Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 23- -5- -2007 87 EL QUITE DEL MAESTRO José Ortega Cano EL REY Y LA OREJA DE ORO H a sido para mí un honor y una gran experiencia compartir la barrera con Su Majestad el Rey y la Infanta Doña Elena, con los impedimientos climatológicos de la lluvia y el viento, los cuales no provocaron que decayese un ápice el ánimo de la Familia Real, los toreros y el público. Afortunadamente para la Fiesta de los toros, tenemos una Casa Real, con Don Juan Carlos al frente, que engrandece la Fiesta con su presencia. Era impre- sionante cómo llovía y el ánimo con el que disfrutaban y saboreaban la lidia de cada toro. Una tarde pasada por agua, con tres toros devueltos y los seis de lidia ordinaria, que hacían un total de nueve animales. En ningún momento hubo un gesto de aburrimiento ni de desencanto; todo lo contrario, cualquier pasaje les divertía. Toreramente hay que ensalzar a los tres matadores, sobre todo a Juan Bautista y Sebastián Castella. También al confirmante Ambel Posada, con gran mérito, como si allí no pasara nada. Tengo a bien el dar las gracias a la Asociación de la Prensa, que ha tenido la gentileza de invitarme a la barrera con el Rey y la Infanta. El trofeo de la Oreja de Oro al triunfador de la Corrida de la Prensa, que se otorga en el Aula Cultural, recayó ex aequo en los dos toreros franceses. ¡Ah! se me olvidaba: tuve que ir desde el hotel hasta la plaza en moto, gracias a la amabilidad de un madrileño. Don Juan Carlos entrega la Oreja de Oro ex aequo a Juan Bautista y Sebastián Castella EFE Sólo faltaba Sarkozy El Rey Don Juan Carlos y la Infanta Doña Elena, flanqueados por José Ortega Cano y Fernando González Urbaneja, aguantaron en una barrera el diluvio de la Corrida de la Prensa ROSA BELMONTE MADRID. Por mi localidad olía a borrego. Teniendo en cuenta el diluvio que venía, debía de ser la pareja de corderos de Noé que, antes de subir al Arca, pasó por los toros. En la corrida de los franceses, faltaba Sarkozy pero estaba Lionel Jospin, ex primer ministro galo, que pedía con entusiasmo la oreja para su compatriota Bautista en el cuarto de la tarde (el cuarto que era el séptimo que salía a la plaza) Aunque probablemente lo que olía a borrego era el toldo de Canal Plus. Los cámaras y los maestros comentaristas no se mojarían pero el armatoste quitaba visibilidad a quienes tenían su localidad alrededor. Algunos, educadamente, pedían si no podrían quitarlo (ya que entonces no llovía) Otros directamente lo golpeaban. Lo retiraron una vez. Y no más. Los vecinos del toldo no vimos la muerte del segundo toro (que era el cuarto que salía a la plaza; un lío con tanto toro sobrero) Vestido tan oscuro como la tarde, el director de cine Agustín Díaz Yanes, hijo del legendario torero de plata Agustín Díaz Michelín (subalterno en las cuadrillas de Antonio Ordóñez o Paco Camino) El banquero Emilio Ybarra también fue a la Corrida de la Prensa, así como el periodista Pepe Oneto (hecho un pincel con sus pantalones blancos) o el abogado Marcos García Montes. La tarde fue propicia para la venta de chubasqueros made in China Hubo quien hizo su mayo. Antes de empezar la corrida, por el interior de la plaza, el chubasquero costaba 3.50 euros. Ya en el tendido, con la lidia a punto de empezar, la prenda (por llamarle algo) había alcanzado los 6 euros. Y era de una calidad infinitamente peor. De peor calidad y más fino que una bolsa de basura. Peor incluso que los que dan en las Cataratas del Niágara cuando te subes al barco. Ni las capas de lluvia se libran de la especulación. Alguno, mientras se cubría el cuerpo de plástico, preguntaba en voz alta a Esperanza Aguirre que cuándo iba cubrir la plaza. Esperanza no estaba para oírlo pero sí su marido, Fernando Ramírez de Haro. Eso sí, bajo techo en un palco. JUAN BAUTISTA Me he ganado una oreja que me llena de felicidad bajo un diluvio que parecía el fin del mundo SEBASTIÁN CASTELLA Majestad, es un honor su presencia y quiero brindarle este toro con todo el respeto de Francia y mío AMBEL POSADA El toro de la confirmación sólo tenía medio muletazo. Me quedo con los lances que me han cantado lla no abandonaba. La estocada no tuvo toda la muerte necesaria y hubo de recurrir al descabello. Marró cuatro veces. No importó para el trofeo, que protestaron los que más a cubierto estaban en gradas y andanadas. Tanta exposición debía tener su premio. El histórico cartel con dos galos en Las Ventas salía vencedor. Bautista toreando muy, pero que muy bien, y Castella apostándolo todo. La sensibilidad que tuvo el presidente Muñoz Infante al valorar la entrega de dos toreros en tierra extraña le falló estrepitosamente al devolver el toro que le correspondía a Ambel Po- sada para confirmar la alternativa. No sólo porque se marcó el listón de la tarde, sino porque tal vez no haya pisado Las Ventas un toro con tanto temple de salida, con semejante buen tranco y tan definido de primeras en lo que llevamos de feria. Las verónicas de Posada fueron antiguas reliquias del toreo de capa, con su punto barroco y su sabor. Imperdonable devolución e imperdonable que el toricantano y su cuadrilla contribuyeran a ella con superior torpeza. El sobrero de La Palmosilla, un serio cinqueño, derrochó nobleza a media altura, con las dosis justas de revoluciones o un poco menos. El nieto de Juan Posada evidenció su concepto en la tercera serie de redondos, cuando le tomó el pulso. Más cruzado con la izquierda hubiera estado mejor. Cumplió con dignidad antes de encontrarse con un encastado sexto. Las complicaciones de la casta le desbordaron. Bautista paró hasta tres toros en segundo lugar. El titular de Puerto de San Lorenzo- -también devuelto con precipitación; ¿no vio el vídeo de la corrida de Valdefresno que con tanto tino presidió César Gómez? un sobrero de Valenzuela que se dañó contra un burladero y el definitivo de Martelilla, muy lavado y escurrido, que manseó y se dejó descastadamente en la muleta, sin humillar. Castella principió la faena al engatillado tercero valiente pero al revés. No todos los toros valen para los pases cambiados, y ademáselpitón era el derecho. Cuando se lo planteó con temple enderezó una faena que acabó con el toro rajado, cosa que no hicieron ni él ni su compatriota después. Talavante reaparece hoy en la Feria de Córdoba ABC CÓRDOBA. Alejandro Talavante reaparece hoy en la Feria de Córdoba después de la cornada de veinte centímetros en el muslo izquierdo que sufrió el pasado 12 de mayo en Valladolid. El torero extremeño ha tomado esta decisión después de probarse el lunes en la finca de Núñez del Cuvillo, divisa a la que hoy se enfrentará en su regreso a los ruedos. Talavante compartirá cartel con Finito de Córdoba y Castella. Por otra parte, Salvador Fuentes no hizo ayer el paseíllo en la novillada de la Feria de la Salud. El sevillano ha preferido tomarse un tiempo al no encontrarse físicamente preparado tras el gravísimo percance que sufrió en marzo en Madrid. En Córdoba, se lidiaron novillos de Fuente Ymbro, desiguales. Daniel Luque, silencio y saludos. Joselito Adame, oreja y silencio. Oliva Soto, que sustituía a Fuentes, vuelta al ruedo y silencio.