Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 ELECCIONES 27 M ESPAÑA REPRESALIAS POLÍTICAS MIÉRCOLES 23 s 5 s 2007 ABC El PSOE intenta impedir el debate en Sevilla TV y amenaza con represalias Los socialistas afirman que el alcalde no irá y advierten que la Junta considerará una agresión el debate ABC SEVILLA. El alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín, continúa afirmando públicamente que está dispuesto y predispuesto a participar en todos los debates de televisión que se le ofrezcan, pero la realidad es muy distinta. Los socialistas no sólo siguen negándose a que el alcalde asista al debate de Sevilla TV sino que han presionado a esta empresa para que lo suspenda, a pesar de que los tres restantes candidatos han confirmado su asistencia- amenazando con represalias por parte de la Junta de Andalucía. Nada más comenzar la campaña, Sevilla TV ofreció a los partidos lo que iba a ser el primer debate multimedia de las elecciones municipales: una cita con los tres candidatos moderada por el periodista Cristóbal Cervantes que sería retransmitida en directo por Sevilla TV y Punto Radio y que contaría con un amplio seguimiento en ABC de Sevilla. La propuesta contó desde el primer momento con el apoyo de los candidatos del PP, Juan Ignacio Zoido; PA, Agustín Villar, e IU, Antonio Rodrigo Torrijos, pero fue recibida con reparos en el PSOE. Desde este partido se promovió la celebración de un único debate organizado por la Asociación de la Prensa y que sería ofrecido a todas las televisiones locales, una opción que posteriormente fue desestimada por el propio PSOE. Sevilla TV mantuvo en todo momento su oferta de debate, que el PSOE nunca aceptó. Una vez descartado el argumento del debate de la Asociación de la Prensa, los responsables de la campaña electoral de Sánchez Monteseirín han optado directamente por presionar para que la empresa suspendiese el programa. Así, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, delegado de Presidencia y coordinador de la campaña de Monteseirín, aseguró al jefe de informativos de Sevilla TV y Punto Radio, Oscar Gómez, que el alcalde no acudiría de ninguna manera al debate y advirtió de que la emisión de éste sería considerado por la Junta como una agresión que tendría repercusiones. Gómez de Celis ofreció la posibilidad de enviar al debate al número 2 de la lista, José Antonio Viera, o al delegado de Urbanismo y número 4, Emilio Alfredo Sánchez Monteseirín en Sevilla TV Carrillo, opción que fue desestimada por la empresa al tratarse de un debate para los candidatos a alcalde y considerar que cualquier alternativa supone una desconsideración hacia J. M. SERRANO el resto de los candidatos que sí acudirán al mismo. El dirigente socialista advirtió de que José Antonio Viera acudiría al plató el día de la grabación acompañado de un notario. CAMPO DE AGRAMANTE Joaquín Leguina s Diputado del PSOE por Madrid Esteban González Pons- -Consejero del Gobierno valenciano HISTORIA Y CULTURA En la campaña no todo son vagas o prometedoras propuestas, también hay realidades que celebrar o todo van a ser vagas o prometedoras propuestas en estas elecciones, también hay realidades a celebrar. Tal es el caso de la Vega Baja del Tajo a su paso por Toledo (40 hectáreas) que estaba destinada a urbanizarse (es decir, a llenarse de viviendas) conteniendo, como contiene, este terreno uno de los más relevantes yacimientos de la época visigoda, concretamente del Reino Visigodo de Toledo. Esta vez, los arqueólogos (esas moscas cojoneras que siempre aparecen ante cualquier movimiento de tierra, molestos para los apresurados políticos, pero imprescindibles) junto a otras muchas asociaciones conservacionistas, se han salido con la suya y han conseguido que José María Barreda sustituya la amenazadora urbanización toledana y municipal por un Centro Internacional de la Época RODRÍGUEZ ZAPATERO, RÍNDETE Camps se presentó como el presidente que es y Mariano Rajoy subió ganador, y no defraudó La mejor de las culturas, que es la universal, es la que une, no la que disgrega yer asistí al mitin más bonito desde que tengo uso de razón política. Fue con Rajoy en la plaza de toros de Valencia y con otras 25.000 personas que acudieron al acto central de la campaña del PP en la Comunidad Valenciana. Fui parte de otro llenazo para la historia. El tendido hizo fiesta y aguardó a los jefes, jugando a la ola en las gradas mientras la orquesta se iba por Shakiras y Travoltas, y cuando Rajoy pisó la arena comenzó un chaparrón que no pudo con unas ganas de ganar que además de infinitas demostraron ser impermeables: nadie se movió de su silla, pese a que llovía a cántaros. Agua para todos. Entre las imágenes del diluvio y del delirio, me quedo con la de esa mujer que, levantada desde la grada con la ropa empapada y enarbolando su para- N Visigoda, que contará con tres unidades: un museo, un centro de interpretación y otro de investigación, amén de unas ruinas visitables. Nuestro futuro, en efecto, tiene un corazón muy antiguo y el de Toledo es milenario... ¿por qué enterrarlo definitivamente? El patrimonio arqueológico de España (como el de Italia o Francia) es inmenso y la mayor parte de él está aún bajo tierra, pero si sobre esos lugares nos dedicamos a construir edificios, ese patrimonio quedaría destruido, es decir, imposible de ser sacado a la luz, de ser recuperado. Con pedazos mucho más pequeños de Historia otros pretenden llamarse naciones, pero esta identidad toledana que ahora desenterrará el mundo visigodo sólo servirá a la mejor de las culturas, que es la universal, la que une, no la que disgrega. A Otros se rinden, como Zapatero, que no viene a la plaza de toros, se queda en un pequeño polideportivo guas, silenció a la plaza al grito de: ¡Zapatero, ríndete! Seguía lloviendo. Camps se presentó como el presidente que es y va a ser de todos los valencianos y Mariano Rajoy subió ganador, y no defraudó. Fue directamente al hueso de los problemas de los ciudadanos, sin más coro que el de los aplausos y gritos de presidente, presidente. Tanto Rajoy como los miles de simpatizantes del PP con todo su entusiasmo, volvieron a demostrar que esta es una plaza exigente, sólo para los más grandes. Otros se rinden, como pidió aquella señora, incluso sin intentarlo, como Zapatero, que no viene a nuestra plaza de toros y se queda en un pequeño polideportivo para no pinchar. A estas horas ya sólo llueve en mi imborrable recuerdo de hoy.