Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 OPINIÓN MIÉRCOLES 23 s 5 s 2007 ABC AD LIBITUM Y PERDER ENTRE GANAR VISTO Y NO VISTO CALL ME SEBAS (PRONÚNCIESE SAY- BASS) dos deprevenirnos delfascismo con sus escandalerasresolL bueno de Rodríguez es malo, aunque sin pasarse, vieron desde el principio que un personaje de la solvencia pues Marañón, que estudió el resentimiento en la progresista de Clinton únicamente podía ser, en el caso de biografía de Tiberio, sostenía que la cantidad de la becaria, la tristevíctima deun matrimoniocastopor culmaldad necesaria para que incube bien el resentimiento pa de una esposa frígida. Para entendernos: estos mismos no es nunca excesiva, y Rodríguez, por lo que dice y por lo gansos habrían ignorado los devaneos del neocom Wolque hace, es un resentido, pasión que, según Marañón, suefowitz en el falansterio del Banco Mundial sólo con que la le desatarse en la adolescencia, cuando elsentido de la comimponente Shaha Alí Riza hubiera sido, en vez de una nopetencia y el sentimiento de lapreterición, fuente del resenvia, la esposa. También lo previno Marañón: timiento, se inician. -Suele ser esta falsa virtud del resentido afec- -Entre los pecados capitales no figura el resentada y pedante, y alcanza en ocasiones la rígida timiento- -se quejaba Unamuno- y es el más gramagnitud del puritanismo. El resentido es siemve de todos. pre una persona sin generosidad. Elresentido, resumeMarañón, tieneunamemoSebastián, no es, desde luego, una lumbrera inria contumaz, inaccesible al tiempo ¡ah, esa ley de telectual, pero, si se ha metido en el papel zarzuelela memoria histórica! pero no es necesariamente ro de apagar la luz eléctrica a salivazos o mojar malo. Rodríguez, sin embargo, tiene cosas de malo, pan en el vermú, no es para ganar la Alcaldía de malo, malo. Así, igual que el hijo de Felipe II tortuIGNACIO raba a sus gatos, el nieto del capitán Lozano tortura RUIZ QUINTANO Madrid, empresaimposiblepara él, sino para, mordiendo a Gallardón, asegurarse una recompensa asusfantasmas. Siendo, porejemplo, el amigo munministerial, a lo Bermejo. Sebastián, que nunca triunfó en dial de las tías, envía a un maltratador a hablar con Otegui, la empresa privada, o Bermejo, que nunca fue reconocido que no tiene pinta de ser lo que en el Norte se entiende por por sus compañeros, son covachuelos de la España eterna: un tiarrón. O siendo, igualmente, el amigo mundial de la aquellos covachuelos que en sus Memorias describe fray paz, envía a hacer la guerra- -sucia, por supuesto- -contra Servando, el dominico mejicano desterrado en Europa en Gallardón, que desciende de Albéniz ¡oh, pupila de azor, los días de Napoleón. corazón sano! le escribió Lorca en el epitafio) a un bigar- -En España los verdaderos reyes son los covachuelos. do con dotes de chulazo de zarzuela como Sebastián, call Díceseles covachuelos porque las secretarías donde me Sebas (pronúnciese Say- Bass) asisten están en los bajos o covachas de Palacio. Como el Está visto que, para su revolución pendiente- -en Espapuntapié por la espalda de Goicoechea a Maradona, así el ña, todas las revoluciones pendientes se reducen a matar deBermejo aRubio- -noes unadecoloración; fueun linchacuras y comer jamones- Rodríguez teme más a Gallarmiento- -o el de Sebastián a Gallardón. ¡Es quea mí mehadón que a Rajoy. Por eso la entrada de Sebastián a Gallarbía llamado Don Nadie! se justificó Sebastián. Don Nadón en TV fue tan golfa como la de Goicoechea a Maradona, die- -explica Octavio Paz del Don Nadie español- -es funobviando la ralea verdaderamente reaccionaria de estos cionario oinfluyente y tieneunaagresiva y engreída maneprogres viejos, cuáqueros