Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
82 CULTURAyESPECTÁCULOS MARTES 22 s 5 s 2007 ABC La Tetralogía de La Fura y Mehta lanzan a Valencia al circuito lírico internacional S. GAVIÑA MADRID. La prensa internacional ha elogiado unánimemente el estreno de los dos primeros títulos de la Tetralogía de Wagner- El oro del Rin y La valquiria -en el Palau de les Arts de Valencia, hasta el punto de asegurar que han convertido al coliseo valenciano en una nueva referencia en el ámbito operístico y musical Esta nueva Tetralogía era una de las grandes apuestas del Palau de les Arts para su primera temporada, para la que no dudó en contar con la colaboración del grupo catalán La Fura dels Baus y con la batuta de Zubin Mehta, responsable del Festival de Mediterráneo. Hasta medio centenar de periodistas internacionales se acreditaron para informar sobre las dos primeras óperas del Anillo que habían vendido todo el papel con días de antelación. La prensa alemana, quizá la más difícil de convencer al tratarse de una obra y un compositor emblemáticos en su cultura musical, no han dudado en aplaudir el esfuerzo. Así, Die Welt titula: Valencia: Doble victoria con Wagner. Mehta y la Fura dels Baus se atreven con la primera mitad del Anillo y ganan mientras que el rotativo Süddeutsche Zeitung asegura que, con ellos, la ciudad del Turia ha conseguido situarse entre los grandes teatros de Europa Por su parte, el Frankfurter Allgemeine Zeitung afirma que la puesta en escena de ambos títulos toma la palabra al concepto de Wagner de la obra de arte total cumpliéndose las altas expectativas. Y añade que con la imaginativa puesta en escena de la Fura dels Baus ganan los artistas. En Italia, país adonde viajará ahora el montaje- -se estrena en junio en el Maggio Musicale Fiorentino, que lo ha coproducido- las críticas han sido igualmente elogiosas. En sus páginas, Il Corriere della Sera califica ambas óperas de espectáculo impactante lleno de teatro. Un reto para gente de amplios horizontes, como no se ve por desgracia en Italia y subraya la calidad de la Orquestra de la Comunitat Valenciana, que interpretó un Wagner delicado, transparente y mediterráneo Por su parte, afirma La Reppublica que, gracias a la colaboración entre La Fura y Mehta, se pudo ver en Valencia un Wagner majestuoso e intenso En cuanto al reparto, La Stampa destaca que el acompañamiento vocal tiene puntos de excelencia insólita CLÁSICA Grandes voces Obras de Berlioz, Gounod, Massenet, Bizet y Puccini. Int. Angela Gheorghiu, soprano. Orquesta Titular del Teatro Real. Dir. Jesús López Cobos. Lugar: Teatro Real. Madrid. Fecha: 20- 05- 07 La Fenice de Venecia ofrecerá óperas de gran formato en España JULIO BRAVO MADRID. El teatro de La Fenice de Venecia- -uno de los escenarios operísticos con mayor historia- -y el Palacio Vistalegre en Madrid han llegado a un acuerdo para presentar en la arena madrileña, durante los próximos tres años, seis óperas de gran formato. La traviata de Verdi, programada para los días 29 y 30 de este próximo mes de junio, será el primer fruto de este acuerdo, que ha tenido como maestro de ceremonias y padrino al que fuera gerente del teatro Real, Juan Cambreleng. Para el sobreintendente de La Fenice, Giampaolo Vianello, la ópera necesita cada vez más salir de los teatros. La idea no es nueva, pero sí el hecho de vincular a estas macroproducciones el nombre de un teatro del prestigio y la historia de La Fenice. El reto- -dice Vianello- -es llevar la ópera a un espacio abierto sin perder por ello la calidad El proyecto no podía comenzar con otro título que no fuera La traviata que es el símbolo de La Fenice- -se estrenó en este teatro el 6 de marzo de 1853- como tampoco podían faltar títulos como La bohéme previsto para las próximas navidades, o Carmen que se quiere convertir en el símbolo de este proyecto. La producción de La traviata que se verá en Vistalegre la firma Giancarlo Sepe, y de su adaptación se ha encargado Francesco Stochino Weiss, curtido ya en varios macroespectáculos y realizaciones televisivas. Weiss adelantó algunos detalles escénicos, como que utilizará a un narrador para contar la historia antes de cada acto, que empleará todo el ruedo como escenario, y que la orquesta- -que dirigirá la china Je Min- -estará en otra sala, conectada a través de cámaras con la escena. Cambreleng garantizó que el proyecto tendrá el mejor sonido posible y añadió que se están realizando ahora estudios