Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 ESPAÑA LA HORA DE LA VERDAD DEL 11- M NI RASTRO DE ETA MARTES 22 s 5 s 2007 ABC La Policía afirma que ni con Tytadine se demostraría la relación de ETA con el 11- M No hay en la Comisaría General de Información ni un solo informe que relacione a la banda con estos hechos N. VILLANUEVA MADRID. Hay argumentos muy contundentes que avalan la autoría islamista en los atentados del 11 de marzo, hasta el punto de que resulta indiferente el tipo de explosivo que estalló en los trenes. Es más, aun en el supuesto de que fuera Tytadine, tendría un peso mínimo en la investigación de la matanza, porque hay otros indicios (llamadas, relaciones personales, ADN o huellas dactilares) que atribuyen los atentados únicamente al terrorismo islamista con los explosivos que les proporcionó la trama asturiana. Así lo aseguraron ayer los cinco peritos que comparecieron ante el tribunal para exponer sus informes sobre los posibles vínculos entre ETA y los islamistas. Los cinco policías, con muchos años de experiencia en la lucha antiterrorista, llegaron a la misma conclusión: No existe un sólo dato objetivo que vincule a ETA con el 11- M y no existe en la Comisaría General de Información un solo informe que diga lo contrario, como sostiene el ex director general de la Policía Agustín Díaz de Mera. Apenas una hora y media fue necesaria para que los peritos despacharan nada menos que tres años de teorías alternativas a la de la autoría islamista. Quizá por ello fue tan decepcionante como extraño que defensas como José Luis Abascal (letrado de Zougam y Ghalyoun) quien en su escrito mantiene la tesis de la participación de ETA, no hiciera ayer una sola pregunta a los peritos; que se escuchara el interrogatorio que tenía que hacer este letrado en boca de los abogados de la AVT y Ayuda a las Víctimas; o que estas acusaciones no fueran capaces de preguntar a los peritos quién les encargó el informe, algo por lo que la última de estas acusaciones había mostrado un interés desmedido cuando compareció el testigo de referencia Díaz de Mera. No es de extrañar, por tanto, que fuera el propio presidente de la Sala, Javier Gómez Bermúdez, quien tuviera que completar los deficientes interrogatorios de las partes. Éste es un resumen de las conclusiones de los peritos: 1. -Prisiones. Instituciones Penitenciarias no tiene constancia de que etarras e islamistas celebraran los atentados de Maamosal o cloratita) ETA jamás ha comprado explosivos a delincuentes comunes Madrid es un punto clave para una organización terrorista que quiera adquirir protagonismo con un atentado que si se produce en plena campaña electoral tendrá una repercusión aún mayor. ETA quería atentar el 29 de febrero de 2004; los islamistas, el 11- M. La furgoneta en la que viajaban Irkus Badillo y Gorka Vidal fue interceptada en Cañaveras (Cuenca) Fue una pura coincidencia que unos y otros bajaran de Asturias y País Vasco, respectivamente, el mismo fin de semana. No hay un sólo contacto entre los miembros de las dos organizaciones ni antes ni durante ni después de ese trayecto que tenía como destino Morata de Tajuña en el primer caso y el Corredor del Henares en el segundo. 4. -La caravana de la muerte Dos peritos de los Tedax declararon ayer en el juicio drid en la cárcel del Puerto de Santa María. Respecto a las relaciones entre presos, éstas son habituales cuando se comparte prisión y ninguna ha pasado de una simple afinidad personal no ideológica. El preso islamista Bensmail tenía en su poder una fórmula química, pero no era la de la cloratita de los manuales de ETA. POOL 2. -Robo de vehículos. Que un co- mando itinerante de ETA haya robado un coche en Avilés (Asturias) para su campaña de verano en la cornisa cantábrica no es nada extraño; es la dinámica normal de cualquier comando de ETA sostuvo ayer uno de los cinco peritos. El coche era un Renault 19 matriculado en los años 90, del tipo de los que la banda sustrae para sus atentados. 3. -Explosivos. ETA se autoabastece de explosivos y no necesita a ninguna organización islamista para obtenerlos. Los consigue a través de robos en Francia (Tytadine) o los fabrican los propios etarras (amonal, varon las bombas también es distinto. ETA los activa con control remoto, mientras que los de los islamistas se activaron con temporizadores. Además, los etarras utilizan en sus artefactos circuitos independientes de energía para asegurarse de que el mecanismo no falle; los del 11- M podrían haber fallado al no tener circuitos paralelos. 5. -Activación de teléfonos móviles. El sistema con el que se acti- ABC. es Más información sobre el juicio del 11- M en abc. es España Jesús Zarzalejos Profesor de Derecho Procesal de la Complutense EL DINERO DEL 11- M A penas quince minutos duró ayer la declaración de los peritos que han investigado la financiación de los atentados del 11- M. Tan breve paso por el juicio puede estar justificado por el hecho de que sus opi- niones al respecto ya están en el informe aportado al sumario. Sin embargo, parecía que la declaración de estos peritos policiales era una buena ocasión para despejar cualquier duda acerca de que, en efecto, el coste del atentado fue relativamente pequeño pese a que sus brutales consecuencias indujeran a pensar otra cosa. Si no se preguntó a los peritos es porque, para acusadores y defensores, todo está claro en un informe que señala directamente a Jamal Ahmidan como el gestor financiero del atentado a través de actividades delictivas, tales como el tráfico de drogas, la venta de vehículos robados y la falsificación de documentos. Este asunto del dinero del terrorismo islamista es un quebradero de cabeza para las autoridades nacionales y los organismos internacionales, porque tanto discurre por cauces en los que se aprovechan las oportunidades de la globalización como se recurre a los métodos tradicionales como el hawala procedimiento en el que el dinero transita de mano en mano a través de una cadena de personas de confianza. Dice una experta de esta materia, Loretta Napoleoni, que actualmente, la Nueva Economía del Terror es un sistema económico internacional en rápido crecimiento que genera billón y medio de dólares Sin embargo, la lucha contra la financia- ción del terrorismo no ha logrado grandes avances, quizá por su capacidad para camuflarse en operaciones legales y aprovechar tapaderas de pulcra apariencia benefactora. En el otro extremo, el dinero del 11- M, es decir, la delincuencia menor, el trapicheo de hachís, la falsificación de papeles. Los convenios internacionales y la cooperación entre Estados para dejar a Al Qaida sin fondos son, a veces, cañones empeñados en matar moscas, como eran los chanchullos de Jamal Ahmidan, quien no tenía ni una cuenta corriente. Negocios de chorizos, sí, pero suficientes para pagar un atentado como el del 11 de marzo.