delsexo y solteros de la bragueta. ra de no ser. Cuáquero de las letras y soltero de la poesía era como He aquí la conclusión de Marañón: el jesuita Cejador llamaba a su enemigo literario, el jesuita- -El resentido, gran aficionado a los anónimos, ronda Miguel Mir. ¿Acaso los partidarios de Clinton- -el mismo en torno del poderoso; lo atrae y lo irrita a la vez. Este doble sobre quien George Will creyó razonable pensar que fue un sentimiento lo ata amargamente al séquito del que manda. violador- -no tuvieron las pelotas de llamar abusador El resentimiento es incurable. sexual a Schwarzeneger? Los gansos de progreso encarga- OSÉ Luis Rodríguez Zapatero, gran especialista en pamplinas, ha confesado que solicita de los ciudadanos un voto masivo a favor de los socialistas para que el PP aprenda a perder El argumento es retorcido, como le cuadra al personaje; pero, visto en el conjunto de sus naderías habituales, resulta original. Incluso podría ser generoso. El hombre que no aprendió a ganar y, en consecuencia, actuar como presidente de todos los españoles, no sólo de unos pocos, quiere que su principal adversario aprenda a perder. No es mucho, pero se corresponde con la escala didáctica vigente, enemiga de la excelencia y el M. MARTÍN esfuerzo: símbolo máxiFERRAND mo del igualitarismo ramplón. Ignoro si habrá investigaciones científicas al respecto; pero, a primera vista, parece que el tiempo electoral adelgaza las neuronas de los líderes y o candidatos y disminuye notablemente el número de las que se manifiestan activas en sus respectivos cerebros. Zapatero es un buen ejemplo de ello. No el único, ya que el mal se expande en todos los ámbitos de las actuaciones partidistas; pero es de singular valor dada la relevancia de un hombre que, por sí y ante sí, ha hecho carrera de la ruptura de las tradiciones del partido que dirige y de despertar los rencores nacionales que el tiempo había apaciguado. De ahí que no esté mal que, en el País Vasco, perpetren un nuevo partido- -en el centro, no faltaba más- -al que conviene desearle menos tormentos y confrontaciones intestinas que las que ya se observan en su antecedente de fabricación catalana, Ciutadans. Algo nuevo, desde luego, hace falta en el patio nacional. Afortunadamente, pasado mañana concluye una campaña electoral que pasará a la corta historia de nuestra joven democracia como la más hueca en ideas y más ruidosa en descalificaciones e improperios. El sábado, más que para la reflexión, será un día para la recuperación del tímpano y el resuello. Así, a la espera de las próximas elecciones legislativas, podremos seguir trasteando con la realidad nacional sin querer entrar en ella con la decisión que parece exigible a los dos grandes partidos que se llaman españoles: el que evidentemente no supo ganar el 14- M y el que, según la doctrina que emite Zapatero, tiene que aprender a perder. También quiere el líder socialista que Mariano Rajoy deje de sembrar el pesimismo por toda España. Es curioso que aquí todos parecen saber lo que deben hacer los demás sin haber llegado antes a averiguar su propia misión cívica; pero, independientemente de la cuota de responsabilidad que le corresponda al del PP, el pesimismo es el único fruto posible en el ambiente en el que, con la ayuda de todos, hemos decidido instalarnos. Sólo los afectos, los estímulos y los gustos personales justifican que nos levantemos cada día. Lo colectivo, si alguna vez existió, está deshecho. No sin esfuerzo, pero lo han conseguido. J E -Cuando compañeros relevantes, militantes e intelectuales abandonan nuestro partido, nosotros debemos preguntarnos en qué se han podido equivocar ellos, para corregirlos.