de acústica. Los elementos artísticos con los que se cuentan son un reparto encabezado por la soprano Mirtò Papanatasiu, el tenor Massimiliano Pisapia y el barítono Riccardo Montresor. El baile tiene nombre español: Lola Greco, bailarina y coreógrafa, y también son de aquí la orquesta y el coro, procedentes de la Fundación Orquesta Sinfónica Chamartín. Más información: http: www. teatrolafenice. it La fuerza Gheorghiu ALBERTO GONZÁLEZ LAPUENTE A la soprano Angela Gheorghiu le gusta saludar levantando el brazo y agitando la mano. Lo ha hecho una y otra vez, en el Teatro Real. Es el gesto de moda. El mismo que adorna la campaña electoral. Tampoco le ha faltado a la cantante la sonrisa abierta. La diferencia es que, en su caso, se ha adivinado un poso de franqueza. Gheorghiu parece simpática. En este caso tan feliz que hasta se paseó por el escenario llevando a sus lado al director Jesús López Cobos. Para luego saludar a la orquesta. Para salir y volver a entrar. Una y otra vez. Hasta rematar el recital con tres propinas. En todo momento, Angela Gheorghiu pisó con seguridad, aplomo y tablas. Ha venido a cantar a Madrid (tras aquella espantada de star system caprichosa en La Traviata y lo ha hecho comprometiéndose con ocho arias de importancia. En todas imponiendo el buen gusto, el legato bien apoyado en un fiato considerable, la línea trabajada, la magnificencia en los agudos y la ancha expresividad, la firmeza técnica, en definitiva. Gheorghiu no es cantante de voz grande, al menos en este momento. Sí de peculiares virtudes líricas. Es curio- Angela Gheorghiu, saludando al público del Real so, en este sentido, la elección de algunos fragmentos de calado más dramático (Chiméne de El Cid de Massenet, Carmen de Bizet, Butterfly de Puccini... que resolvió con buenas maneras antes que con verdadera intensidad y exacta adecuación. Fue más sustancioso y natural el desahogado Chi bel sogno di Doretta de La rondine con muchos, muchos quilates, o el final sostenido de In quelle trine morbide de Manon Lescaut de Puccini. JAVIER DEL REAL En cualquier caso, Gheorghiu ha ofrecido en Madrid variedad y personalidad, dos virtudes poco frecuentes en la actualidad del canto. Lo ha hecho cómodamente gracias también al apoyo de la Sinfónica de Madrid y al maestro Jesús López Cobos, minucioso, plegado a sus inflexiones y, siempre, bordeando la filigrana. No es de extrañar la alegría de ambos cuando, al final, saludaban juntos. Ella, sin dejar de agitar la mano. CLÁSICA Temporada OCNE Obras de Szymanowski y R. Schumann. ONE Dir. K. Ono. Solista: F. P. Zimmermann (violín) Auditorio Nacional. Madrid. 18- 5- 07 Zimmermann y Szymanowski ANTONIO IGLESIAS Un compositor tan de verdad como el polaco Karol Szymanowski merece ser más conocido, por lo que siempre es plausible su programación ante los públicos, en este caso, en los conciertos de los ciclos que nuestra Orquesta Nacional desarrolla en el Auditorio, incluyendo sus dos Concertos para violín y or- questa, Op. 35 y 61 nada más que contando con la presencia solista del ya fabuloso alemán Frank Peter Zimmermann, sin haber alcanzado todavía su medio siglo de vida... Con su Stradivarius y medios técnicos irreprochables, los escollos que abundan a través de las dos páginas desaparecen como por encanto, tornando sus intervenciones (culminadas en dos cadenzas terribles) de estos dos soberanos hitos del mejor violinismo virtuosista, y hubimos de reiterar nuestra admiración ante la valentía de un lenguaje cuyas audacias modernas en su tiempo (primera mitad del siglo XX) se dejan sentir, no sin respirar dentro de un nacionalismo polaco, capaz de situarle como engarce con el soberano Chopin. La labor de nuestra orques- ta, curiosamente, se situó por encima de todo eleogio ante la segunda de las dos obras citadas de Szymanowski, que situaban en sus atriles por vez primera, llevada por una batuta que contiene sus naturales impetus juveniles con notoria sabiduría, vital, segura, de Kazushi Ono, un oriental que se eleva ante páginas tan soberanas, como la Sinfonía Op. 38 intitulada Primavera del gran romántico que es Robert Schumann, que llena la segunda parte del programa. Más preocupado de una dinámica que del basto ajuste, para el público, que con encendido aplauso rubricó la excelencia de nuestros profesores y batuta invitada, lo más relevante de la jornada sería la traducción que se obtuvo en Szymanowski, elevado por el violín superlativo del poderoso Zimmermann.