Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 22- -5- -2007 Los sondeos auguran a Sarkozy la mayoría absoluta en las próximas legislativas 33 Rezos ayer junto a los cuerpos de nueve palestinos, muertos en ataques aéreos israelíes en Gaza REUTERS Dirigentes israelíes amenazan con decapitar la cúpula política de Hamás El primer ministro palestino advierte que la lucha continuará s Un cohete cae en Sderot y mata a una israelí, la primera víctima mortal judía en 6 meses L. L. CARO CORRESPONSAL JERUSALÉN. No uno, sino cuatro ministros del gabinete de Seguridad del Gobierno de Ehud Olmert, alzaron ayer la voz para dejar claras las intenciones de Israel de decapitar a la cúpula política de Hamás, incluido el primer ministro palestino, Ismail Haniye, y con especial mención al jefe espiritual de los islamistas, el jeque Jaled Meshal. Exiliado en Siria, el Mossad judío ya trató de envenenarle en 1997 en Ammán. El titular de Interior, Avi Dichter, se refirió ayer a Meshal con singular ira al advertir que se trata de un objetivo más que legítimo, y estoy convencido- -añadió- -de que nos desharemos de él a la primera oportunidad. No es invencible, ni en Damasco ni en ningún lado, y lo sabe muy bien Otro ministro, el de Infraestructuras, Benjamín Ben- Eliezer, ponía a Haniye en el punto de mira al confirmar que ya no habrá distinción entre los que tiran los cohetes qassam y quienes ordenan tirarlos Y precisamente, por la tarde, los islamistas evidenciaban su propósito de seguir, y de hacerse notar, al disparar un artefacto casero contra Sderot minutos antes de la anunciada llegada del representante de Política Exterior de la UE, Javier Solana, y justo delante del edificio donde se reunió con la canciller hebrea, Tzipi Livni. Una israelí murió, la primera víctima mortal israelí en seis meses, y otra persona resultó herida grave. El Ejecutivo de Israel extendía ayer sus amenazas en un nuevo gesto hacia sus socios de la ultraderecha, que han anunciado que abandonarán el gabinete si Olmert no ordena aniquilar a Hamás, al tiempo que extendía también sus ataques a la franja. Lo hacía lanzando por la mañana un bombardeo sobre un vehículo en el campo de refugiados de Jabalia, al norte de Gaza, que asesinó a sus cuatro ocupantes, miembros de la Yihad Islámica, que, al parecer, eran autores del disparo de los cuatro artefactos Kassam que impactaron contra la ciudad hebrea de Sderot durante la madrugada. Las víctimas mortales se sumaban a un primer muerto- -presunto fabricante de cohetes, aunque fuentes palestinas señalaron que se trabata de un albañil- y al lanzamiento de un misil contra una central eléctrica que condenó al apagón a 50.000 personas en Nozeirat y los alrededores de Gaza. En las calles, miles de seguidores de Hamás irrumpieron para jurar venganza a la misma hora que en una mezquita de la capital, Ismail Haniye asistía a los funerales de los ocho muertos que causó el domingo por la noche la peor ofensiva ejecutada por Israel en esta campaña, la que tuvo como objetivo la casa del diputado islamista Khalil al- Haya, y en la que fallecieron siete miembros de su familia. En total, ya van 36 crímenes en cinco días, 11 de ellos civiles. Hamás continuará combatiendo a Israel hasta la victoria o el martirio declaró entre dientes Haniye a la salida del templo. Para evitar ser blanco fácil del Ejército hebreo, el brazo armado islamista difundía órdenes a sus miembros de no utilizar móviles, ni viajar en grupos en vehículos fácilmente detectables desde los aviones israelíes. En medio de la espiral de ataques mutuos, y con la población recluida como un rehén en sus casas, ahora que se han ahogado los enfrentamientos internos pero arrecian los de Israel, la oferta de tregua del ministro de Información palestino, Mustafá Barguti, se perdía ayer entre los continuos informes de muertos y los desafíos verbales. ABC. es Más información sobre el conflicto palestino en Visiones del mundo www. abc. es lauralcaro