Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 23 s 5 s 2007 Un año de Operación Puerto DEPORTES 97 CRONOLOGÍA DEL MAYOR ESCÁNDALO DE DOPAJE EN ESPAÑA Cinco detenidos El 23 de mayo de 2006, la Guardia Civil arresta a Eufemiano Fuentes, José Luis Merino, Ignacio Labarta, Alberto León y Manolo Saiz en Madrid. Los cuatro primeros, como integrantes de una trama de dopaje. El director, como supuesto cliente. Aparecen más de 200 bolsas de plasma y un mosaico de sustancias dopantes. Expulsiones en el Tour El informe 116 de la UCO señala a 58 ciclistas implicados. El Consejo Superior de Deportes (CSD) hace llegar la documentación al Tour de Francia, que prohíbe la participación de las principales figuras. Ullrich, Basso, Mancebo, Sevilla, Beloki y el equipo Astana son expulsados. En el informe aparece el nombre de Pantani. Pesquisas peligrosas El sumario se embadurna. Ocho de las 99 bolsas de plasma dan positivo por EPO. Surgen papeles que relacionan a atletas con Eufemiano Fuentes. Declaran corredores. En las notas del médico hay alusiones a clubes de fútbol (Betis) Aparece el nombre de Valverde en la documentación intervenida. El juez archiva el caso El pasado 12 de marzo el juez Antonio Serrano archivó el caso al no encontrar delitos contra la salud pública. Hasta el pasado 23 de febrero no entró en vigor la nueva Ley Antidopaje. Las Federaciones no sancionan a los corredores y ningún detenido tiene cuentas pendientes. La Fiscalía recurre el auto. Daños colaterales Ullrich se retira del ciclismo, acorralado por la presión en Alemania. El Tour prohíbe que corra en su próxima edición cualquier implicado en la OP Basso deshace su contrato con el Discovery por eso. La UCI reclama todos los nombres al CSD y desde Francia e Italia se cuestiona la limpieza de Valverde. Doce meses entre sangre Un año después de la Operación Puerto nada ha cambiado en el ciclismo ni en el deporte español. Un reguero de corredores sin sanción que no pueden correr y más descrédito. Y entre medias, una luz: la Ley Antidopaje POR JOSÉ CARLOS CARABIAS MADRID. Fue la repetición del Tour 98, una oportunidad perdida. Un puñado de vergüenzas al aire, la evidencia de un deporte carcomido por un sistema, la ocasión de extirpar el cáncer y, finalmente, un ejercicio alucinante de hipocresía. Aquel 23 de mayo había bolsas de plasma preparadas para transfusiones de sangre enriquecida en los pisos de Eufemiano Fuentes. Y EPO, hormonas del crecimiento, insulina, testosterona, trigón, actovegin y todo lo que se quiera para activar el organismo. Pero como entonces, en el desdichado Tour del Festina, de nada ha servido. La Operación Puerto deja la constancia de una trama de dopaje (una de las muchas) y de un fariseísmo total que se eterniza ahora en los juzgados, entre sentencias, demandas y recursos. No hay buenos en el pelotón cuenta un veterano organizador, un descreído más que asistió como aficionado a aquel Tour de Francia 98 en el que, como ahora, la Policía requisó material dopante a manta, encarceló a ciclistas y llevó a médicos ante los tribunales. La única solución es parar Parar el ciclismo, se entiende, para evitar que los patrocinadores deserten, las audiencias de televisión sigan en caída libre y la profesión de ciclista deje de considerarse una actividad de riesgo. Una gran sentada, propuso La Guardia Civil requisó bolsas de plasma preparada para transfusiones de sangre enriquecida con saludable intención el Secretario de Estado para el Deporte, Jaime Lissavetzky, a quien su gran obra- -la Operación Puerto -se le escapó de las manos en el momento en que surgieron nombres sonoros. Los investigadores identificaron a Pantani por los sortilegios de Eufemiano Fuentes con el alfabeto (PNTN) pero sin embargo hubo toda clase de obstáculos para descifrar contenidos que propagó el propio médico. Hay futbolistas, tenistas y ciclistas dijo. Hay también documentación que relaciona a la ex atleta DGGC Rosa Colorado (ahora entrenadora) con el médico canario. Y hay un interés creciente desde Italia y Francia en cobrar la pieza de Alejandro Valverde por su antigua relación con el dichoso ginecólogo, que cobraba premios por ganar el Tour, el Mundial o la Vuelta y cuya facturación anual se cifra por parte de gente bien relacionada con el mundillo en seis millones de euros anuales. Los instigadores de la Operación Puerto se han pasado de frenada se escucha. La feliz actuación policial contra el club de Eufemiano Fuentes contribuyó sin embargo a la confusión. Hemos visto una Vuelta y un Tour auténticos, con desfallecimientos, subidas y bajadas de rendimiento comentaron incautos dirigentes de la ronda española. Como si el cáncer se hubiese disipado. Ferrari no gana en F- 1, pero sí la Vuelta, como siempre, adujeron otros ojos menos cándidos en la visión panorámica. Ha sido una intervención política claman con desesperación otras voces, que ven oscuras maniobras en la desactivación de Vicente Belda (afiliado al PP) y Manolo Saiz, sin considerar que las bolsas de sangre estaban allí, listas para perpetuar la trampa de las reinfusiones antes del Tour, de la Vuelta, del Giro. La Ley antidopaje promulgada por Lissavetzky es la mejor noticia de un periodo convulso que no ha arreglado nada. Los ciclistas han demandado al secretario de la Federación y a sus patrocinadores, Manolo Saiz denunció a la mano derecha del secretario de Estado, la Fiscalía recurrió el auto que archivó la OP... Cisma en el juzgado sin solución a pie de asfalto. PROTAGONISTAS DE LA TRAMA Jaime Lissavetzky Secretario de Estado del Deporte Eufemiano Fuentes Ginecólogo Jan Ullrich Ganador del Tour 97, ex ciclista Ivan Basso Segundo del Tour, en suspenso Su plan de tolerancia cero antidopaje sólo merece aplausos. No así su gestión del caso. Muchas dudas, encubrimientos, fracasó en su ideario de filtrar a buenos y malos. Tuvo una buena idea: la gran sentada del ciclismo. Presunto cabecilla del clan de dopaje organizado. Se rió del público cada vez que habló, además de reclamar dinero por las entrevistas. Dijo que congelaba las bolsas de sangre por si alguien las necesitaba por salud El gran nombre oculto. Se conocía su relación con Cecchini, uno de los gurús del mundillo, pero no con Fuentes. Anunció su retirada poco después de que el juzgado 31 de Madrid enviase bolsas de su sangre a la Fiscalía de Bonn. La fuente del conflicto. Armstrong lo fichó para su equipo como sucesor en el Tour. Pero la organización de esta carrera no transigió. Deshizo su contrato, declaró ante el CONI, dijo que hablaría y luego se echó atrás.