Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
78 CULTURAyESPECTÁCULOS www. abc. es culturayespectaculos MARTES 22- -5- -2007 ABC La soledad de Jaime Rosales, y el camarote de los hermanos Marx A la película española la rodearon en Cannes la espléndida de Carlos Reygadas y las de Gus Van Sant, Winterbottom y Seidl E. RODRÍGUEZ MARCHANTE ENVIADO ESPECIAL CANNES. Pocos días habrán estado tan llenos de cine en los últimos veinte años de festival como el de ayer. Lleno hasta incluso rebosar: de hecho, películas como la de Gus Van Sant, Paranoid Park en la competición, o como la interesantísima de Michael Winterbottom, A mighty Herat con Angelina Jolie, han de quedar algo postergadas ante el empuje de la película del mexicano Carlos Reygadas, Stellet licht de una audacia y de una eficacia que debería llevarle de bruces contra la Palma de Oro, o la del español Jaime Rosales, La soledad inmersa en la sección Una Cierta Mirada, pero arrasadora e innovadora como ninguna hasta el momento. Y aún habría que hacerle un hueco a otra película en competición, la del chocante y sórdido austriaco Ulrich Seidl, titulada ImportExport pero me temo que quedará despachada con prisas y sin contemplaciones. La soledad es la segundapelícula de Jaime Rosales, tras aquellainclasificablede Las horas del día y ya parece haber sintonizado al máximo este director todas sus cavilaciones vitales con una enorme ambición formal, que se traduce aquí en una pantalla ocasionalmente partida para que dialoguen entre ellos los sentimientos divididos, enfrentados o aislados, o la geografía de los lugares y personajes. La soledad no habla de esa soledad deseada, sino la indeseable e inevitable: varios personajes femeninos y alguno magníficamente masculino tratan de encontrar el modo de sentirse acompañados con ella en dos líneas argumentales que se rozan y en dos historias que podrían no ir acompañadas y, de hecho, a veces, la película nos las ofrece separadas y al tiempo (polivisión) Necesitaría tanto papel el contar aquí las cosas de las que habla esta película, como de las que no habla: del pueblo y de la ciudad, de madres e hijos, de maridos y novios, de la vida y de la muerte... pero elude la culpa o la autoría de esa vida o de esa muerte, sea el terrorismo, el cáncer o las ganas. Como haciendo cierta esa realidad tonta y cierta de que fueran la vida y la muerte las culpables la una de la otra. Rosales ha depurado su estilo, sin apresurarlo, hasta dejar que sus personajes sean la película con una naturalidad o cotidianidad que realmente desarma desde la pantalla, tanto los principales, las dos mujeres dueñas de la soledad y las pantallas (Sonia Almarcha y Petra Martínez) como el manojo de personajes de fondo, construidos por el guión y la interpretación con carne y alma reconocibles, cercanas. La soledad se estrena en las pantallas españolas en un par de semanas y habrá ocasión de tratarla más en menudo. Angelina Jolie, protagonista de A mighty heart llegó ayer a Cannes con su marido, Brad Pitt ya visto y que vuelve uno a tragarse y a atragantarse con él. Poco a poco, de modo casi desesperante, la película de Reygadas se va dreyerizando y alcanza en ese proceso niveles casi alucinatorios: clava el milagro de Ordet y lo hace con personalidad propia, con desafío, con la misma luz, la misma entrega moral y el mismo trastor- REUTERS Candidato a la Palma La gran sorpresa de la competición llegó con Carlos Reygadas y su película Stelle Licht dos horas de pulso con el espectador, que ha de atravesar la auténtica losa de una primera parte (losilla, al fin y al cabo) irrespirable para verse abocado a algo sublime, un milagro Angelina Jolie encarna con impresionante fuerza y discreción a la mujer de Daniel Pearl, el periodista asesinado por Al Qaida nado salitre que la película de Dreyer. Lo sorprendente es no quejarse, aceptarlo, tragárselo a pies juntillas (tanto el milagro como el plagio) en un final, como el principio, que te ofrece una gota de colirio con el ADN de Dios. Ahora, que sólo es ahora, me cuesta trabajo pensar que haya otra película que merezca la Palma de Oro. Angelina y Brad emocionan MACARENA GARCÍA CANNES. Es su primer trabajo juntos desde Sr. y Sra. Smith pero lo atribuyen a una fortuita coincidencia. Primero Pitt convenció a la periodista francesa Marianne Pearl de que le vendiera los derechos del libro en el que cuenta cómo enfrentó la desaparición y muerte de su marido a manos de radicales islámicos en 2002. Y fue después la viuda quien quiso que Angelina la encarnara en la pantalla grande: Leí una entrevista suya y pensé que podría ser mi amiga. Necesitaba sentir confianza hacia quien encarnara ese papel Este filme cambió mi manera de sentir, de ver el mundo y este arte confesó Angelina Jolie, quien durante el rodaje estaba embarazada, al igual que Pearl en 2002, cuando su marido fue secuestrado. Lo que más me impactó fue lo que decía Marianne en una entrevista televisada sobre crear diálogo y caminar hacia el entendimiento añadió Pitt, productor de la cinta. En paralelo al festival se exhibió un avance de The Golden Compass La brújula dorada la primera parte de una trilogía basada en la saga fantástica de Philip Pullman, que cuenta con actuaciones de Nicole Kidman, Daniel Craig, Eva Green y una sorprendente niña debutante: Dakota Blue Richards. Las comparaciones con El Señor de los Anillos y Las Crónicas de Narnia son inevitables, pero sólo en cuanto a la escala de los proyectos, porque éste es único. Mi principal desafío fue dar con las profundidades humanas explicó Chris Weitz, director de la cinta.