Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 23- -5- -2007 CULTURAyESPECTÁCULOS 83 Exteriores, Xunta de Galicia y Seacex aportan entre los tres 600.00 euros para este proyecto Cultura rompe la baraja para la compra de la casa de Vicente Aleixandre ABC MADRID. El Ministerio de Cultura ha decidido retirarse de la terna que formaba junto al Ayuntamiento y a la Comunidad de Madrid para comprar la casa del poeta y premio Nobel Vicente Aleixandre, en la calle Velintonia, 3, según ha podido saber ABC. La gota que ha colmado el vaso de la paciencia del departamento que dirige Carmen Calvo ha sido la manifestación que a las cinco de la tarde de hoy ha convocado la Asociación de Amigos de Vicente Aleixandre, frente al Ministerio de Cultura, bajo el lema Salvemos la casa de la poesía En la concentración se leerán poemas del premio Nobel en señal de protesta por la manifiesta desidia y falta de voluntad política de las Administraciones en la salvaguardia de la histórica casa del poeta aseguran los convocantes. El Ministerio de Cultura renuncia, por tanto, a reunirse más con los herederos del escritor, irritado e indignado porque se quiera meter en campaña electoral a Vicente Aleixandre confirmaron fuentes ministeriales a ABC. Cultura y las dos Administraciones iban a ofrecer entre 2,8 y 2,9 millones de euros por el inmueble de acuerdo a la tasación legal del Municipio, mientras los propietarios del edificio y herederos del poeta solicitaban 6,6 millones de euros. Según las citadas fuentes, la Ley impide pagar 2,5 veces más que la tasación legal del Municipio Para el Ministerio, el interés arquitectónico del edificio es nulo y no existe contenido del poeta en el mismo No obstante, no quiere implicar con su retirada a las otras dos Administraciones Ayuntamiento y Comunidad que se comprometieron hace dos años a hacerse cargo de la casa del autor de La destrucción o el amor En enero de este año, veintiún meses después de que se acordara negociar con los herederos del Nobel la compra de la finca para concederle un uso cultural todas las partes se sentaron por vez primera a dialogar, pero no se llegó a ningún acuerdo: Existe una diferencia abismal entre lo que ellos las tres Administraciones ofrecen y lo que nosotros pedimos, un precio de mercado actualizado de acuerdo a la realidad de las tasaciones de la zona señalaba entonces a ABC María Amaya Aleixandre de Artiñano, sobrina del poeta, para quien se trata de un asunto de voluntad política ha pasado y lo que está por venir Del trabajo de Rubén Ramos Balsa, afirma que en él la danza vuelve lo pesado ligero. Este joven artista nos propone instalaciones que se tornan racimos de instantes azarosos: lo que apenas dura un parpadeo. Cuatro fragmentos del paraíso que vivieron Pound, Nietzsche y Proust. Tanto el comisario como dos de los artistas son gallegos y el proyecto cuenta con el patrocinio de la Xunta de Galicia. Ya en 2005 fue Cataluña la Comunidad invitada por Exteriores en la Bienal de Venecia: comisario y artista del pabellón español (Bartomeu Marí y Antoni Muntadas) eran catalanes y el proyecto contó con el apoyo de la Generalitat catalana. Representantes de Exteriores, la Xunta y Seacex (entre los tres han aportado 600.00 euros) subrayaban ayer que el pabellón español tendrá este año un marcado acento gallego y que el objetivo es mostrar la pluralidad cultural de nuestro Estado. ¿Le tocará en 2009 a Andalucía, Valencia o País Vasco? Mientras algunos sectores del arte internacional critican lo obsoleto de mantener en la Bienal pabellones nacionales en un mundo cada vez más globalizado, España se empeña en segmentar (y patrocinar) el arte por Comunidades. Más información de la bienal en: http: www. labiennale. org Operarios cargan contenedores con el tesoro en un avión para su traslado AFP La Guardia Civil controla todos los movimientos del Odyssey Londres se desmarca del hallazgo y Cultura desafía a la empresa a mostrar el tesoro para ver si contiene oro español J. CALERO P. MUÑOZ MADRID. La Guardia Civil controla en estos momentos los movimientos de dos barcos de la Odyssey Marine Exploration, por la sospecha de que esta empresa de cazatesoros haya cometido un expolio de nuestro patrimonio