Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 21- -5- -2007 Primera división s Trigésima quinta jornada DEPORTES 87 Así jugó el Recreativo Laquait: regular. Merino: mal. Beto: regular. Pablo Amo: regular. Poli: mal. Cazorla: regular. Barber: mal. Vázquez: regular. Juanma: mal. Sinama: regular. Rosu: mal. Uche: notable. Javi Guerrero: regular. Aitor: regular. El técnico: Marcelino: bien. Tácticamente el equipo desplegó el mismo sistema de siempre, pero con poco acierto defensiva y ofensivamente. La presión no hizo efecto y casi no tuvo el balón en su poder. Lo mejor: el arreón final, que a punto estuvo de darle un punto. Lo peor: la consistencia defensiva. EL PENÚLTIMO SERVICIO DE ROBERTO CARLOS El lateral marcó su gol número 46 con el Madrid y mantiene a su equipo en el liderato cuando ya lo daba por perdido frente al Recreativo. Llega este tanto cuando el 3 no pasaba por su mejor momento JULIÁN ÁVILA MADRID. Últimamente Roberto Carlos sólo sentía el calor de su entorno y la indiferencia del club. Pero contaba con la confianza de Fabio Capello. Su más que presumible marcha a final de temporada le había situado en un escenario bastante incómodo, hasta el punto que en las altas esferas le veían desenchufado del proyecto. Este mensaje se filtró en la prensa desde que el brasileño se despistó en Múnich y abrió la puerta del Bayern a los cuartos de final de la Champions En ese momento clave de la temporada Roberto se sintió desnudo y desamparado. Su teléfono no recibió ninguna llamada de calor institucional. Todo lo contrario. Le ningunearon y rescataron un historial pestilente que no ha salido a la luz gracias a la discreción y al sentido común. Visto en el centro de la diana se derrumbó. Me voy. Es el momento dijo entre sollozos a la prensa. Cantó su verdad y alrededor de la letanía se formó un culebrón. Lesiones, reapariciones esporádicas, nueva lesión... hasta el punto de ubicar al mejor lateral izquierdo que ha tenido el Real Madrid en lo más profundo de alguna mazmorra. Pero siempre se ha declarado un tipo con suerte. Con mucha suerte. Hasta en los momentos más duros. Su depresión futbolística coincidió con la remontada del equipo. Pocos se acordaban de él y los que lo hicieron fue para restregarle un mal pase o un mal control, como sucedió en la primera parte frente al Español. Fue pitado con impunidad y acalló a la crítica porque dio el pase en el primer gol de Van Nistelrooy. Anoche salvó a su equipo. Hizo su penúltimo servicio al Real Madrid y posiblemente fuese el hombre más feliz de la tierra. VESTUARIOS CAPELLO Todavía no veo campeón a mi equipo ABC HUELVA. Otra noche de infarto con final feliz para los madridistas. El pitido final alteró aún más las pulsaciones de los jugadores. Corrieron sin rumbo por el césped para abrazarse con el primer compañero o miembro de la expedición. Ya se sabe que en época de bonanza de resultados se hace más fácil el trabajo de los periodistas a pie de campo. Ayer habló hasta El Tato antes de entrar al vestuario. Hemos hecho un partido muy completo. En dos despistes nos complicaron el partido, pero al final supimos resolver una situación adversa comentó Guti, que había sustituido a un entonado Robinho. Van Nistelrooy no encontraba una explicación sencilla a los últimos veinte minutos. ¡Madre mía! ¡Qué sufrimiento! Dominamos durante sesenta y cinco minutos y todo se complicó con el penalti. Estaba perdida la Liga hasta que apareció Roberto Carlos concluyó el delantero. Roberto estaba eufórico. Lo primero que hizo después del manoseo fue activar el teléfono y llamar a sus padres. Ellos están sufriendo mucho porque llevaba un tiempo sin jugar. Estamos pasando un momento dulce y agradezco el abrazo de los compañeros. Su cariño ha sido importante. Lo hemos pasado muy mal con tanta crítica y porque somos una piña lo hemos sacado adelante Fabio Capello acabó sin voz. Ronco de tanto gritar a sus jugadores. Se cabreó con el penalti y montó en cólera con el empate de Uche, en una jugada a balón parado. Luego respiró. Compareció acompañado por una sonrisa fácil. Todavía no veo campeón a este equipo. Estoy muy contento porque este era un partido muy importante para nosotros. El Madrid ha sido mejor. Hemos hecho un buen partido y pudimos ganar antes. Pero el equipo se relajó y regalamos los dos goles. Tuvimos una buena reacción y el ejemplo está en la carrera de más de ochenta metros de Roberto Carlos Así jugo el Real Madrid Casillas: bien. Torres: bien. Sergio Ramos: notable. Cannavaro: bien. Roberto Carlos: notable. Beckham: muy bien. Gago: bien. Diarra: notable. Robinho: notable. Raúl: bien. Van Nistelrooy: bien. Guti: bien. Higuaín: bien. El técnico: Capello: bien. Un partido tranquilo se le complicó de mala manera, pero otra vez los cambios le resultaron milagrosos. El equipo jugó bastante mejor que en otros partidos. Lo mejor: el juego por las bandas y los centros de Beckham. Lo peor: tuvo oportunidades para resolver anrtes. Despistes atrás. hasta entonces. Se fue arriba. Y a la salida de un córner Uche remató a placer sin dar las gracias por las facilidades otorgadas. A los madridistas se les hizo de noche. Capello tiró de Higuaín por no salir él mismo a jugar. Y como está en racha, el argentino fue quien hizo la jugada del milagro. Gago enmendó su error con un pase imposible a Roberto Carlos y éste, que no había subido en todo el partido, estaba en la boca de gol para marcar el tanto que puede ganar una Liga. Otra vez con el tiempo cumplido. Otra vez gracias a su fe... y a su buena fortuna. Que todo hay que decirlo. En medio de la tormenta Jesús Vázquez y Raúl en un salto de cabeza AFP