIAL TEHERÁN. Nueve barcos, dos de ellos portaviones, con más de 17.000 hombres a bordo, se encuentran en aguas del Golfo Pérsico para realizar las maniobras más importantes de Estados Unidos desde el fin de la segunda Guerra del Golfo. Esta exhibición de fuerza en plena costa del sur de Irán coincide con dos acontecimientos: el nuevo informe del Organismo Internacional de Energía Atómica, conocido ayer, en el que se confirman los progresos nucleares iraníes, y las históricas conversaciones entre Teherán y Washington para buscar soluciones a la crisis iraquí, para las que faltan cuatro días. Como cada vez que EE. UU. realiza maniobras en la zona, Irán mostró su malestar. El Ministro de Defensa, Mostafa Mohammad Najjar, aseguró en la televisión pública que su país no va a ceder ante las amenazas de sus enemigos La noticia del despliegue estadounidense repercutió inmediatamente en el precio del petróleo, y el barril llegó ayer a los setenta dólares. El estrecho de Ormuz es el punto de paso del cuarenta por ciento de la producción mundial de crudo, y para la comunidad internacional es vital evitar que Irán pueda bloquearlo y usarlo como medida de presión. ABC. es Texto íntegro de la entrevista de ABC a El Baradei en abc. es internacional