sumergido. Uno de los barcos, el Odyssey Explorer, se encuentra en el puerto de Gibraltar, mientras que el otro, Ocean Alert, estaba fondeado en aguas marroquíes. La cicatería con la que la empresa norteamericana facilita la información solicitada por España no hace más que aumentar las sospechas y dudas sobre sus prácticas. La Brigada de Patrimonio y el Servicio Marítimo de la Guardia Civil saben que se las están viendo con una maraña de intereses en los que participa un buen número de actores, desde la empresa en cuestión, que cotiza en bolsa, los Gobiernos británico y español, además las leyes internacionales. Se sabe que Gran Bretaña presionó para que el Ministerio de Exteriores permitiese trabajos de localización del HMS Sussex, barco de pabellón inglés, en aguas del Estrecho. Pero Odyssey debería haber tramitado ese permiso con la Junta de Andalucía para darle validez, algo que no ha hecho. Por ello, fuentes de la Guardia Civil consultadas por ABC afirman que los permisos que Odyssey ha blandido para sus actividades son falsos y si, amparándose en ellos, hubiese extraído el tesoro de las aguas territoriales, o incluso de las aguas en litigio, ello podría constituir un delito de expolio. Ayer, la Embajada británica en Madrid hizo público un comunicado en el que subraya que este hallazgo no tiene ninguna relación con el HMS Sussex Subraya que el pecio estaba en aguas internacionales, extremo al que otros expertos no dan crédito, porque eso significaría profundidades que requieren un equipo mucho más sofisticado. ciendo trampas submarinas, actuando en nuestras aguas territoriales, aunque manejando sus equipos desde un buque o una base en aguas marroquíes o gibraltareñas. No existe justificación en inciertos motivos de seguridad para que Odyssey no muestre el contenido de su tesoro a los expertos, que fácilmente sabrían con un simple análisis si hay oro español o no en los contenedores enviados a Estados Unidos de forma legal según los cazatesoros. Ayer la ministra de Cultura, Carmen Calvo, desafió a la empresa a mostrar las monedas recuperadas o compartir la información de localización del pecio, algo que le ha sido solicitado desde la Embajada española en Washington el viernes pasado. El secretismo es tal en Odyssey que ni siquiera se descarta en España que el hellazgo no sea de la enorme envergadura que la empresa ha asegurado y se trate de una operación de imagen para hacer subir las acciones de la compañía en bolsa. La Guardia Civil instruye ya como denuncia el requerimiento del Ministerio de Cultura, que le fue presentado anteayer, puesto que necesita la intervención de un juez para poder registrar los navíos de la Odyssey. Mientras tanto, ofrece información exhaustiva sobre los lugares en los que los buques han trabajado y mantiene contacto visual con las embarcaciones, que navegaron por aguas españolas reivindicadas por Gibraltar. en otras ocasiones, cuando alguna patrulla de la Benemérita se ha aproximado a los buques, estos se refugiaron en aguas marroquíes. tan sugerente y curiosa, en la que por poner algún ejemplo, vayamos con una alfombrilla con zapatillas incorporadas; una mesa que se convierte en un piano; una guitarra eléctrica con asa; la galleta en forma de dedal para la Nocilla; un carrito para niños que se transforma en hamaca; un estropajo con una fisura en medio para ser colgada del grifo y limpiar mejor los cubiertos; y hasta un plato que ya viene inclinado de fábrica para la sopa. Por supuesto, tampoco faltan ejemplos del diseño sobre ruedas, para estos tiempos ajetreados que vivimos, como el prototipo del nuevo Fiat 500 (una especie de toplino del siglo XXI) la moto de tres ruedas de Piaggio. Más información sobre la muestra: http: www. iicmadrid. com Trampas bajo el agua Nada es lo que parece en este mundo de los cazatesoros, que para algunos tiene mucho de piratería. De hecho, el capitán de uno de los barcos de Odyssey en el Estrecho tuvo abiertas diligencias por desobediencia hace tiempo en la Benemérita. Fuentes del instituto armado no descartan que, dada la autonomía de los robots subacuáticos, Odyssey podría estar ha- Rescatar el tesoro de aguas profundas, como las internacionales, precisaría un equipo más sofisticado