Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
86 DEPORTES Primera división s Trigésima quinta jornada LUNES 21 s 5 s 2007 ABC Roberto Carlos celebra su tanto, que daba la victoria al Real Madrid y le mantenía en el primer puesto de la Liga EFE A lomos de una fe imparable El Real Madrid ganó en Huelva en el tiempo de prolongación después de jugar bien, haber ido ganando (0- 2) y dejarse empatar en el último cuarto de hora ENRIQUE ORTEGO A lomos de su estado de ánimo, subido en su peligrosa y desmedida confianza en sí mismo para remontar las situaciones más complicadas, el Real Madrid cabalga hacia el título de Liga de la única forma que parece conocer: sufriendo hasta el último suspiro. En Huelva volvió a recurrir a la épica para llevarse en el tiempo de prolongación un partido que tuvo ganado y bien ganado durante una hora larga. Un momento de relajación, el error de pensar que tenía los tres puntos asegurados, a punto estuvo de costarle la Liga. Lo vivido ayer en Huelva es digno de una novela de suspense. Imposible pensar que el Real Madrid se podía complicar la vida y pasar en el cuarto de hora final del 0- 2 al 2- 2. Como imposible era sospechar que el Recreativo podía empatar un partido en el que apenas entró, en el que estuvo siempre a remolque sencillamente porque los de Capello fueron mejores desde que se adelantaron en el marcador en el minuto nueve. E increíble que llegara ese tercer postrero tanto. Hasta ese penalti de Gago que supuso el primer tanto onubense, el Madrid desplegó ayer una de sus actuaciones más completas de la temporada. Por una vez controló el partido, lo manejó a su antojo. No cedió la iniciativa al rival y hasta la jugada mencionada estaba dejando huella de una superioridad y una solvencia futbolística a la que no nos tiene acostumbrados. A Capello nunca le gustó Beckham. Por eso cometió la imprudencia de decir públicamente que no jugaría más en el Madrid cuando anunció su fichaje por Los Ángeles Galaxi. El técnico italiano debería dar el mejor uso posible al dicho de que es de bien nacidos ser agradecidos y reconocer al inglés públicamente y en privado todo lo que está haciendo por el equipo, y de paso por él, en los últimos partidos. Ayer Beckham volvió a ser el hombre del partido. Aprovechó que su teórico marcador, Poli, le concedió unos inconcebibles metros para amartillar desde su banda al equipo onubense. Hasta cuatro balones de gol colocó en los primeros 45 minutos desde ese costado en el que se recuesta para sacar sus medidos centros con todas las partes de Recreativo Real Madrid 2 3 Recreativo (4- 4- 2) Laquait; Merino, Beto, Pablo Amo, Poli; Juanma (Aitor, m. 68) Barber, Vázquez, Cazorla; Sinama (Javi Guerrro, m. 52) y Rosu (Uche, m. 46) R. Madrid (4- 4- 2) Casillas; Torres, Cannavaro, Ramos, Roberto Carlos; Beckham, Gago, Diarra, Robinho (Guti, m. 77) Raúl (Higuaín, m. 87) y Van Nistelrooy. Árbitro: Mejuto González. Amarilla a Cannavaro y Laquait. Goles: 0- 1. m: 9: Robinho. 0- 2. m. 52: Van Nistelrooy, de penalti. 1- 2. m. 73: Vázquez, de penalti. 2- 2. m. 85: Uche. 2- 3. m. 90: Roberto Carlos. su pie derecho. El primero fue gol. Cabezazo de Robinho. Y otros dos no lo fueron porque Gago no estuvo presto en el remate de cabeza. El tempranero gol del brasi- LO MEJOR La emoción de una Liga loca Otra victoria en el último instante. El Real Madrid parece abonado a los triunfos in extremis. La igualdad del campeonato es tremenda y la victoria siempre está abierta a todos los equipos. LO PEOR La UEFA se le va al Recreativo Después de su gran temporada, el equipo de Marcelino se va a a quedar a las puertas de la competición europea. La derrota de ayer complica sus posibilidades. Atrás aprietan. leño asentó al Madrid y anestesió al Recreativo. Con Gago por Emerson, el equipo tiene mejor salida del balón. Se entendieron, además, bien el argentino y Diarra, y colocados alternativamente uno por delante del otro, nunca en la misma línea, se adueñaron de la zona central y se descolgaron, incluso, con peligro. Además, Beckham y Robinho también utilizaron con inteligencia las bandas y crearon constante peligro. Antes de que los locales pudieran levantar la cabeza el Madrid parecía dispuesto a no correr riesgos. Sergio Ramos tuvo el 0- 2 en un sutil remate en el área pequeña y dos minutos después un fenomenal pase de Raúl encontró a Robinho y a un desesperado Laquait se lo llevó por delante. Penalti. Van Nistelrooy no falló. Pareció acabarse el partido. Lo durmió el Madrid y el Recreativo no daba señales de vida. Pero una jugada aislada, un error de Gago, propició un penalti que Jesús Vázquez transformó con un cuarto de hora por delante. El enfado de Capello fue monumental y metió a Guti para reforzar la zona ancha. El Recreativo comenzó a hacer lo que no había hecho