Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
92 DEPORTES MARTES 22 s 5 s 2007 ABC Milán- Liverpool s Final de la Liga de Campeones LA RED ANTI KAKÁ- SEEDORF Oddo Nesta Crouch Kaká Agger Inzaghi Sissoko Gerrard Dida Maldini o Kaladze Riise Gattuso Pirlo Kuyt Ambrossini Reina Mascherano Seedorf Jankulovsky Xabi Alonso Carragher Finnan Riise Agger Reina Mascherano Xabi Alonso Carragher Finnan Zenden (Kewell) Kuyt Gerrard LA ALTERNATIVA POR FUERA ABC Pennant Una idea a la pizarra de Benítez... El técnico madrileño, a buen seguro, ya ha disputado la final en su pizarra. Sólo él sabe cómo va a jugar el Liverpool, cómo va a intentar contrarrestar la mayor capacidad técnica del Milán. ABC se pone en su piel y analiza cómo se puede frenar al Milán POR E. ORTEGO MADRID. A priori, pocos especialistas discuten que desde un punto de vista futbolístico el Milán es el gran favorito. Técnicamente está mejor dotado y se encuentra en un momento óptimo de forma. Pero esto no significa que el Liverpool no tenga sus opciones. Conociendo a su técnico, a sus jugadores y a su perenne aliado, su afición, morirán con las botas puestas. Tampoco eran favoritos ante el Barcelona (octavos) ni ante el Chelsea (semifinales) y ahí están, en la final. La pizarra del partido debe dibujarse desde la seguridad de que será el Milán quien lleve la iniciativa del juego, quien quiera tener el balón y explotar al máximo su mejor condición técnica. Ha encontrado su piedra filosofal en un 4- 3- 2- 1 con una mezcla perfecta de músculo y técnica. Su fuerza está en la zona ancha (acumula cinco hombres bien escalonados) donde destroza al rival. El equipo casi siempre juega por dentro. Estrecha el campo. Se mueve en una imaginaria línea perpendicular que uniría las dos áreas. Ancelotti deja las bandas para los laterales (Oddo y Jankulovsky) y despliega sus piezas en la zona central del campo. Pirlo es la referencia. Si el Liverpool le minimiza, ofuscará al enemigo. El balón sale siempre por sus pies. Alterna el juego en corto con desplazamientos largos y si el balón no fluye por su salida natural. el equipo se atasca. Gerrard se antoja una buena solución para frenar a Pirlo desde la media punta. Y si en Pirlo nace el juego del Milán, en Seedorf y Kaká se acelera hacía el área rival. Los dos se mueven con libertad. Bajan a asociarse con Pirlo y buscan la acción individual. Su zona de referencia es amplia, entre la raya divisoria y el área Aunque no es habitual en el Liverpool la inclusión de un tercer medio centro junto a Xabi Alonso y Mascherano sería una buena trampa para atar al tándem SeedorfKaká y el ataque del Milán que llega casi siempre por el centro La alternativa más agresiva sería explotar el juego exterior... y Kewell Si Benítez es fiel a su dibujo habitual (4- 4- 2) explotaría sus virtudes, sin estar tan pendiente del rival. Así, podría jugarse la baza del juego exterior. Ya lo hizo contra el Chelsea, que como el Milán tiene todo su potencial por dentro. Eligió entonces entrar por los extremos. En el primer partido con Gerrard y Zenden y en el segundo, con Pennant y Zenden, con Gerrard en el medio. Lo que sí parece seguro es que la posición de éste será la que marque la disposición táctica del resto. A él le gusta jugar por el medio y en un partido tan importante cabe pensar que el técnico dará a su jugador más desequilibrante la oportunidad de serlo. Incluso, como segundo punta, con Crouch o Kuyt por delante. De esta forma sacrificaría de salida un delantero, pero no prescindiría de un medio centro, algo vital estando enfrente Kaká y Seedorf. La postrera solución de Benítez se llama Kewell (Zenden está tocado) Lleva toda la temporada sin jugar por culpa de una lesión, pero se ha recuperado y técnicamente es de lo mejor de la plantilla. Tiene regate y remate. Una carta ganadora. contraria. Ahí es donde el Liverpool tiene que cerrar los espacios a estos dos hombres, los más desequilibrantes. Una fórmula para tejer ahí una tela de araña que les atrape podría ser la presencia de tres medios centros. Así uno de ellos siempre estaría preparado para hacer la cobertura a sus compañeros. Aunque últimamente no está jugando, Sissoko, por su capacidad física y su fortaleza en el juego defensivo, sería un buen compañero de viaje de Xabi Alonso y Mascherano en el intento de cazar a los dos talentos milanistas. Cuando Kaká o Seedorf se convierten en delanteros, tendrían que entrar en acción los centrales (Carragher y Agger) teniendo en cuenta que el Milán sólo juega arriba con una referencia ofensiva que será Inzaghi, para que Gilardino entre después, cuando el veterano cazagoles se haya vaciado. Las incorporaciones ofensivas de Gattuso y Ambrosini por el carril de los interiores son previsibles. Ambos conducen el balón hasta dárselo a Kaká o Seedorf. Por fuera el Milán sólo entra cuando por el centro no encuentra huecos. Ofensivamente Oddo y Jankulovsky no son peligrosos y pueden ser frenados con los laterales (Finnan y Riise) Pocas veces el Milán busca la superioridad numérica en banda.